Otra de Alfredo Castillo: Pretende imponer presidente en la Federación de Tenis

El tenis es el deporte bienamado de Alfredo Castillo, director de la Conade. Y se nota. Hay evidencias de su intrusión en el proceso sucesorio de la Federación Mexicana de Tenis, pese a que el año pasado se comprometió a no intervenir en las federaciones deportivas. Como sea, su mayor protegido, Ricardo Langre, compite por la dirección de la FMT. No es la única irregularidad: Por ley y debido a que es un funcionario público, Langre está impedido de participar en la contienda, además de que está inscrito como aspirante a segundo vicepresidente; pero en sus redes sociales se promueve como candidato a la presidencia de dicha asociación.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- En la disputa por el control de la Federación Mexicana de Tenis (FMT) destaca un funcionario público de la Conade, Ricardo Langre Castellanos, quien ya canta su victoria en las redes sociales. Pero por su condición de servidor público, no cumple con los requisitos de ley para dirigir esa asociación entre 2016 y 2020.

Aun así emprendió el proselitismo en Twitter y Facebook con el lema: “Ricardo Langre, presidente de la FMT”, si bien se registró en la planilla encabezada por Armando Vega Bloch –titular de la Asociación de Tenis del Distrito Federal– como segundo vicepresidente.

Aunque sigue sin existir el Consejo de Vigilancia Electoral Deportiva, que de acuerdo con la Ley General de Cultura Física y Deporte debe ser el órgano responsable de regular los procesos electorales de las federaciones deportivas, de todos modos el martes 15 se votará para sustituir a Gastón Villegas Serralta, quien ha permanecido ocho años al frente del organismo y cuya gestión no ha estado exenta de duros señalamientos.

Langre es el gallo del director de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Alfredo Castillo. Lo anterior puede constituir una injerencia gubernamental, porque desde su privilegiada posición el excomisionado federal para la Seguridad en Michoacán impulsa a uno de sus servidores públicos.

En el acuerdo que Castillo firmó el 11 de diciembre pasado con el presidente del Comité Olímpico Mexicano (COM), Carlos Padilla, el responsable de la Conade reconoció la autonomía de las federaciones y se comprometió a no interferir más en las mismas.

El artículo 8 de la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, además, establece que todo servidor público tendrá las siguientes obligaciones: “Inciso I: cumplir el servicio que le sea encomendado y abstenerse de cualquier acto u omisión que cause la suspensión o deficiencia de dicho servicio o implique abuso o ejercicio indebido de un empleo, cargo o comisión”.

La fracción XI indica que el funcionario debe “excusarse de intervenir, por motivo de su encargo, en cualquier forma en la atención, tramitación o resolución de asuntos en los que tenga interés personal, familiar o de negocios, incluyendo aquéllos de los que pueda resultar algún beneficio para él, su cónyuge o parientes consanguíneos o por afinidad hasta el cuarto grado, o parientes civiles, o para terceros con los que tenga relaciones profesionales, laborales o de negocios”.

Más: el inciso XXIV obliga a empleados de la administración pública a “abstenerse de cualquier acto u omisión que implique incumplimiento de cualquier disposición legal, reglamentaria o administrativa relacionada con el servicio público”.

La irregularidad

Desde su llegada a la Conade en sustitución del exclavadista Jesús Mena, Castillo exhibió las prácticas de Gastón Villegas. En mayo pasado, durante una gira por Mérida, el titular de la Conade advirtió que vigilaría con más detalles los presupuestos que el organismo entrega a las federaciones deportivas nacionales para la organización de certámenes, al revelar que han detectado que éstas realizan dobles cobros, tanto al gobierno como a la iniciativa privada:

“Por poner un ejemplo: cuando trajeron la Copa Davis a Yucatán, el sector privado tuvo que pagar una fuerte cantidad de dinero para tener esta competencia y, posteriormente, la federación le pidió a la Conade que pagara absolutamente todo para poder realizarla. Resulta ser un negocio de la federación y la Conade termina pagando un recurso que no tendría por qué cubrir. Eso no volverá a pasar.”

Castillo no emprendió ninguna acción legal contra el presidente de la Federación Mexicana de Tenis.

Sin embargo, el pasado 9 de febrero el periódico Cancha dio a conocer que por diferencias entre la Conade y la FMT, la Asociación de Tenis de Nuevo León arrastra una deuda de 25 mil dólares con la Federación Mexicana de Tenis.

