“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Escalante estrena “La región salvaje” en Venecia

Con su cuarto largometraje, La región salvaje, Amat Escalante concursará junto a célebres cineastas como la inglesa Ana Lily Amirpour, el serbio Emir Kusturica, el chileno Pablo Larraín, el estadunidense Terrence Malick, el francés François Ozon y el alemán Wim Wenders, entre otros, por el máximo galardón de la Mostra de Venecia: el León de Oro. El cineasta de Sangre, Los bastardos y Heli puntualiza: “Las películas son como una ventana a mi cerebro… Son historias que me han salido con pasión”.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El festival italiano La Mostra de Venecia arrancó su 73 edición el miércoles 31 de agosto y concluirá el 10 de septiembre. En esta ocasión, el cineasta Amat Escalante buscará el León de Oro con su cuarta cinta, La región salvaje, que protagonizan Simone Bucio, Jesús Meza, Ruth Ramos y Edén Villavicencio. La cinta se proyectará este lunes 5 de septiembre a las 16:45 y 21:45, hora local.

Al preguntarle al cineasta su sentir de que La región salvaje sea parte de ese encuentro fílmico internacional junto con otros 19 películas, Amat expone que “es un honor” haber sido seleccionado:

“Hay directores de muy alto calibre. Ahí fui jurado hace unos años, pero nunca he participado con una cinta. Estoy muy emocionado y tengo muchas ganas de que la gente vea esta película lo más pronto posible.”

Escalante es ya reconocido en el Festival de Cannes, donde obtuvo la Palma de Oro por Mejor Director con Heli en 2013. Al momento de esta entrevista se encontraba en Francia, donde laboraba en el sonido de la película. Desde ese país narra vía telefónica que acabó de editar el filme hace unos días en un hotel de Sarajevo, ya que asistió como invitado especial a la 22 edición del festival de cine de esa ciudad, efectuado del 12 al 20 de este mes. Después iría a Dinamarca a terminar el color.

–Faltan pocos días para la exhibición de su filme en esa ciudad italiana. ¿Qué le preocupa?, ¿tiene nervios?

–Podría decir que hay una cierta preocupación; pero como ya tengo muchas ganas de que la película se vea, pues que pase lo que pase está muy bien. Si es un desastre, ya tendré que saber…

“Tampoco es que le tenga tanto miedo a los desastres, pues he filmado tres películas y siempre es rudo el despegue. Siento que ya estoy acostumbrado a cualquier cosa.”

La acción de La región salvaje trata sobre Alejandra, una joven mamá y ama de casa, quien vive en una ciudad pequeña con su esposo Ángel e hijos, y se enfrenta a una cultura machista, misógina y homofóbica. El hermano de ella, Fabián, es gay y trabaja de enfermero en un hospital. Sus vidas cambian con la misteriosa llegada de Verónica, quien los convence de que en el bosque existe algo que no es de este mundo y les dará la respuesta a sus problemas.

La historia se rodó en el estado de Guanajuato y es una producción de Alemania, Dinamarca, Italia, Noruega y México.

–¿Cómo es que lleva a la pantalla grande un relato sobre los problemas de una pareja?

–Hace dos años empecé con las ideas que, de nuevo, salen de Guanajuato, la ciudad donde vivo, y ahí leo los diarios y observo a la gente. Me inspiraron dos sucesos publicados. A uno le llamaron El caso Lucero, de una joven que un chavo le ofreció trasladarla a su casa en coche pero la llevó a un cerro donde trató de violarla. Ella se defendió y golpeó a su agresor. Después, él la acusó y los periódicos intentaron desprestigiarla.

“Luego, una juez mujer se fue contra la chica cuando ella sólo se defendió en una situación de peligro. Los hospitalizaron a los dos, estaban mutuamente dañados; pero los instalaron en el mismo cuarto y los familiares del chavo llegaron ahí. Todo eso me llamó la atención, aunque nada de esto se incluyó en la película; sólo me percaté de cómo las mujeres son agredidas en la corte y la prensa, en fin.”

La otra nota informativa que influyó para su guión, era roja:

“Se publicó en portada la foto de un señor ahogado en un arroyo y el encabezado, el cual se destacó, decía: ‘Ahogan a jotito’. Me impresionó que en un periódico usaran ese tipo de calificativo. Era un enfermero que trabajaba en un hospital, alguien que se dedicaba a ayudar a gente y lo matan. Además, lo denigran en esa publicación. Ese tipo de información afecta a la sociedad. De esas dos historias me surgieron las ideas.”

