Clausuran ecoactivistas construcción de estadio de beisbol en Magdalena Mixhuca

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- El grupo de ecoactivistas de la Magdalena Mixhuca, la Red en Defensa de la Ciudad de México y usuarios de la Ciudad Deportiva de la Magdalena Mixhuca clausuraron de manera simbólica las obras de construcción del estadio de beisbol de los Diablos Rojos del México, propiedad del empresario Alfredo Harp Helú, que se edifica en el predio del citado recinto.

Con una serie de mantas con la leyenda “Clausurado por la Asociación Ecoactivistas, A. C.” colocadas en el área donde se construye la nueva morada de los Diablos Rojos, los agraviados pretenden hacer un nuevo llamado de atención a las autoridades capitalinas tras alertar que las referidas obras van en detrimento del medio ambiente y de los usuarios del inmueble.

El plantón entorno de la construcción del estadio de beisbol coincide con el inicio del llamado Festival Vive Latino, organizado por Ocesa, la empresa que tiene la concesión del Autódromo Hermanos Rodríguez y del Foro Sol en la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca.

“Lo lamentable es que la Ciudad Deportiva fue tomada esta mañana por Ocesa con autorización de Miguel Ángel Mancera para un evento llamado Vive Latino, que lo mismo podría denominarse Viva el Chupe en el Chelódromo Hermanos Rodríguez”, acusa el titular de la Asociación de Ecoactivistas, A. C., Elías García.

“Esta mañana no hemos visto a los deportistas que acuden cada fin de semana a realizar sus ejercicios. Simplemente no están porque mientras Ocesa lucra con estas instalaciones deportivas, los verdaderos deportistas se tienen que ejercitar en las banquetas del inmueble”.

Según García, Mancera y el titular del Instituto del Deporte de la Ciudad de México (Indeporte), Horacio de la Vega, han convertido la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca en la “Cantina más grande del mundo”.

“Ahora, el panorama es ver a los jóvenes tirados en las banquetas con las botellas de cerveza en la mano en torno a la Ciudad Deportiva. Qué tristeza que siendo un espacio destinado para el deporte, por el que tanto luchó el comediante Jesús ‘Palillo’ Martínez, lo hayan convertido en la cantina más grande del mundo. Son más de 100 hectáreas destinadas a promover este vicio”.

Elías García ya perdió la cuenta de los tractocamiones cargados de cerveza que ingresaron a la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca, a propósito del evento musical. Los deportistas “ya no tienen lugares en este recinto, por lo que tienen que ejercitarse en las calles. Ahora, Ciudad Deportiva es un espacio
para la activación de la chela, pues cada vez que Ocesa organiza eventos, cada vez con mayor frecuencia, se le impide el acceso a los usuarios”.

El estadio Jesús “Palillo” Martínez, que no forma parte del convenio entre Ocesa y el gobierno de la Ciudad de México, también ha sido utilizado para la colocación de estructuras metálicas y un gran escenario sobre la recién rehabilitada cancha de pasto de futbol y la pista sintética.

-¿De qué depende para que la clausura simbólica contra la construcción del estadio de beisbol de paso a la realidad?

-Principalmente, dependerá de la vía legal que promoveremos los ecoactivistas. Hace años aquí se intentó construir el estadio de Cruz Azul y trabajamos con todos los medios disponibles a nuestro alcance para impedirlo. Esperamos que con esta vía legal que formalizaremos el próximo 3 de mayo podamos conseguir algo similar.

-¿Qué papel juegan Mancera y Horacio de la Vega en este asunto?

-El papel mayor porque ellos autorizan cualquier proyecto, principalmente Horacio de la Vega como director del Indeporte. A De la Vega le dieron las instalaciones de Ciudad Deportiva para que las administrara. Sin embargo, ha autorizado permisos para cualquier tipo de eventos, menos para el deporte.

“Hay algo más grave: cuando Mancera anuló el decreto de Área de Valor Ambiental de la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca, en julio de 2004, prometió rescatar el espacio para reimpulsar la idea original por la que fue creado: la promoción del deporte. Desgraciadamente, con la otra mano estaba firmando otro tipo de proyectos: primero, la tala de al menos dos mil árboles para la remodelación
del Autódromo Hermanos Rodríguez, y segundo: abrió las puertas de este espacio al millonario Alfredo Harp Helú. Mancera engañó a la ciudadanía”.

A principios de año, Proceso dio a conocer que sin aviso previo ni estudios de impacto ambiental, y menos con proyecto ejecutivo, Harp Helú dio comienzo a su sueño de edificar un estadio de beisbol en Ciudad Deportiva, en noviembre pasado.

“Mancera engañó a la ciudadanía; nos tomó el pelo haciéndonos creer que los deportistas ahora sí tendríamos una Ciudad Deportiva exclusiva para la práctica del deporte”, afirma Elías García.

Acerca del autor

Reportero con 30 años de experiencia en temas deportivos, egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha cubierto Copas del Mundo de Futbol, Gran Premio de Fórmula Uno, peleas de boxeo de título mundial, mundiales de ciclismo, Juegos Panamericanos y Juegos Centroamericanos.

Comentarios