Cuñado de Salinas, detrás de proyecto depredador en La Paz

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La mañana del pasado 2 de febrero, pescadores de la Sociedad Cooperativa de Producción Pesquera Punta Lobos mantenían bloqueado el camino que sale del Ejido Todos Santos, en el municipio de La Paz, Baja California Sur, y desemboca hacia la playa Punta Lobos, donde se desarrollan obras del proyecto urbano-turístico “Tres Santos”.

A las 9 de la mañana, granaderos desalojaron con violencia a los 50 pescadores, así como a 40 familiares y una veintena de residentes solidarios que los acompañaban.

En entrevista con Apro, el abogado Miguel Ornelas recuerda que los granaderos bloquearon el acceso a la playa. Únicamente vio pasar algunas ambulancias, pues un joven resultó herido del codo y un señor se desmayó. A la una y media de la tarde se pudo detener el operativo con un amparo obtenido de emergencia en La Paz.

Los pescadores de la cooperativa se quejan de la obra; sostienen que ésta no respeta las normas de la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat) –que prohíbe la construcción de edificios a menos de 20 metros de la pleamar más alta registrada–, y afecta los humedales y ecosistemas costeros.

En septiembre se acumularon los efectos del mar de fondo con la temporada de lluvias y las olas chocaron contra el muro rompeolas, lo que aceleró la erosión de la playa, esparció grandes piedras en las orillas del mar –contra las cuales chocaron y se dañaron sus embarcaciones– e incluso les impidió lanzar sus lanchas al agua.

Ante la falta de respuesta de la empresa, en octubre los pescadores instalaron un plantón y cerraron el acceso a la obra para los trabajadores.

Además, elaboraron un pliego petitorio de ocho puntos en el que exigían a la empresa Tres Santos, filial de Mira Companies, la cual, a su vez, tiene vínculos con Jerónimo Marcos Gerard Rivero, cuñado del expresidente Carlos Salinas de Gortari–, que modificara su obra para respetar su área de trabajo.

El 30 de ese mes, la empresa se comprometió a llevar a cabo una reunión pública en los días siguientes; esta promesa quedó letra muerta.

A raíz del desalojo y del amparo promovido el 2 de febrero, los pescadores inconformes sostuvieron el jueves pasado un primer encuentro con la empresa, a la que asistieron funcionarios del gobierno estatal.

La conexión Salinas

A partir de fondos de inversión multimillonarios, la empresa Mira Companies compra vastas superficies de terrenos baldíos sobre las cuales erige sus “comunidades”, verdaderas ciudades en miniatura que incluyen condominios de lujo, centros comerciales, oficinas, hoteles, así como infraestructura y servicios, convirtiéndolas en zonas de alta plusvalía.

En Todos Santos, la empresa compró 435 hectáreas con un acceso al mar a la altura de la playa Punta Lobos. En su Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) consigna que planea construir 4 mil 472 viviendas y departamentos en condominios, dos hoteles, espacios para comercios y restaurantes; así como una planta de desalinización.

La Mira Companies es una de las filiales mexicanas de Black Creek Group, un fondo de inversión inmobiliaria implantado en Denver, Colorado, que financia proyectos inmobiliarios en Estados Unidos y México.

En México, el grupo estadunidense tiene un aliado poderoso: Jerónimo Marcos Gerard Rivero, hermano de Ana Paula Gerard Rivero –la esposa de Carlos Salinas de Gortari–, quien preside Mexico Retail Properties (MRP) e Infraestructura Institucional (I2), dos de las filiales de Black Creek Group en el país, según el portal financiero Bloomberg.

John A. Blumberg, uno de los tres fundadores de Black Creek Group, co-creó MRP con Gerard Rivero en 2003. En una década, el fondo de inversión se convirtió en un gigante inmobiliario: a finales de 2013, el fideicomiso Fibra Uno adquirió portafolios de 49 propiedades que pertenecían a MRP por 23 mil 155 millones de pesos, en lo que se consideró “la mayor transacción inmobiliaria de México”.

En 2009 Black Creek Group lanzó Infraestructura Institucional (I2) cuyo director y co-fundador es el mismo Gerard Rivero, el cuñado de Salinas.

