Cañedo White, otro santón de Televisa, con tres empresas “offshore”

Guillermo Cañedo White es hijo de uno de los cofundadores de Televisa, y él mismo ha ocupado puestos de primer nivel en el consorcio, en el club América, la Concacaf y la FIFA. Y, según evidencian los #PanamaPapers, él abrió tres compañías en paraísos fiscales mediante el despacho panameño Mossack Fonseca. Esta revelación profundiza los vínculos de Cañedo con otra de las tramas corruptas más grandes de los últimos tiempos: los sobornos en la FIFA para la asignación de sedes mundialistas y venta de derechos de transmisión.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Cuando era vicepresidente de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Futbol (Concacaf), Guillermo Cañedo White contactó al despacho panameño Mossack Fonseca para abrir tres compañías en paraísos fiscales, entre 2008 y 2010.

Eran los años en que el influyente ejecutivo de Televisa formaba parte del organigrama de la FIFA, organismo investigado en Estados Unidos por un escándalo de corrupción y sobornos.

El vínculo de Guillermo Cañedo White –y de la FIFA– con la firma panameña fue descubierto a raíz de la investigación periodística internacional #PanamaPapers, que se dio a conocer el domingo 3 y de la que Proceso forma parte.

En esa pesquisa global, en la que participaron más de 100 medios de todo el mundo, se reveló la relación de la FIFA con la compañía panameña y la utilización de ésta por parte del astro del Barcelona Leonel Messi, entre otras miles de personas.

Tras la revelación de los #PanamaPapers sobre la FIFA, el presidente del Peñarol (Uruguay), Juan Pedro Damiani, renunció el miércoles 6 como presidente de la Comisión de Ética de la entidad internacional. Además, el martes 5, al siguiente día de la publicación de las relaciones de la FIFA con Mossack Fonseca, la policía suiza allanó las oficinas de la UEFA, en Nyon, en busca de los contratos  firmados entre el organismo del futbol europeo y la sociedad Cross Trading.

Las empresas

La investigación surgió a raíz de la filtración de 11 millones y medio de documentos de Mossack Fonseca al diario de Múnich, Alemania, Süddeutsche Zeitung (http://www.sueddeutsche.de/) y fue compartida por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (https://www.icij.org/, con sede en Washington) con más de 100 medios en el mundo.

De acuerdo con los archivos, Cañedo White, quien fue presidente del Club América –propiedad de Televisa– entre 2007 y 2008, es además socio de Remigio Ángel González González, un empresario mexicano más conocido como El Fantasma, y quien es un magnate de medios en Centro y Sudamérica.

Cañedo White abrió tres empresas en las Islas Vírgenes Británicas: Benson Finance Group Corporation, Sunray Enterprises Management Ltd., y Wayland Services Group Limited, el 3 de marzo de 2008, el 4 de noviembre de 2008 y el 10 de marzo de 2010, en ese orden.

En una de esas empresas, Wayland Services Group Limited, está asociado con El Fantasma, según los archivos de Mossack Fonseca.

La oficina de la firma panameña en las Islas Vírgenes Británicas aparece como el agente registrador de las tres sociedades que Cañedo White abrió en Chile. El consulado de ese país en Panamá certificó ante Mossack Fonseca la existencia de las tres compañías, con sus respectivos estatutos.

Una de esas firmas fue establecida en Chile con el nombre de “Wayland Services Group”, según el informe previo de octubre de 2010 de la Fiscalía Nacional Económica de ese país, luego de que se cambiara el control de la sociedad de inversiones Alfa Tres, S. A., por el de la citada empresa de Guillermo Cañedo. En las Islas Vírgenes Británicas la empresa quedó como “Wayland Services Group Limited”.

Cañedo White registró su primera compañía, Benson Finance Group Corporation, en Montevideo, Uruguay, en la calle Parra del Riego 989. Sin embargo, el resto de sus empresas, Sunray Enterprises Management Ltd., e incluso Wayland Services Group Limited, están radicadas en Akara Building, 24 de Castro Street, Wickhams Cay 1, Road Town, Tortola, Islas Vírgenes Británicas.

Guillermo Cañedo manifestó otras dos direcciones en Miami, donde reside. Una en 1643, Brickell Avenue, Apt 3301, Miami, Florida 33129; y la otra en 2121, Ponce de León Boulevard Suite 1050 Coral Gables. Además, en los registros de Miami tiene otra propiedad en el edificio de Brickell Avenue, Apt 2701, y uno más en 4622 Fischer Island Dr, Miami Beach, Florida 33109.

En este último inmueble también residen Gloria Calzada y Adriana Abascal. La primera ha trabajado para Televisa y la segunda fue la última esposa de Emilio Azcárraga Milmo, quien presidió Televisa hasta el día de su muerte.

