PANAMA PAPERS GANA PULITZER

A 18 años del aniversario luctuoso de Elena Garro

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Este lunes 22 se conmemora el 18 aniversario luctuoso de Elena Garro y llena de nostalgia su recuerdo en los últimos años de su azarosa existencia, en su humilde departamento de la calle Manantiales, en Cuernavaca, Morelos, rodeada por el dolor de los años transcurridos en la miseria del exilio, pero también colmada de su espléndida memoria con la que nos hacía viajar a los gloriosos y felices tiempos de su infancia.

La primera vez que escuché su nombre fue en una clase de literatura mexicana en 1976. Estudiaba Letras Españolas en el Tec de Monterrey y Los recuerdos del porvenir formaba parte del programa. La novela no se encontraba en ninguna librería, así que tuvimos que leerla en copias fotostáticas. En ese entonces yo no sabía que Elena se encontraba vetada y que vivía los años más cruentos del ostracismo en España.

Lo que sí supe inmediatamente fue que estaba frente a una escritora excepcional, muy distinta a todos los demás; es decir, el curso abarcaba a los escritores mexicanos de mediados del siglo XX y ninguno me atrajo ni me impactó como ella. Desde ese momento, Elena Garro no me dejó que la dejara e ingresé al mundo de su palabra beligerante, a su crítica incisiva sobre el sistema político mexicano posrevolucionario y a la belleza y originalidad de su lenguaje, tan coloquial, tan mexicano, y al mismo tiempo tan vanguardista.

Cuarenta años después todavía sigo descubriendo sus innovaciones literarias, dramatúrgicas, cinematográficas, periodísticas y poéticas –escribió teatro, cuento, novela, poesía, memorias, guiones, artículos y reportajes periodísticos–, e innovó en cada uno de esos géneros. Así lo revelan sus piezas teatrales Un hogar sólidoLos perros, El árbolLa señora en su balcónFelipe Ángeles, o sus cuentos de La semana de colores, sus novelas Testimonios sobre MarianaReencuentro de personajesY Matarazo no llamó… entre tantas otras.

Hoy la recuerdo con una de sus composiciones recién publicadas en mi volumen Cristales de tiempo. Poemas inéditos de Elena Garro (Universidad Autónoma de Nuevo León, 2016), en los cuales se destaca su visión irreverente y su defensa de la creatividad frente al materialismo y la autocracia:

Me acuso

Me acuso de ahogarme en el mar rojo

Mar de cólera

Mar homicida

Mar de sangre

Me acuso de ver rojo y de estrellar el

espejo de la fiesta

Astillas cintilantes

Puñales imprevistos

Me acuso también de la rabia amarilla

De perseguir al enemigo

De levantar el puente

que permita su huida

Me acuso de darme demasiada importancia

y de amarme sobre todas las cosas.

Comentarios