Libertad y pasión

–¿Cómo trabajó el guión?

–Cada vez es un poco diferente…

“Mi idea original se la presenté al guionista Gibran Portela, que coescribió La jaula de oro, y empezamos a trabajar el guión. Después de algunas versiones, sentí que algo hacía falta; entonces, surgió esta idea de agregar algo que no es humano ni es explicable, ahí entra una cuestión de terror o ciencia ficción.

“No puedo encontrar una lógica clara del porqué de la violencia, del porqué tanta represión. De ahí surge una explicación que no es de este mundo.”

Para Jaime Romandía, productor de la película, La región salvaje “es una impactante historia que lleva al límite la narrativa de Amat explorando nuevos terrenos, sin dejar de lado esa característica de crítica social que tiene su cine”.

De vuelta, Amat Escalante integra a actores desconocidos, aunque revela que por primera vez les mostró todo el guión a sus protagonistas para que lo leyeran. “Saben qué va a pasar, a diferencia de mis otras tres cintas, y tuvimos muchos ensayos”, refiere.

En esta ocasión, su director de fotografía fue el chileno-danés Manuel Alberto Claro, quien ha fotografiado los últimos filmes del director Lars von Trier. También forma parte de su equipo el británico Peter York, quien supervisó los efectos visuales.

“En esta película hay mucho de efecto visual, entonces toda esa parte se hizo en Dinamarca”, relata el realizador de Sangre y Los bastardos. Los productores, además de Romandía, son Fernanda de la Peza y Escalante, con las productoras Mantarraya Producciones y Tres Tunas. Asimismo, apoyaron Pimienta Films, Snow Globe, Le Pacte, The Match Factory, Mer Film, Adomeit Film, Labodigital y Copenhagen Film Fund.

A pesar de que ya es su cuarto largometraje, Escalante confiesa que ha sido “rudo lograr el financiamiento” de La región salvaje:

“Hemos luchado más que en otras ocasiones con eso. De alguna manera sí ha habido más confianza en mí después de haber hecho Heli; pero de repente nos hemos encontrado con las mismas dificultades porque son películas en las cuales no hay estrellas famosas, no son comedias, y bueno, trato de crear una película que yo quisiera ver: emocionante y que sorprenda. Creo que logró eso, por ello ya tengo muchas ganas de que se vea.”

Puntualiza que practica un cine personal:

“Las películas son como una ventana a mi cerebro. Con toda libertad hago lo que se me antoja; bueno, dentro de lo que puedo hacer económicamente. Me siento libre como cineasta, y filmo historias que son mis miradas de una situación. Son historias que me han salido con pasión, básicamente por interés a querer mostrar algo, de que se dé a conocer. A veces la inspiración viene de cuestiones sociales o injusticias, pero eso es sólo la materia prima, luego ese material pasa por mi sensibilidad, mi mirada, y surgen estas películas que no son necesariamente periodísticas, aunque me inspiran asuntos periodísticos.

“Y son películas provocadoras porque son un poco ambiguas, y eso a mí me gusta.”

–Al realizar un largometraje, ¿piensa en competir en un festival o en quién la verá?

–Es complicado decir exactamente lo que pienso cuando ruedo una película. Creo que plantearse desde el principio quién la verá o a quién sí o no le gustará es peligroso, no es sano. Tampoco estoy pensando en concursar y nunca pienso que las cintas son más fáciles para una competencia, no funciona así mi cabeza.

–Pero le gusta ser reconocido…

–Si se da por algo que realizo y que la gente ve, que suceda eso es natural, tal vez –duda–, no sé, no es algo que me pongo a contemplar realmente…

En México, La región salvaje se proyectará el 20 de octubre en el marco del XLIV Festival Internacional Cervantino, en las Escalinatas de la Universidad de Guanajuato, a las 20 horas, y después en el 14 Festival Internacional de Cine de Morelia, a realizarse del 21 al 30 de octubre. Y aún el largometraje no cuenta con un distribuidor en concreto para su estreno comercial.

Acerca del autor

Nació en la Ciudad de México. Estudió ciencias de la comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Desde 1991 inició en el periodismo. Ha trabajado en los diarios mexicanos El Universal y La Jornada, entre otros, y el periódico español El País. En 1999 ingresó a Proceso, donde labora hasta la fecha.

Comentarios