Prende Radiohead el Palacio de los Deportes

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un Palacio de los Deportes a reventar, unos de 21 mil 700 fans recibieron a la banda británica Radiohead, que ofreció un recorrido histórico por rarezas y éxitos de su carrera.

La enigmática presencia de su vocalista y líder, Thom Yorke, apareció a eso de las 21:00 horas, junto a Jonny Greenwood, Ed O’Brien, Colin Greenwood y Phil Selway.

“Burn The Witch” y “Daydreaming”, fueron las rolas con las que arrancó el recital, el cual contó con una producción minimalista de seis pantallas unidas sobre el escenario y donde se veían por momentos los rostros de cada uno de los integrantes.

Entre luces violáceas, rojos y azules intensos, llenaron la atmósfera del lugar, que a pesar del siempre criticado sonido del llamado “Palacio de los Rebotes”, no menguó la energía de los presentes, quienes se entregaron con todo.

Le siguió el rock sutil de “Full Stop”, para saltar hacia la intensidad y fuerza de “Iron Lung”, y continuar con “National Anthem”, mientras los espectadores permanecían como en un trance de emociones, siempre expectantes, ante el despliegue sonoro de cada instrumento y donde a Thom Yorke se le veía gozar bajo su mirada perdida pero entregada a su sequito.

“All I Need” y “Pyramid Song”, impregnaban un universo alucinante de luces e instrumentación, que se bañó con “Bloom”, para avanzar con “Separator”, “Identikit” y “The Numbers”. Inmediatamente se sintió “Bodysnatchers, “Feral”, “Nude”, “Everything in its Right Place”, así como “Idioteque”, siendo así una selección de temas bien recibidas por los amantes de esta agrupación.

Aunque siempre solemne, Thom Yorke agradeció en todo momento a su audiencia, que disfrutó de cada instante de su ídolo, que también compartió “Let Down” y “Present Tense”, se sumaron “Reckoner”, “Planet Telex” y “Arpeggi”.

Pasadas las 23:00 horas, cuando parecía que el tiempo se agotaba para un show que ocurrió prácticamente sin pausas, y estaba a punto de despedirse, Radiohead sorprendió al concluir con uno de sus clásicos, “Creep”, la cual encendió el Palacio de los Deportes, dejando extasiado al público.

Radiohead es una banda británica de rock alternativo originaria de Abingdon, Inglaterra, formada en 1985. Se asomaron en 1992 con la canción “Creep” a los ojos del mundo donde imperaba en ese entonces el grunge, y decidieron ir más allá, con una mezcla de ritmos envolventes de rock, instrumentales, experimentales y hasta dosis electrónicas.

Entre su discografía destacan: Pablo Honey (1993), The Bends (1995), OK Computer (1997), In Rainbows (2007) y su reciente A Moon Shaped Pool (2016).

La siguiente crónica fue solicitada a César Muñoz Valdés para nuestros lectores de Apro y proceso.com.mx.

Comentarios