De acuerdo con la publicación, la entonces directora del Instituto del Deporte de Nuevo León, Melody Falcó, solicitó en junio pasado el aval para realizar un torneo internacional. Se le notificó que la Conade cubriría la mitad de la bolsa destinada a los premios, que en total ascendió a 50 mil dólares.

“Pero días antes de iniciar el torneo (en septiembre de 2015), la Conade retiró todo tipo de apoyo económico a la FMT por diferencias entre Castillo y Villegas, situación que terminó afectando la organización del evento”, consignó la publicación.

La amistad entre Castillo y su empleado Ricardo Langre germinó cuando el director de la Conade acudía al Club Raqueta de los Bosques, del que es socio y del cual Langre era administrador.

El delfín

El director de Tenis de la Conade ya publicó en su cuenta de Facebook: “Ricardo Langre para presidente de la FMT”.

De igual manera, Langre divulga que “como tenista activo y director de Tenis de la Conade, quiero convertirme en el siguiente presidente de la FMT para devolver la grandeza al tenis mexicano”, e incluso presumía su propia página, www.langrepresidentefmt.com, la cual ya está cerrada.

El pasado 9 de diciembre, el funcionario posteó el siguiente mensaje en esa red social: “Queridos amigos, quiero agradecerles mucho por todas sus demostraciones de apoyo y de afecto a mi decisión de buscar la presidencia de la FMT. Les comparto mi nuevo correo para que escriban sus comentarios y sugerencias: [email protected]

Langre proviene de una familia tenística: su tío Pedro fue jugador y capitán del equipo mexicano de Copa Davis, y su padre, Miguel Ángel, también incursionó en esta disciplina. Ricardo, por su parte, fue jugador del equipo nacional de Copa Davis y actualmente participa en el Circuito Nacional de Veteranos.

Las cercanas elecciones en la FMT son motivo de pugna. Durante el plazo de inscripción, que finalizó el pasado 29 de febrero, se registraron dos planillas: una la abandera el titular de la Asociación de Tenis del Distrito Federal, Armando Vega Bloch, y en la otra está al frente el encargado de la Asociación de Tenis del Estado de México, José Antonio Flores, primer vicepresidente y segundo vicepresidente de la FMT, en ese orden.

La segunda planilla es considerada la “oficial”, según Armando Vega, quien afirma que José Antonio Flores es el aspirante a la FMT que apoya el todavía presidente del organismo con un solo fin: darle continuidad a su plan.

Pero Vega Bloch representa, en el papel, los intereses del director de la Conade, por el hecho de cobijar en su planilla a Langre, quien despacha en la Dirección General del organismo.

Vega Bloch fungía como primer vicepresidente de la FMT hasta que Villegas lo suspendió cuatro años el 4 de marzo de 2015, por conducto de la Comisión de Honor y Justicia del organismo, durante una controversia que se suscitó “por la campaña de desprestigio divulgada por el señor Mauro Flores, coordinador de prensa de la Asociación de Tenis del Distrito Federal, contra miembros del Consejo Directivo y directivos de la Federación Mexicana de Tenis y el consentimiento por omisión de Armando Vega Bloch, al no actuar con los medios a su alcance y con rapidez en contra de dicha campaña y que se hizo consistir (sic) en la serie de difamaciones proferidas en las publicaciones llevadas a cabo por dicho reportero y que produjo la división del tenis federado”.

En su carácter de coordinador del Comité de Veteranos, Vega también fue acusado por la Comisión de Honor y Justicia de la FMT de permitir, avalar torneos y de no cubrir el pago correspondiente a la federación, y de forma especial en aquellas competiciones donde fungió como director de los mismos, además de permitir la participación de jugadores que no estaban afiliados al organismo.

La sanción consiste en la imposibilidad del infractor de participar en certámenes de tenis en México o el extranjero, así como asistir a las asambleas generales de la FMT durante el periodo de la suspensión.

Vega recurrió en mayo pasado a la Comisión de Apelación y Arbitraje del Deporte para impugnar el fallo de la Federación Mexicana de Tenis, consignado en el recurso de apelación CAAD-RA-39/2015. Tras una serie de resoluciones, el pasado 12 de noviembre dicha comisión ordenó la restitución inmediata del agraviado.

Oficialmente, el presidente de la FMT nunca reincorporó a Vega Bloch al organismo, pese a que el nombre del afectado todavía figura en su directorio.

