La justicia burlada por “El Chapo”

Entre marzo de 1994 y el 1 de agosto de 1997, Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, fue sentenciado en tres ocasiones. En todas resultó absuelto, según los registros judiciales. Las demás querellas en su contra, una veintena, han sido infructuosas, pues los abogados del capo sinaloense las han nulificado. Peor aún, las promesas de Jesús Murillo Karam –quien en julio de 2014 dijo que Guzmán Loera sería juzgado y sentenciado por narcotráfico para, después de cumplir su condena, extraditarlo a Estados Unidos– tampoco han prosperado.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Pese a las acusaciones en su contra desde hace más de 20 años, Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, El Chapo, no ha recibido hasta ahora ni una sola sentencia condenatoria por narcotráfico.

Es más, ha sido absuelto o amparado en una veintena de casos relacionados con homicidios, producción y tráfico de mariguana y cocaína, delitos contra la salud o portación de arma reservada a las fuerzas armadas.

Ni la Procuraduría General de la República (PGR) ni la justicia federal lo han acreditado como uno de los principales jefes de la delincuencia organizada en México, pese a que durante años fue buscado como el narcotraficante más importante del mundo.

Su historia judicial es larga. Se inició a principios de los noventa. Y aun cuando ha sido señalado como jefe de una organización delictiva transnacional, sólo tiene tres sentencias condenatorias por asociación delictuosa, no por narcotráfico. Todas datan de sus inicios en el mando del Cártel de Sinaloa; la más firme fue la del 1 de agosto de 1997, hace 19 años.

Además de esas tres condenas, los registros judiciales de Guzmán, obtenidos por Proceso, refieren 20 acusaciones penales en las que ha sido absuelto y 12 más que enfrentaba al momento de ser capturado por primera vez en el gobierno de Enrique Peña Nieto, en febrero de 2014. Consultado por esta revista, el abogado coordinador de su defensa, José Refugio Rodríguez Núñez, asegura que actualmente hay diez procesos penales abiertos contra El Chapo, además de los dos de extradición.

Desde el gobierno de Carlos Salinas, el capo sinaloense ha sido acusado por la PGR, pero desde entonces ha sorteado en los tribunales los principales cargos en su contra.

Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2052, ya en circulación

Comentarios