Cañedo White es el hijo mayor de Guillermo Cañedo de la Bárcena –ya fallecido–, quien fue socio fundador de Televisa junto a Azcárraga Milmo. Cañedo padre también fue precursor de la Concacaf, presidente de la Federación Mexicana de Futbol y vicepresidente de la FIFA, donde alcanzó tanto poder que en un lapso de 16 años
consiguió las sedes de dos mundiales: México 70 y México 86.

Su vástago y homónimo dirigió las finanzas de Grupo Televisa (un puesto que, en la práctica, lo convertía en el segundo al mando del corporativo) y heredó sus relaciones en la FIFA, pero las usó, básicamente, para fungir como mediador y evitar drásticas sanciones del organismo en contra del país, como el día en que la Selección Nacional alineó a los jugadores Salvador Carmona y Aarón Galindo –quienes dieron positivo a un control antidopaje– en la Copa Confederaciones Alemania 2005, la antesala del Mundial disputado el año siguiente en ese país.

Guillermo hijo registró su primera compañía en las Islas Vírgenes Británicas, Benson Finance Group Corporation, el 30 de marzo de 2008, tres semanas después de su dimisión de la presidencia del Club América, propiedad de Televisa. El directivo y empresario presidió a este equipo de futbol desde septiembre de 2004, en sustitución de Javier Pérez Teuffer.

Su nombre completo es Guillermo Jorge Cañedo White y se identificó ante Mossack Fonseca con su pasaporte, expedido el 12 de julio de 2006 y con fecha de caducidad del 12 de julio de 2011. El documento, tramitado en la delegación Álvaro Obregón, indica que nació en la Ciudad de México.

El empresario abrió su tercera empresa, Wayland Services Group Limited, el 10 de marzo de 2010.

Entre los cuatro directores que aparecen en la empresa del magnate mexicano (dueño de medios de comunicación en Latinoamérica y en el mercado hispano) están su sobrino Juan Carlos González Sáenz, el chileno Fernando Guido Contreras López y Remigio Ángel González González.

Envuelto en la polémica por su forma de hacer negocios, González también es apodado El Zar de las Telecomunicaciones en Centro y Sudamérica: Es dueño de un emporio que controla 45 canales de televisión en 16 países, incluido México; 68 emisoras de radio, 65 salas de proyección cinematográfica (en Guatemala, Nicaragua y Costa Rica), tres cadenas de televisión, un medio impreso (El Comercio, de Ecuador) y hasta un equipo de futbol, Comunicaciones de Guatemala, de acuerdo con el sitio en internet de su consorcio Albavisión.

Tras su marcha del equipo América, en 2008, Cañedo estrechó sus alianzas con González González, al grado de que éste le concedió la presidencia del Comunicaciones de Guatemala a quien fuera vicepresidente del América en los tiempos de Cañedo: Pedro Portilla, quien permanece al frente de la franquicia.

Requeridos por separado por Proceso, ni Cañedo White ni González González contestaron las llamadas.

Entre Cañedo White y El Fantasma hay varios negocios de por medio: en mayo de 2008, Ángel Remigio creó Albavisión –llamada así en honor a su esposa, Alba Elvira Lorenzana, originaria de Guatemala–. En octubre de ese año, González lanzó el canal de televisión de paga Albavisión y Telecentro por medio de Direc TV plataforma
Más, dirigido a los centroamericanos que radican en Estados Unidos.

Los medios de comunicación de Centroamérica consignaron que este servicio fue puesto en marcha gracias a la estrecha colaboración de Guillermo Cañedo.

Telecentro es producto de la alianza entre Cañedo White y El Fantasma González, quien se inició vendiendo programas de compañías de televisión estadunidenses a canales de Centroamérica. Con el tiempo, González se convirtió en un exitoso empresario de las telecomunicaciones. Los medios centro y sudamericanos estiman que la fortuna del empresario nuevoleonés supera los 3 mil millones de dólares.

Ángel Remigio nació hace 71 años en Higueras, Nuevo León, y  tiene residencias en Guatemala, la Ciudad de México, Nueva Orleans y Miami.

González adquirió el Canal 9 de Argentina a principios de 2007. En el reacomodo, el nuevo directorio de la televisora fue integrado de la siguiente manera: Remigio Ángel González González (como presidente), Carlos Gaustein, Daniel Hadad, Fernando Contreras –abogado del Fantasma– y Guillermo Cañedo White, cuando todavía presidía al Club América y ocupaba un significativo espacio en el organigrama de la FIFA.

Historia de manchas

Cañedo White (sobrino de Francisco Gil Díaz, quien fuera secretario de Hacienda en el sexenio de Vicente Fox) es uno de los personajes que la prensa mexicana ha mencionado en el mayor escándalo de la FIFA por corrupción y sobornos:

A finales de junio pasado, Dinah de Saracho, corresponsal de Grupo Radiocentro en Washington, dijo que el FBI investiga a directivos del futbol mexicano que fueron involucrados por el exsecretario general de la Concacaf, Chuck Blazer, en el pago de sobornos y amaño del juego entre las selecciones de Trinidad y Tobago y México en 2005.

