El salario mínimo viola la Constitución al no alcanzar para la canasta básica, acusan

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los 73 pesos con cuatro centavos que la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) estableció como salario mínimo para 2016 apenas alcanzan para comprar el 83% de la canasta básica por persona del año pasado –con base a la cual se definió el nivel de pobreza–, con lo que la institución violó la Constitución mexicana, denunció hoy el colectivo Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

De acuerdo con el colectivo, alrededor de 7 millones de mexicanos –equivalentes al 14% de la fuerza laboral– perciben un salario mínimo o incluso menos de un salario mínimo y más de la cuarta parte de ellos son los únicos perceptores de ingresos de sus hogares.
Prácticamente la mitad de ellos viven en el estado de México, Chiapas, Veracruz, Puebla, el Distrito Federal y Oaxaca.

Según información del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en el pasado mes de diciembre la llamada línea de bienestar se elevó a 55 pesos con 70 centavos por persona en el campo y 86 pesos con 41 centavos en las ciudades.

En la ciudad, esta línea de bienestar incluyó un gasto diario y por persona de 43 pesos con 84 centavos en alimentación, 7 pesos en transporte público, 8.64 pesos en “educación, cultura y recreación”, 6 pesos en “vivienda y servicios de conservación”, 4 pesos en “cuidados personales” o 5.58 pesos para “cuidados de salud”, entre otros.

En el campo, la línea de bienestar por persona estableció un gasto diario de 31 pesos con 27 centavos en alimentación, 4.35 pesos en transporte público, 3 pesos en “educación, cultura y recreación”, 3.80 pesos en “cuidados de la salud” y otros 2.58 pesos en “cuidados personales”, entre otros.

Este salario mínimo de miseria alimenta la desigualdad en México, sostuvo el colectivo, al recordar que la parte de los salarios en el ingreso nacional se desmoronó entre 1978 y 2012, al pasar de 40% a 28%.

El conjunto de organizaciones recordó que la Constitución mexicana, en su artículo 123, plantea que “los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural, y para proveer la educación obligatoria de los hijos”.

El colectivo exigió a la Conasami “rendir cuentas de sus decisiones de cara a la sociedad”.

Basilio González Nuñez preside la Conasami desde hace 25 años –atravesó los sexenios de los últimos cinco presidentes– y percibe ahora 119 mil 579 pesos mensuales del erario público, según los datos actualizados del Portal de Obligaciones de Transparencia (POT). Esta suma equivale a 3 mil 857 pesos diario, o 72 de los salarios mínimos que él estableció.

Comentarios