El reportero Arturo Rodríguez documentó en Proceso que I2 inyectó fondos a proyectos de obra federal concesionados a empresas de Juan Armando Hinojosa Cantú, el constructor y financiero de la Casa Blanca de Las Lomas, en la que residía la pareja presidencial.

Previo a iniciar el proyecto de Tres Santos, Mira Companies erigió “comunidades” de lujo en Nuevo León, en el proyecto Nuevo Sur Monterrey –por el que gastó 17 mil millones de pesos–, así como en Quintana Roo, con Puerto Cancún, ubicado a menos de un kilómetro del polémico Malecón Tajamar.

Desarrollo turístico

Tres Santos tiene sus orígenes raíces en el Programa Subregional de Desarrollo de Todos Santos-El Pescadero y las Playitas que emitió el municipio de La Paz en 2007, para detonar la economía de la costa Pacífico en “un marco de sustentabilidad”. Preveía la construcción de corredores turísticos y comerciales en la zona sin perder el “carácter e imagen propia”.

Debido a su ubicación y sus atractivos locales, las guías de viajero nacionales y extranjeros destacan a Todos Santos como una etapa que los turistas de visita en Baja California Sur no pueden evitar. En enero pasado, el New York Times lo incluyó en su selección de 52 lugares que visitar este año.

En 2006, la Secretaría de Turismo (Sectur) otorgó a Todos Santos –en el que residen 5 mil 148 personas, parte de ellos son extranjeros– la apelación de Pueblo Mágico. Según los datos de Sectur, el 63% de los turistas que pasan por Todos Santos son extranjeros, y gastan ahí entre mil y dos mil dólares durante su estancia, que dura 3.5 días en promedio.

En un primer tiempo, el Ejido Todos Santos promovió un amparo contra el programa de desarrollo urbano-turístico, y no fue sino hasta mayo de 2012 que el Ayuntamiento de La Paz lo aprobó formalmente.

En diciembre de 2013 la delegación de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) aceptó el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) de Desarrollo Integral Playa Santos, Todos Santos BCS, que era entonces el nombre del proyecto que promovía la Mira Companies.

Meses después, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) se percató que el documento que la empresa entregó a la Semarnat plagiaba páginas enteras del proyecto de desarrollo turístico “Punta Brava”, promovido por el golfista Tiger Woods en Ensenada, Baja California. El reclamo no procedió, pues la fecha límite para impugnar había vencido. Las obras arrancaron en verano de 2014.

El proyecto provocó molestias en Todos Santos, donde se abrieron varios frentes de rechazo, ya sea por las consecuencias ambientales y sociales de un proyecto de tales dimensiones –a mediano plazo duplicará la población de la localidad–; por el temor que se agotaran los escasos recursos acuíferos de la zona; o por el muro de contención del hotel ubicado en la playa.

En Todos Santos existen dos cooperativas de pescadores, la de Todos Santos y la Sociedad Cooperativa de Producción Pesquera Punta Lobos. Si bien la primera aceptó el proyecto desde un inicio, los 74 pescadores de Punta Lobos se quejaron de las afectaciones que generaba el muro e instalaron el plantón.

El pasado 22 de enero, los cuatro integrantes de la mesa directiva de la cooperativa inconforme tenían que entregar un informe de rendición de cuentas. Como no lo hicieron y además ya no acudían al plantón, los demás 70 integrantes de la cooperativa les suspendieron de sus funciones.

El día siguiente a la suspensión, los medios locales exhibieron un “acuerdo de colaboración” que supuestamente firmaron los representantes de las dos cooperativas pesqueras de Todos Santos y la empresa el 21 de enero anterior. En el documento, aparentemente firmado ante notario público, aparecen funcionarios del estado como testigos.

Este documento fue utilizado por la empresa y el gobierno de Baja California Sur para desalojar el plantón.

Lucha por el agua

De acuerdo con los residentes, la Mira Companies se comprometió desde un inicio a no tomar una sola gota de agua del sistema municipal, pues los habitantes ya sufren de la escasez del líquido.