Blazer fue el segundo hombre más fuerte de la Concacaf en su carácter de secretario general, de 1996 a 2013. Luego de declararse culpable de haber aceptado sobornos y evadir impuestos, Blazer devino en informante del FBI en 2012 “para evitar la prisión”, según admitió.

Los reportes de Blazer al FBI provocaron uno de los escándalos de mayor repercusión mediática en la FIFA y el encarcelamiento de algunos de sus dirigentes, que habían ocupado privilegiados cargos en la Confederación Sudamericana de Futbol y la propia Concacaf. Estas investigaciones también propiciaron la renuncia del suizo ­Joseph Blatter a la presidencia de la FIFA.

En sus declaraciones judiciales ante un tribunal de Nueva York, Blazer reveló haber recibido sobornos a cambio de votos para elegir las sedes mundialistas de Francia 1998 y Sudáfrica 2010.

El exdirectivo se declaró culpable de haber cobrado por los derechos de televisión de las Copa Oro, de la Concacaf: “Alrededor de 1993 y con seguimiento hasta inicios de la década de los 2000, otras personas y yo aceptamos sobornos en conjunción con la transmisión y otros derechos para las copas Oro de 1996, 1998, 2000, 2002 y 2003”.

Dinah de Saracho dio a conocer en junio pasado que disponía de información de primera mano en el sentido de que Blazer, el informante del FBI, aportó testimonios que comprometen a los directivos mexicanos por pagos de sobornos, en específico durante la Copa Oro 2003, realizada conjuntamente en México y Estados Unidos.

De acuerdo con la reportera, fuentes del FBI le revelaron los nombres de personajes involucrados: Justino Compeán, que era el tesorero de la Federación Mexicana de Futbol; Alberto de la Torre, presidente; Gonzalo Fernández, secretario general (fallecido en 2013), y Guillermo Cañedo White.

Este último participó en el comité organizador de la Copa Oro 2003, la competencia más relevante de la región, y, junto con Blazer, se encargó de la comercialización del certamen, realizado del 12 al 27 de julio.

Cañedo regresó al consorcio televisivo el 19 de mayo de 2003 como director adjunto de Televisa Internacional, una división de Grupo Televisa con sede en Nueva York y Miami, para ponerle fin a los años de distanciamiento con el emporio más importante de habla hispana, luego de su fugaz etapa como accionista de TV Azteca junto con su hermano José Antonio.

En realidad, el regreso de Cañedo White a la televisora fue motivado por otra causa: en octubre de 2004, el trinitario Jack Warner, quien presidía la Concacaf, reveló a este semanario (Proceso 1459) que Televisa estableció una alianza comercial con el máximo organismo de futbol del área por conducto de Guillermo Cañedo White.

Warner, actualmente bajo investigación por el escándalo FIFA, gestionaría ante ésta los derechos de televisión del Mundial 2010 a cambio de que Televisa los vendiera posteriormente, “a precios accesibles”, a los 40 países miembros del organismo que agrupa la Concacaf.

Guillermo Cañedo White fue el enlace, efectivamente, reconoció Warner, quien fue vicepresidente de la FIFA hasta antes de que estallara el escándalo.

Con esta componenda terminó la tensa relación del futbol mexicano con la Concacaf, desde que Warner le arrebatara el dominio del organismo al mexicano Joaquín Soria Terrazas, 25 años atrás.

Ahora, “Televisa y la Concacaf trabajan juntos, en especial en los torneos y discutiendo con la FIFA los derechos de transmisión por televisión de la Copa del Mundo de 2010. Televisa y Concacaf decidieron hoy que es mejor trabajar juntos que separados”, reiteró Warner a Proceso.

En mayo de 2004, Guillermo Cañedo recibió la encomienda de Azcárraga Jean de encabezar el Comité de Reestructuración del Club América. Cuatro meses más tarde, Cañedo White asumió la presidencia del equipo en remplazo de Pérez Teuffer.

En 2007, Cañedo White fue designado vicepresidente de la Zona Sur de la Concacaf, cargo que ostentó hasta 2011. Fue sustituido por el expresidente de la Femexfut, Justino Compeán, otro incondicional de Televisa. Guillermo Cañedo también fue nombrado miembro del Consejo de Mercadotecnia y Televisión de la FIFA, en julio 2007, donde se ocupaba de la Comisión de Medios Informativos. 

Acerca del autor

Reportero con 30 años de experiencia en temas deportivos, egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha cubierto Copas del Mundo de Futbol, Gran Premio de Fórmula Uno, peleas de boxeo de título mundial, mundiales de ciclismo, Juegos Panamericanos y Juegos Centroamericanos.

Comentarios