Caso Lucero: abogados de presunto violador renuncian en la audiencia final

GUANAJUATO, Gto. (apro).- Han pasado casi tres años desde que María de la Luz Salcedo Palacios, Lucero, denunció en redes sociales que fue golpeada y agredida sexualmente por un taxista y aún sigue en espera de la justicia.

Este lunes, cuando estaba por comenzar la audiencia final del juicio contra el inculpado Miguel Ángel Jasso Manríquez, una vez más el proceso fue suspendido debido a que, de manera sorpresiva, los abogados de éste anunciaron al tribunal que renunciaban al caso, con el argumento de que no se les han cubierto sus honorarios.

El anuncio provocó una crisis emocional en Salcedo, quien abandonó junto con su familia la sala donde se desarrollaba la audiencia, al negarse a aceptar un nuevo aplazamiento del caso para designar a otro representante legal del acusado.

Los defensores del inculpado, Héctor Corona Vieyra y Alma Sarahí Rangel, representaron a Jasso desde que fue señalado como presunto responsable de “abusos eróticos” y lesiones cometidos el 12 de septiembre del 2013 en contra de Lucero.

Jasso fue capturado a fines de marzo del 2014 y permanece desde entonces en prisión preventiva, debido a que, por intervención del Centro Las Libres y la Clínica jurídica del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), se logró reclasificar los delitos por otros más graves, tentativa de violación y privación ilegal de la libertad.

Desde esa primera audiencia, el abogado Corona Vieyra puso en duda la moralidad y cuestionó la vida sexual de Salcedo, como argumentos utilizados en favor de su representado.

Posteriormente, ambos defensores del taxista alargaron el proceso por una serie de amparos que interpusieron ante la justicia federal, de los cuales no ganaron uno solo.

Y a unas semanas de que se cumplan tres años de los hechos, este lunes al iniciar la audiencia para concluir el juicio oral, de manera inesperada Corona Vieyra y Rangel expusieron a los tres jueces integrantes del tribunal que abandonaban el caso por falta de pago de sus honorarios.

“Hemos tenido que cubrir varios peritajes técnicos sin tener obligación”, se quejó Corona.

El mismo litigante anunció que Jasso aceptó esta renuncia y que, por lo tanto, debía llamarse a otro defensor para encargarse de representarlo.

Debido a esto, el tribunal determinó llamar a un defensor de oficio y aplazó por tres semanas más el inicio del juicio oral. Tal situación provocó una protesta por parte de los asesores jurídicos de Lucero, Javier Cruz Angulo y Antonio Caballero, quienes calificaron de “catastrófico” que a estas alturas del proceso se permitiera a los defensores de Miguel Ángel Jasso abandonar a su cliente.

“Postergar, alargar el juicio una vez más revictimiza a nuestra representada y lastima sus derechos”, expusieron.

Sin embargo, debido a que Jasso aceptó la renuncia de sus defensores, el tribunal determinó aceptarla y ordenó el aplazamiento del juicio.

Al salir del juzgado, Javier Cruz y Antonio Caballero criticaron a los defensores del inculpado: “Han perjudicado no sólo a la víctima, sino al propio Jasso…Incluso creemos que es un delito, Jasso tendría que denunciarlos (lo que hicieron) es una cosa muy perversa, lo asesoraron para que aceptara su propia renuncia ante el juez”, indicaron.

“Un ejemplo claro de irregularidades en el ejercicio de la profesión, todos tenemos derecho a cobrar honorarios, pero el momento para renunciar a una defensa no es en la apertura de un juicio oral. Esto debió ocurrir mucho antes, hay una serie de testigos esperando, se tiene a las partes preparados para lo que ocurra, el hecho de que haya sostenido una defensa durante todo este tiempo y ahorita lo abandone, y aconseje a su defendido para que su defendido sea el que lo revoque, habla de una irregularidad gigantesca”, explicaron.

Pero lo más grave, señalaron los abogados de la víctima, es cómo esto ha repercutido en la mujer que espera justicia:

“El tiempo que toma hacerse justicia; para la víctima el juicio es la parte última para comenzar a cicatrizar la herida de lo que generó el delito, mientras más tiempo transcurre evidentemente continúa el duelo de la víctima”, alertaron.

Comentarios