Reciben cadáver de familiar desaparecido y aparece vivo dos meses después

CHIHUAHUA, Chih. (apro).- El pasado 25 de diciembre, en plena nochebuena, el señor Miguel Ángel Gomar De Luna, de 74 años, desapareció de un centro de rehabilitación de adicciones ubicado en Ciudad Juárez, la familia lo buscó y se enteraron que un hombre con las mismas características había fallecido en un albergue temporal el 31 de diciembre.

Una de sus hijas, según la Fiscalía del estado, reconoció que era el cuerpo de su padre extraviado y el 13 de enero lo incineraron pero el miércoles pasado recibieron la noticia de que Gomar de Luna había sido hallado deambulando en las calles y que se encontraba en el Hospital General.

Las versiones sobre el equívoco discrepan. La familia denunció ante los medios de comunicación que la Fiscalía Zona Norte les entregó un cuerpo que no era el de Gomar de Luna sin practicarle estudios de ADN pero la autoridad afirma que cuenta con documentos que demuestran que al menos una de las hijas identificó plenamente el cadáver como el de su padre.

Según la familia afirma que sí solicitó los estudios de ADN y consideró que les entregaron un cadáver equivocado “de manera forzada”.


Por su parte, en rueda de prensa, el fiscal de la Zona Norte Enrique Villarreal Macías, dio a conocer que el hombre desapareció el 25 de diciembre de un centro de rehabilitación de adicciones de la avenida Henequén.

Según el fiscal la familia supo de la desaparición el 7 de enero y mostró el reporte de ausencia o extravío. “(La familia interpuso el reporte) manifestando que tuvieron conocimiento de que el 25 de diciembre del año 2015, su señor padre se escapó del albergue y no sabían de su paradero”.

La familia asegura que lo reportaron el 27 de diciembre.

El 31 de diciembre de 2015, personal del Servicio Médico Forense levantó un cadáver de un albergue temporal, ubicado en las calles 20 de Noviembre y Constitución. Le practicaron la autopsia y el resultado fue que falleció de un paro cardiorespiratorio.

Los hijos del señor acudieron con frecuencia a la fiscalía para preguntar por los avances de la búsqueda, dijo el fiscal, hasta que el 12 de enero, un agente del Ministerio Público de la Unidad de Personas Ausentes o Extraviadas, mostró a la familia varias fotografías de personas que no estaban identificadas y que habían fallecido en el lapso de la desaparición.

El funcionario mostró una presentación de Power Point con la declaración de una de las hijas de Gomar De Luna, en la que reconoció que recibieron el cuerpo de su papá:

“El día de ayer y hoy fuimos a Semefo y vimos fotografías del cadáver y lo reconocimos plenamente como el cuerpo sin vida de mi papá, es por eso que vengo a decir que ya no es necesario que se continúe con su búsqueda. Ahora vamos a hacer los trámites para que nos entreguen el cuerpo y darle cristiana sepultura”, dice la declaración mostrada por el fiscal.

“La señora Lucero Gomar Ramos reconoce plenamente que identificó el cuerpo de su señor padre”, agregó.
El 13 de enero del presente año, la hija del Miguel Ángel Gomar, dio de baja el reporte de ausencia, luego de la comparecencia ante el Ministerio Público.

Sin embargo el 23 de febrero la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) municipal recibió una llamada al centro de emergencia para reportar a un hombre que deambulaba por la colonia Chamizal.

Al lugar acudieron agentes municipales y localizaron al hombre indigente. Debido a que era reincidente, se comunicaron con los familiares porque tenían registrados sus datos y recibieron la noticia de que Miguel Ángel Gomar, está vivo.

Luego de ponerlo a disposición del área de trabajo social, las autoridades lo llevaron al hospital General, donde se encuentra a la fecha.

Miguel Ángel Gomar es originario de Coahuila, por lo que tendrá que hacer los trámites necesarios para demostrar que está vivo, mientras que hasta ahora se desconoce de quién son los restos que su familia incineró.

Villarreal Macías justificó que no practicaron pruebas de ADN al cadáver el pasado 12 de enero porque actuaron de buena fe cuando la familia lo reconoció plenamente como Migual Ángel Gomar de Luna y porque sólo realizan estudios de genética forense cuando se trata de cadáveres irreconocibles, en estado de descomposición, calcinados, desfigurados por arma de fuego, restos óseos y cuando la familia tiene dudas.

Comentarios