Migración clandestina generó ganancias por 5 mil mdd al crimen organizado en 2015

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La agencia de policía europea (Europol) dio a conocer que la migración clandestina generó al crimen organizado ganancias de entre cinco mil millones y seis mil millones de dólares en 2015.

En un estudio, Europol destacó que más de 90% de los más de un millón de migrantes que llegaron de manera ilegal a la Unión Europea (UE) el año pasado usaron los servicios de traficantes de personas, y los precios que cobran para facilitar la entrada en la mancomunidad varían de tres mil 200 a seis mil 500 dólares, y en 52% de los casos se cobra en especie.

En ese sentido, viajeros sin recursos financieros son vulnerables a explotación sexual o laboral, de acuerdo con informaxción difundida por la agencia Notimex.

En general los facilitadores de la migración clandestina también están implicados en otros tipos de crímenes transfronterizos, principalmente tráfico de drogas y falsificación de documentos.

Algunos son propietarios o socios de empresas legítimas, que utilizan para blanquear beneficios de crímenes, destaca el estudio de Europol.

Empresas como hoteles, compañías de transportes, agencias de viajes y peluquerías suelen ser usadas para apoyar el tránsito ilegal de migrantes, aunque la agencia de policía europea reconoce la dificultad de determinar cuándo son cómplices de los criminales.

Europol describió a las redes criminales como “un negocio multinacional, con sospechosos originarios de más de 100 países” y activos en unos 250 puntos geográficos considerados clave, de los cuales 170 son en territorio de la UE.

Los traficantes eligen rutas “fluidas” para pasar los migrantes, como las que conectan Turquía a Grecia o a Bulgaria, por la que el flujo de clandestinos aumentó en mil 612% entre 2014 y 2015 debido al empeoramiento de la situación en Siria.

No obstante, Europol no descarta que nuevas rutas puedan abrirse este año en respuesta a la extensión de los controles en las fronteras de muchos países del norte de la UE, entre ellos Austria y Alemania.

El informe confirmó que ahora la mayoría de los migrantes clandestinos viaja a Europa en botes de goma de entre ocho y 12 metros, en grupos de 30 a 40 personas.

Los traficantes no toman parte en el viaje y son los propios migrantes quienes tienen que maniobrar las embarcaciones.

Por otra parte, la vía aérea tiende a tornarse más atractiva debido al aumento de los controles en las rutas marítimas y terrestres.

Y los migrantes que intentan franquear de forma clandestina los aeropuertos europeos suelen adquirir paquetes de facilitación que incluyen trayectos terrestres y documentos falsificados.

Éstos, según el estudio, pueden ser recuperados por los traficantes al final del trayecto y usados de manera repetida en los viajes de diferentes migrantes.

Europol también llama atención para el “creciente riesgo” de que terroristas ingresen en el territorio europeo haciéndose pasar por refugiados, con el apoyo de redes criminales.

Comentarios