Indígenas piden a Francisco repudiar la Doctrina del Descubrimiento

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (proceso.com.mx).- A unas horas de que llegue el Papa Francisco a Chiapas, indígenas de Norte, Centro y Sudamérica le pidieron hacer un pronunciamiento público en repudio de la Doctrina del Descubrimiento, una bula del Papa Alejandro VI que justificó la colonización y el despojo de tierras, y que emita una nueva: “la del desagravio”.

Reunidos la semana pasada en San Cristóbal de las Casas, los representantes indígenas de la Comisión Continental Abya Yala (América) enviaron una misiva al pontífice no como un jerarca religioso, sino como jefe del Estado Vaticano en la que le señalan que el perdón o disculpa pública que hizo en Santa Cruz, Bolivia en julio del 2015 “no es suficiente, si no hay justicia, reparación y garantías de reconocimiento internacional de nuestro derecho a la libre determinación como pueblos originarios”.

Los indígenas americanos señalaron que esta es la tercera vez que emiten este comunicado diplomático dirigido al Estado vaticano, pues en el 2014, en el marco del Foro Permanente sobre Cuestiones Indígenas de la ONU, se entregó directamente a su representante el nuncio papal esta solicitud de audiencia.

Indicaron que sus exigencias obedecen a los mandatos de sus pueblos originarios, cuyas demandas fueron deliberadas en el marco de la Asamblea Plenaria de la V Cumbre Continental de los Pueblos y Nacionalidades Indígenas del Abya Yala, con la participación de más de ocho mil personas, reunidos en La María Piendamó, Cauca, Colombia en noviembre de 2013 y ratificada por la Comisión Continental Abya Yala en Filadelfia el 23 de septiembre de 2014 y posteriormente en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, el 9 y 10 de febrero de 2016.


“Desde el espíritu de la Libre Determinación de los Pueblos Indígenas, iguales en dignidad y derechos a los otros pueblos, hacemos un llamado a su Santidad Francisco para que se comprometa a asumir las responsabilidades y consecuencias de los asuntos que aquí presentamos y que directamente le incumben a la Iglesia católica romana. Con la intención de avanzar deliberadamente hacia el fin de la era del colonialismo, hacia la descolonización, con el mandato ancestral de superar el esquema de dominación que ha sido normalizado y justificado por la Doctrina del Descubrimiento hace más de 523 años en este continente de Abya Yala”, señala la carta.

“Demandamos una cita de manera urgente en el Vaticano con su santidad Francisco para un diálogo directo con la Comisión Continental Abya Yala, para hacerle conocer nuestras preocupaciones y propuestas por las violaciones persistentes a los derechos humanos, individuales y colectivos, territoriales y autonómicos”, agregan.

En la carta explican que los pueblos originarios, como guardianes de la madre tierra, desean dejar herencia a las futuras generaciones un mundo sano, sin contaminación, para que la vida de la madre tierra con sus hijos sea un mundo con una vida más prolongada.

Celebraron el discurso del Papa Francisco a favor de la madre tierra y contra la depredación de las selvas y bosques.

Sin embargo, se dijeron preocupados por las vigencia de la Bula Inter Caetera emitida por el Papa Alejandro VI en 1493 y que continúa siendo el fundamento del derecho internacional y nacional.

“Los pueblos indígenas manifestamos nuestra preocupación por la permanencia del espíritu de las bulas papales alejandrinas como marco de relación de su santidad con los pueblos indígenas”, dice la carta diplomática.

Es por eso que lo conminaron a asumir el desmantelamiento de la doctrina del descubrimiento para lograr resultados concretos orientados hacia la protección de sus territorios y la madre tierra, en el camino de los planes de vida de los pueblos originarios y el buen vivir de la humanidad.

En la carta fustigan al Papa Francisco por la beatificación que realizó en septiembre del 2015 de Junípero Serra, en Washington, DC.

Esto es considerado por los indígenas como un atentado a la dignidad de estos pueblos originarios, pues culpan a este misionero por el genocidio de los pueblos originarios en California.

“Consideramos inapropiado de parte de su santidad esta beatificación ya que no es ético ni moral santificar un genocidio. Por lo que le hacemos un llamado para proceder a la revocación de esta beatificación”, añaden.

Indican que en el discurso de la revisión de las historias y de los conflictos y las violaciones criminales actuales de los derechos humanos de los pueblos indígenas que se encuentran en la base del genocidio que naturaliza y oficializa la persecución política, ideológica, impunidad y despojo territorial de nuestros pueblos originarios disfrazada de “sistemas legales” bajo el manto de la Doctrina del Descubrimiento.

Según los indígenas que se concentraron en San Cristóbal de las Casas, los estados nacionales han tomado la bula de 1493 del Papa Alejandro VI como base para elaborar el concepto jurídico de “propiedad originaria de la nación”, bajo la cual asumen la entrega de los territorios de los pueblos indígenas a las empresas nacionales e internacionales de extracción, mineras y del neoextractivismo en general.

Con esto asumen la prerrogativa de realizar convenios y tratados internacionales, sin consentimiento previo, libre e informado y de buena fe, tales como el Tratado de Libre Comercio; el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), las “zonas económicas especiales”, ALCA, Plan Puebla Panamá, IRSA, mercado global del carbono REDDS+, ocasionando desposesión a los pueblos indígenas y afectación directa e irreparable a la madre tierra.

Comentarios