El 29 de febrero Vega acudió a registrar su planilla pese al riesgo, dice, de que la FMT le rechazara el trámite al grupo que presume tener a cuatro de los cinco contendientes originales: Rodrigo García Cárdenas, Ricardo Langre, Jorge Rendón y Armando Sales. Aunque este último no aparece en la lista “estará con nosotros”, asienta el aspirante a presidente de dicha federación.

–¿Usted tiene el respaldo de Castillo? –se le pregunta a Vega.

–No me atrevo a decir eso, pero sí le confirmo que de los cinco grupos potenciales de aspirantes a presidir la federación, cuatro de ellos están juntos en la planilla de Armando Vega.

De hecho, revela, su contendiente José Antonio Flores originalmente “estaba con nosotros, pero decidió separarse y pactar con Gastón Villegas para darle continuidad al equipo de ellos y de esa manera también se podrá mantener en la federación el señor Fernando Segal (director nacional del organismo). Ellos representan la continuidad que nosotros pretendemos cambiar. Flores no era el gallo de Gastón Villegas, pero ya lo es. El licenciado Villegas saldrá de la federación, pero no queremos que su gente se perpetúe, ni el señor Segal, quien ahora está operando la campaña a favor de Flores.

“Desde hace un año, un grupo de presidentes de asociaciones de tenis realizamos reuniones en busca de arreglar el tenis. Uno de los puntos que acordamos fue que de ese grupo unido saldría un candidato. Se decidió que fuera José Antonio Flores. Acordamos: ‘Ya le tocó a él, pues vamos para adelante’.”

Vega expresa que al principio no se sintió con la calidad moral para levantar la mano y aspirar al principal puesto en la FMT, a causa del pleito legal emprendido contra la federación.

“Pero el señor Flores se metió en un problema en su estado, donde varios clubes le instalaron una asamblea extraordinaria y lo quitaron como presidente de la Asociación de Tenis del Estado de México. Dos meses atrás, José Antonio Flores dimitió como candidato de nuestro grupo durante una reunión de presidentes de asociaciones. Argumentó que no estaba en condiciones porque tenía un problema en su estado. Sin embargo, luego se desdijo. Sus palabras no fueron grabadas, pero varios presidentes de asociaciones lo escuchamos”, narra Vega.

Por lo anterior, refiere, el grupo se desbalanceó varias semanas. “Ya sabe cómo es esto de las lealtades. Empezaron las dudas, y a principios de febrero recibí la llamada de uno de los presidentes de asociaciones importantes del país. Me dijo: ‘Ya hablamos con los demás del grupo y tú serás nuestro candidato’”.

El martes 1 Vega turnó un oficio a Gastón Villegas, a quien solicita, en su carácter de candidato y representante de planilla, que se le expida un informe completo del número de contenientes en este proceso, además de la lista de asociaciones miembro de la federación que tienen derecho a votar en la asamblea de referencia, así como el número de votos que cada una de ellas puede emitir. “El documento fue rechazado”, denuncia.

Oficialmente la planilla de Vega está integrada por Armando Vega Bloch, presidente; Juan Carlos Vázquez Martín, primer vicepresidente; Ricardo Langre Castellanos, segundo vicepresidente; Adolfo Martínez, Relaciones Internacionales; Jorge Rendón, tesorero; Fernando Reyes, secretario; José Teodoro Molina, representante jurídico, y como vocales: Raúl Zurutuza, Rodrigo García, Joel Calderón, Francisco Javier Orozco, Pedro Emanuel Fernández, Armando Trigo, Javier Gato Ordaz, Gustavo Amezcua y Gerardo Heyser.

La planilla opositora está formada por José Antonio Flores, presidente; Mario Alberto Chávez, primer vicepresidente; Jorge Velázquez Valassi, segundo vicepresidente; Nicolás Madahuar, Relaciones Internacionales; Carlos Illescas, tesorero, y Rogelio Pérez, representante jurídico.

Desde principios de la semana pasada, Proceso solicitó entrevistas por separado con el presidente de la FMT y con el candidato José Antonio Flores. Ninguno respondió.

Acerca del autor

Reportero con 30 años de experiencia en temas deportivos, egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha cubierto Copas del Mundo de Futbol, Gran Premio de Fórmula Uno, peleas de boxeo de título mundial, mundiales de ciclismo, Juegos Panamericanos y Juegos Centroamericanos.

Comentarios