Académicos e intelectuales piden reinstalar a arquitecta del INAH en Puebla

PUEBLA, Pue. (apro).- Al hacer un reconocimiento a la trayectoria de la arquitecta Sonia Espinosa Martínez como perito del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), académicos e intelectuales de la entidad iniciaron una campaña de recolección de firmas para exigir su reinstalación en esa institución.

Firmado por antropólogos, historiadores, arqueólogos, arquitectos, activistas sociales y artistas, el escrito asegura que el despido de Espinosa Martínez, con 39 años de laborar en el INAH, manda un mensaje intimidatorio para quienes se esfuerzan por la conservación del patrimonio en el país.

“De continuar el INAH con este proceso (de despido de Espinosa), pareciera que desea enviar un mensaje de intimidación hacia los trabajadores que hacen un esfuerzo importante porque esta Institución cumpla de la mejor manera posible con la importante labor que por Ley Federal tiene encomendada: la investigación, conservación y protección del patrimonio cultural del país”.

Espinosa Martínez fue notificada de su despido en enero pasado, cuando sólo faltaba un mes para su jubilación.

Su salida deriva de una campaña de hostigamiento que emprendieron directivos del INAH en su contra, luego de acusarla de haber filtrado a la prensa documentos que revelaban casos de peritos “cachirules” al interior del Instituto.

Los especialistas, encabezados por la antropóloga Ana María Ashwell, también mencionan el caso de otras personas que fueron despedidas luego de más de 12 años de haberse descubierto que falsificaron sus títulos.

“El año próximo pasado el INAH tomó una decisión importante al eliminar de su plantilla de trabajadores de Arquitectura a dos miembros de la Sección de Monumentos Históricos del Centro INAH Puebla, quienes, con base en documentos obtenidos vía IFAI, la sociedad civil comprobó que habían falsificado sus títulos profesionales. También se conoció que desde hace tiempo, por el mismo hecho, el INAH interpuso una demanda al actual coordinador de dicha Sección de Monumentos, proceso legal que al parecer no ha concluido.

“Esta investigación fue realizada ante la preocupación por conocer la trayectoria académica de algunos especialistas del INAH, quienes, sorprendentemente, dieron autorizaciones que más que favorecer la conservación del patrimonio arquitectónico y arqueológico de Puebla, lo han destruido, causando serios daños al paisaje arquitectónico urbano y a los inmuebles históricos de los poblanos, y del patrimonio en general”.

Contrariamente a esta situación, dicen, causó “sorpresa” la decisión “errrónea” de rescindir el contrato a Espinosa Martínez, “quien a diferencia de los dos extrabajadores antes mencionados, tiene estudios de licenciatura y maestría”.

El escrito destaca que la maestra Espinosa ha recibido importantes reconocimientos por su trayectoria de trabajo en el campo de registro de bienes culturales inmuebles, y ha contribuido a documentar a lo largo de su historia laboral las transformaciones y afectaciones de la ciudad de Puebla de forma gráfica y escrita, situación que reportó oportunamente a las autoridades locales y central del INAH.

Menciona, asimismo, que la perito incluso recibió el Premio Puebla Patrimonio de la Humanidad por la defensa y conservación del patrimonio edificado, otorgado por el Colegio de Arquitectos de Puebla AC en 2013.

Con base en ello, los académicos piden que el INAH reconozca la trayectoria laboral de Espinosa y se reconsidere su situación laboral para reinstalarla en la Institución. “Más que estar en una situación de despido, merece el reconocimiento del INAH en donde ha laborado a lo largo de 39 años”, advierten.

Comentarios