Sin embargo, a finales de octubre pasado los residentes se dieron cuenta que la empresa bombeaba grandes cantidades de agua, que almacena en un tinaco de gran tamaño. La empresa, a través de la arquitecta Beatriz Ledesma, respondió que el municipio le había otorgado 72 tomas domiciliarias de agua de la red municipal y añadió que los domicilios no habían abierto.

“Por lo anterior, la situación de escasez que está viviendo ahorita, no está atribuible a Tres Santos”, aseveró, al reconocer de inmediato: “Hemos bombeado para probar la línea de la infraestructura y el agua que requiere la obra para construir”.

Apenas dos semanas después, el pasado 13 de noviembre, Héctor García González, director general del Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (Oomsapas) reveló, en entrevista con canales locales de televisión, que si bien la empresa se conectó al sistema de aguas municipales, hasta esa fecha no tenía ni contrato ni medidor para extraer líquido.

García González también explicó que la empresa firmó un convenio con el municipio de La Paz para subsanar una deuda de un millón 800 mil pesos a cambio de un permiso de extracción de agua.

Ricardo Madrazo, residente de Todos Santos, explicó a Apro que las interrupciones en el abasto de agua coincidieron con el bombeo por parte de la empresa. “Dicen los vecinos que todos los días entre las 6 y 7 de la tarde se prende la bomba y bombea toda la noche”, sostuvo, al añadir: “Hay colonias que no tienen agua”.

El descontento creció entre los residentes cuando la empresa utilizó un permiso de 1981 para destruir un sistema de humedales, en el cual vivían 380 individuos de mangle dulce Maytenus phylantoides, que la normatividad mexicana no considera como manglar.

En enero pasado se llevó a cabo el festival de música de Todos Santos. Durante el evento, Peter Buck, ex guitarrista del grupo REM y residente del pueblo, repudió el proyecto y arremetió contra los políticos mexicanos “corruptos” que lo autorizaron. El 23 de este mes, cerca de 200 residentes aprovecharon del último día del festival y marcharon contra Tres Santos.

Esta movilización desató una cacería contra los opositores al proyecto. El 27 de enero, Fabricio González Rodríguez –director estatal de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex)– llamó a castigar con “todo el peso de la ley” a los extranjeros que participaron a la manifestación. Quería aplicarles el artículo 33 constitucional que prohíbe a los no mexicanos involucrarse en asuntos políticos.

Ese día, dos policías municipales acudieron a la casa de Ricardo Madrazo para advertirle que la empresa FRBC Dos Santos S de RL de CV –una de las razones sociales de Mira Companies en Todos Santos– había interpuesto una denuncia en su contra y la de Jamie Sechrist –su novia– por “despojo” e “invasión”.

Esta denuncia estaba fechada del 15 de diciembre, o sea 43 días antes.

En ella figuran también John Moreno, apoderado legal de los pescadores inconformes, la documentalista Lisa Jackson, así como Jesús Cota y el abogado Guillermo Traslinia, señaló Madrazo.

El 28 de enero, funcionarios del gobierno de Baja California Sur respaldaron la denuncia de González y, con el apoyo de ciertos medios locales, lanzaron acusaciones directas contra los extranjeros.

Al día siguiente, agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) acudieron a la casa de Buck, que encontraron vacía. Ante las amenazas, tanto el músico como Sechrist salieron del país.

“Cállate y colabora”

Cuando los pescadores iniciaron el plantón, Ricardo Madrazo solicitó una entrevista con representantes de la Mira Companies, a la que pedía acudir con un pescador. Tras un intercambio de correos, le citaron para el 20 de octubre, en sus oficinas.

Ese día, la empresa no respondió a Madrazo, quien imaginó que la cita había sido cancelada. En el último minuto le advirtieron que Francisco Javier Barrios Torres, director general de la empresa, lo iba a recibir. El pescador no pudo llegar y Madrazo se presentó sólo.

Durante más de una hora, Barrios desplegó sus argumentos con el acento y los modismos de la clase acomodada chilanga, puntuando sus frases con tecnicismos en inglés. Barrios no sabía que Madrazo había prendido la grabadora de su celular, y proporcionó el audio de la plática a Apro.

