Extraditan a EU a responsable de financiar la película de “El Chapo”

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobierno mexicano extraditó el martes a Estados Unidos a Mauricio Sánchez Garza, operador del cártel de Sinaloa, acusado de conspiración para lavar millones de dólares a través de inversiones en bienes raíces en San Antonio.

También es el responsable del entramado financiero de la película autobiográfica que Joaquín El Chapo Guzmán quería filmar con ayuda de la actriz Kate del Castillo.

El Departamento del Tesoro acusó a Sánchez Garza de lavar dinero de Rafael Caro Quintero, uno de los jefes originales del Cártel de Sinaloa.

El martes Sánchez volvió a San Antonio, Texas, con las manos esposadas, después de pasar más de cinco años huyendo de las autoridades en territorio nacional. En San Antonio está acusado de conspiración para lavar dinero y extorsión.

Un juez ordenó que Sánchez permanezca detenido sin fianza y por los cargos federales que enfrenta le darían hasta 20 años de prisión, si es declarado culpable.

El abogado David Dilley quien lleva su defensa, dijo que su cliente decidió no apelar su extradición para que pueda enfrentar los cargos en San Antonio.

Según los fiscales estadunidenses, Sánchez Garza, de 45 años, lavó dinero a través de un desarrollo comercial propuesto en San Antonio e intentó extorsionar a un socio con quien había adquirido los derechos para una precuela de la película de Mel Gibson “La Pasión de Cristo”.

La de Sánchez y su familia fue la primera de una serie de indagatorias del gobierno de Estados Unidos que se hizo pública y que están dirigidas a los argumentos de que los “hombres-dinero del cártel” –personas cuyas manos nunca tocaron las drogas, pero manejaban millones de las ganancias– se instalaron en San Antonio.

Según los fiscales, Mauricio Sánchez estuvo involucrado en un intento de lavar dinero a través de un desarrollo de bienes raíces comerciales en el lado noroeste de San Antonio. Los fiscales ganaron una demanda el año pasado para apoderarse de casi 40 acres en Babcock, carretera que había sido propiedad de su empresa.

Posteriormente la propiedad fue objeto de una controversia de disputa política y legal. En 2014, un juez resolvió que los federales podrían tomar posesión de un lote y una casa en El Dominio, una subdivisión cerrada de lujo.
Sánchez vivió allí en 2009 y 2010, y luego huyó a México para evitar una acusación en San Antonio, según documentos de la Corte.

Mauricio el “cineasta”

La Procuraduría General de la República (PGR), afirma que la captura de Sánchez Garza es parte de una investigación que data de agosto de 2014, cuando las autoridades mexicanas descubrieron que, estando preso, El Chapo quería hacer una cinta y un libro autobiográficos.

Mauricio Sánchez, El Chapo y el empresario Arturo San Antonio Madrigal habían comprado el guion de María, Madre de Cristo, del mismo guionista que escribió la película “La Pasión de Cristo”, de Mel Gibson.

Según documentos judiciales, citados por San Antonio Express cuando Madrigal dijo que no invertiría su capital en la precuela, los otros dos socios lo hicieron cambiar de opinión secuestrando a su hermano. El guion fue vendido por un millón de dólares.

Para las autoridades federales, señala el diario, Mauricio Sánchez será una “pieza clave” que aclarará el papel de Kate del Castillo y Sean Penn en la probable utilización de recursos de procedencia ilícita.

La relación entre El Chapo y Sánchez Garza se remontan a 2009, según las investigaciones federales, cuando el empresario tapatío intentó conseguir préstamos por 40 millones de dólares, que al parecer en ese momento no se efectuaron.

También se investiga si por órdenes de Guzmán Loera, Sánchez Garza ya había empezado a hacer tratos comerciales con las empresas Kate del Castillo Productions y Royality Makeup, registrada el 14 de agosto de 2015, cuando ya existían un acuerdo entre la actriz mexicana y capo para echar a andar la película autobirográfica.

Comentarios