Admiten queja de El Chapo por malos tratos

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Joaquín El Chapo Guzmán logró que la justicia federal admita a trámite la queja que interpuso la semana pasada en contra del maltrato al que es sometido en el penal del Altiplano desde que fue reaprehendido hace un mes.

El juzgado Décimo Tercero de Distrito de Amparo en Materia Penal en la Ciudad de México acordó admitir el amparo que promovió la defensa de Guzmán, por considerar que hay una consigna para maltratar al más famoso jefe del Cártel de Sinaloa en venganza por haberse escapado dos veces de penales de máxima seguridad.

En su acuerdo, publicado este martes, el juez decidió no abrir incidente de suspensión y en cambio citó a las partes hasta el 27 de marzo a una audiencia constitucional del juicio, abierto con el expediente 109/2016.

De acuerdo con la petición de amparo presentada el jueves 4, hay una consigna del gobierno de Enrique Peña Nieto contra El Chapo Guzmán para acabarlo en prisión, “dejarlo como zombi” o privarlo de la vida con prácticas de tortura que están por debajo de los principios internacionales de reclusión.


No hay otra explicación a las extremas medidas carcelarias en su contra en el penal del Altiplano en el Estado de México impuestas por el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (OADPRS), añadió la defensa.

Despertarlo cada dos horas durante la noche, someterlo a temperaturas bajo cero, cambiarlo constantemente de celda, esposarlo en los traslados para audiencias judiciales o visitas familiares, darle comida que primero es revisada por perros y vigilarlo con policías federales acompañados de caninos entrenados para olfatearlo, además de cascos con cámaras, son algunas de las medidas de las que se queja Guzmán.

“La consiga es dejarlo como zombi, de ahí el trato inhumano”, subrayaron los integrantes de la defensa, quienes en su queja también acusan de omisión a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), donde su esposa Emma Coronel presentó una queja desde los primeros días de la reclusión de Guzmán Loera.

Según el comisionado general del OADPRS, Eduardo Guerrero Durán, El Chapo está vigilado por un grupo de Operaciones Especiales.

En entrevista con Televisa el pasado 28 de enero, el funcionario precisó que el líder del cártel de Sinaloa está recluido en el área de Tratamientos Especiales en un pasillo donde hay 11 celdas con ocho internos.

Añadió que en total son 35 integrantes de los grupos policiales destacados en el penal del Altiplano, pero que casi una tercera parte se ubica en el área donde está El Chapo.

“Tenemos que cuidar que no se haga daño ni que otros le quieran hacer daño”. Por eso, explicó, los perros revisan que su comida no esté envenenada.

Y aseguró que el capo está aislado para que no tenga contacto “con ningún otro objetivo prioritario” interno en el penal.

Guzmán “está deprimido, cansado de estar huyendo, quiere estar tranquilo”, refirió Guerrero Durán sobre los interrogatorios que personalmente le ha hecho al sinaloense.

Comentarios