Homicidios crecen 15% en el primer trimestre; la mayoría atribuidos al narco: Semáforo Delictivo

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Estadísticas de la organización Semáforo Delictivo señalan que las muertes atribuidas al crimen organizado van en aumento: durante el primer trimestre el delito de homicidio creció 15% a escala nacional, comparado con el mismo periodo del año anterior.

Semáforo Delictivo contabiliza el número de delitos de alto impacto como homicidio, ejecuciones, secuestro, extorsión y robo de auto, y asigna el color rojo a los delitos que se hallan por encima de la media mensual en los últimos tres años, explicó Santiago Roel, fundador y director del organismo.

En los primeros tres meses del año, según los resultados que revela el Semáforo Delictivo, en el país no se han resuelto las causas de la violencia.

El análisis arrojó que los estados con más calificaciones en rojo este trimestre son: Colima, Guerrero y Morelos con 6 rojos o más. Seguidos por Tamaulipas, Tabasco, Sinaloa, Edomex y Baja California con cinco rojos cada uno.

Los estados con tasas más altas y en doble rojo, es decir con más del doble de la media nacional, son: Colima, Guerrero y Sinaloa.

El delito de homicidio se encuentra en rojos desde el año pasado. Este año presenta un incremento del 15% y mantiene una tendencia alcista.  Se reportan cuatro mil 456 homicidios en el primer trimestre y más de la mitad se deben a causas relacionadas con el crimen organizado.

En cuanto al número de ejecuciones, Lantia Consultores contabiliza dos mil 538 ejecuciones atribuidas al crimen organizado en el primer trimestre del año: 829 en enero, 855 en febrero y 854 en marzo.

Los estados con más ejecuciones son Guerrero, Michoacán y Sinaloa. Las entidades con menos ejecuciones son Campeche, Tlaxcala y Yucatán, afirmó Santiago Roel.

Explicó que el Semáforo de Ejecuciones determina el porcentaje de este tipo de asesinatos cometidos, sobre el total de homicidios. En el primer trimestre del año, 57% de los homicidios fueron ejecuciones atribuidas al crimen organizado. Este porcentaje es superior al del 2015 que fue de 48%; aunque hay varios estados con más del 90%.

Los estados que alcanzaron cifras del cien por ciento o cercanas a esa cifra son: Aguascalientes, con 100%; San Luis Potosí, 98%; Michoacán, 97%; Quintana Roo,  94% y Zacatecas,  92%.

Para Santiago Roel esto quiere decir que casi todos los homicidios que se cometen en esos estados son ejecuciones de crimen organizado. Aguascalientes, por ejemplo, tiene la tasa de homicidios más baja en el país, pero el 100% de ellos son ejecuciones, lo que implica una fuerte presencia de crimen organizado en la entidad.

A su vez, las entidades con menor porcentaje de ejecuciones son: Campeche, Tlaxcala y Yucatán con un porcentaje menor al 10%.

Secuestro, a la baja

En contraparte, el delito de secuestro mostró una disminución de 9% en el primer trimestre, comparada contra el mismo periodo del año anterior.

“Es una buena noticia, aunque debemos señalar que es un delito con alta cifra negra –o sea, los delitos que no se denuncian– que varía de estado a estado, conforme al grado de confianza de los ciudadanos en las autoridades, por lo que hay que tomar las cifras con cautela”, aclaró Santiago Roel.

Los estados con doble rojo en el trimestre son: Tamaulipas, Tabasco, Guerrero, Veracruz, Morelos y el Estado de México.

A su vez, los estados con tasas más bajas son: Chihuahua, Guanajuato, Yucatán, Aguascalientes, Baja California Sur, Sonora y Nayarit.

Otro rubro que registró incremento es el robo de vehículo en 1% y se espera continúe subiendo: “El robo de auto va en aumento y aunque todavía aparece en amarillo este mes está a punto de pasar a los rojos, es decir, por encima de la media histórica mensual. Es preocupante, ya que este delito está íntimamente relacionado con corrupción de autoridades”, señaló Roel.

Los estados en doble rojo son Baja California y el Estado de México, mientras que las entidades con menores tasas son Yucatán, Campeche y Quintana Roo.

Otro de los delitos que muestran incremento es el de violación. Según el estudio registra un aumento del 6%, y precisa que el 80% de las violaciones son cometidas por parientes cercanos o conocidos y las víctimas suelen ser menores de edad.

“La violación se incrementa en primavera y permanece alta en verano. La cifra negra en este delito es alta, ya que 4 de cada 5 violaciones no se denuncian. Urge una campaña preventiva nacional para evitar esta violencia cuyo daño es de por vida, tal como lo hicimos en Sonora por muchos años. El principal factor de riesgo es el exceso de confianza de los padres”, señaló Roel.

Los estados en doble rojo son: Baja California Sur, Chihuahua y Morelos. Y los que tienen menor tasa son: Veracruz, Tlaxcala y Colima.

Sobre las causas de la violencia en México, Roel dijo:

“Como hemos insistido, en México hay tres causas fundamentales: Jóvenes en riesgo, mal gobierno y mercado negro de drogas.  La primera tiene que ver con las políticas y el gasto social que debe ser orientado a atender los sectores de la población con menores oportunidades en la vida.  En ella deben participar tanto el gobierno como las empresas y ciudadanos”, afirmó.

Señaló que un mal gobierno implica corrupción e ineficacia en los tres niveles de gobierno y en los tres poderes. “La mayoría de los ciudadanos opina que el gobierno le obstaculiza la vida en lugar de facilitarla. Es urgente una reforma administrativa con enfoque a los ciudadanos y que promueva la transparencia. La participación ciudadana informada y permanente también es un factor de peso en esta estrategia”, dijo.

Roel afirmó que el 57% de los homicidios en el país y la mayor parte de la corrupción y violencia de alto impacto como secuestros, extorsiones, ejecuciones y robo de autos, está vinculada a las mafias del mercado negro de las drogas.

“En este sentido, hemos insistido y seguiremos insistiendo en que las drogas no deben estar en manos de las mafias sino controladas por el Estado como ya lo hace con los medicamentos o como lo hace con otras drogas como el tabaco y el alcohol”, dijo Santiago Roel.

“Mientras no atendamos las causas de la violencia, los delitos de alto impacto permanecerán altos y con ellos, la corrupción y la percepción de inseguridad en los ciudadanos”, concluyó.

Roel consideró que la iniciativa enviada por el presidente Enrique Peña Nieto al Congreso, a favor de la cannabis medicinal y el incremento de portación de dosis para uso personal es “un avance” en materia de derechos humanos pero no de seguridad, ya que no impactará al mercado negro de la mariguana y por tanto, seguirá en manos de mafias.

Comentarios