Así, según Barrios los incentivos al turismo en Baja California Sur llevarán de manera mecánica a un disparo poblacional en el corredor turístico entre La Paz y Los Cabos, en un fenómeno similar al que ocurrió en Playa del Carmen.

“Con esta presión va crecer, cabrón, estemos o no estemos”, aseveró, al añadir que en Todos Santos “forzosamente el resultado va a ser mucho mejor de lo que pasó en Playa del Carmen o en Los Cabos, porque tienes un terrateniente suficientemente interesado en que la zona evolucione bien”.

También sostuvo que la empresa no tiene nada en contra de los pescadores, sino al contrario los considera como un argumento de mercadotecnia, pues “todo el mundo está buscando autenticidad”. “¿Sabes lo auténtico que es ver a dos pescadores por la mañana lanzar sus lanchas al agua? No mames, es una experiencia que se queda por toda la vida”, aseveró.

“Ahorita están en nuestras instalaciones, les estamos dejando que se metan en nuestra propiedad. ¿Cómo le corto el camino a los pescadores, si les abro un pinche espacio público? Tú dime cuántas comunidades existen en el país que abran una cicatriz en medio de su propiedad para el beneficio público. Yo te pregunto. ¿Cuántas? Ni una, cabrón”, añadió.

Al preguntarle sobre el manejo del agua, Barrios aseveró que “Son 60 tomas (sic) del municipio, que son ni madres de agua. Es algo, pero vamos: lejos de perjudicar, el municipio y el sistema de agua municipal necesitan recursos. (A los operadores del sistema de agua) les pregunte cincuenta veces ¿Tienes agua o no tienes agua cabrón? No tienen ni puta idea”.

A los críticos, Barrios declaró: “Yo les digo a estos hijos de la chingada, a ver: ¿Pagas agua? ¿Pagas drenaje? ¿Pagaste una licencia de construcción? ¿Tienes terminación de obra? ¿Pagas prediales? Entonces cállate cabrón, cállate, acércate, escucha y colabora”.

Respecto al muro, el director de la Mira Companies explicó que la elevación del nivel del agua es un fenómeno anormal, consecuencia de la actividad de “El Niño”, y resaltó que la obra respectó todas las normas del país.

“Tienes que cumplir con la marea media o un pedo así, la pleamar. De ahí mides ciertos metros verticales. Luego hay otra medida, la lluvia de cien años, la lluvia de mil años. Pones todo en la licuadora, cabrón, y de ahí te dice donde construir tu descarte. Cuando yo la puse dije ‘oye cabrón, ¿Por qué tan lejos del mar?’ Curiosamente, cabrón, porque así es”.

Y añadió: “A mí me rompe la madre que haya gente que desinformadamente perjudique a terceros. Y también me rompe la madre, o sea me duele, porque esta comunidad, cabrón, ya lo validé porque me senté con los ejidatarios, no tiene pedos, cabrón. Sus pinches hijos se van todos de aquí, cabrón. No tienen empleos”.

Cuando Madrazo mencionó la destrucción del manglar, Barrios le cortó la palabra y se puso serio. “No era mangle. Te puedo mostrar las pruebas. ¿Tú crees que nos hubiera dejado destruir el mangle?”, sostuvo, y añadió: “Yo tuve un desarrollo en Cancún. El mangle es la especie más protegida de este país. Tú te vas al bote si tocas mangle”.

Apenas tres meses después de esta entrevista estalló en Cancún el escándalo de Tajamar, a espalda del proyecto de la Mira Companies.

“Era una zona de inundación pero no un mangle”, abundó Barrios. “Un mangle es una especie protegida. No hubiera habido manera de obtener una Manifestación de Impacto Ambiental como la que tuvimos”, aseveró, al insistir: “De hecho vas a ver la embellecida que le vamos a dar a este mierdero, lo estamos empezando a limpiar para que se vea bonito”.

En su página de Internet, la guía de viajeros Lonely Planet plantea: “Como muchas otras partes de Baja California, Todos Santos está cambiando y el desarrollo local está descontrolado. Entonces véngase ahora, antes de que cambie para siempre”.

Comentarios