Demandará Morena al WSJ ante el Tribunal Superior de Justicia de la CDMX

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El vocero de Morena, César Yáñez, precisó que esta mañana presentarán en el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México la demanda contra el diario The Wall Street Journal (WSJ) por daño moral.

Se peleará esa demanda, porque la nota del diario estadunidense fue una infamia contra la honestidad del líder del partido, Andrés Manuel López Obrador, puntualizó en entrevista con Radio Fórmula.

Yáñez destacó que no hay un monto de dinero específico de la reclamación, sin embargo, recalcó, esos recursos “no serán ni vendrán a los bolsillos de Andrés Manuel o de la familia, sino destinados para los hijos de los migrantes”.

Añadió: “El día de hoy en el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, serán los tribunales mexicanos que darán cuenta de esta denuncia por daño moral, la vamos a pelear. Este es un caso en donde creemos que bien vale la pena poner un límite, poner un hasta aquí, y será la autoridad la que determine.

“Nosotros aportaremos los elementos que comprueban que los departamentos de Andrés Manuel fueron donados desde 2005 y no se incurre en ninguna responsabilidad, o no es responsabilidad de Andrés Manuel el que aparezcan o no en el Registro Público de la Propiedad”.

Además, el vocero de Morena informó que Julio Scherer Ibarra los representará en esta demanda por daño moral contra el tabasqueño.

El pasado 28 de septiembre, el diario WSJ difundió una nota donde señaló que el excandidato presidencial omitió dos departamentos en su declaración 3de3 que presentó en agosto pasado.

Con el título: “López Obrador omitió activos en su declaración”, el diario estadunidense destacó que el líder de izquierda, “uno de los principales aspirantes a la presidencia de México en 2018”, se sumó recientemente “a un número creciente de políticos mexicanos que presentan una declaración completa de sus bienes, una consecuencia de la presión pública generada por una serie de escándalos de conflicto de intereses que han marcado a la administración del presidente Enrique Peña Nieto”.

Añadió: “La presentación de López Obrador fue el equivalente de una declaración de la pobreza: dijo que no tenía una cuenta corriente o tarjeta de crédito, y que ganaba solamente US$32.000 al año como jefe de su propio partido político, el Movimiento Regeneración Nacional, o Morena. También afirmó que no tenía otras propiedades o automóviles”.

Pero de acuerdo con documentos del Registro Público de la Propiedad, sostuvo, el excandidato presidencial omitió dos apartamentos en la Ciudad de México adquiridos mientras fue jefe de gobierno de la Ciudad de México.

Los documentos vistos por The Wall Street Journal “muestran que López Obrador compró los dos apartamentos adyacentes de 76 metros cuadrados cada uno en el vecindario de Coyoacán en 2002, y por los que pagó alrededor de US$109.000 en 2002”, reveló el rotativo.

El texto cita a Max Kaiser, experto en la lucha contra la corrupción del Instituto Mexicano por la Competitividad, quien afirmó que “es una ofensa a la transparencia y la honestidad. Tenía la obligación de declarar los apartamentos en su declaración (…) La gente espera que sea coherente con su retórica”.

Ese mismo día, César Yáñez lamentó lo publicado por WSJ y subrayó que, efectivamente, el político compró los dos apartamentos, pero los donó a sus dos hijos mayores. El problema –apuntó– es que hay un juicio testamentario y por eso su nombre sigue apareciendo en el Registro Público de la Propiedad.

“Yo creo que no hay nota, no le busquen, (López Obrador) es el hombre más transparente, es el hombre más auscultado, es el hombre al que le han querido colgar todos los santos, todos los daños”, puntualizó Yáñez.

“No hay nada que ocultar y es juicio testamentario”, resaltó el vocero de Morena, luego de explicar que el papeleo se ha retrasado debido a que la primera esposa de López Obrador, la madre de sus hijos mayores, no dejó testamento cuando falleció en 2003.

Además dijo que explicó a detalle al corresponsal del diario estadunidense que el tabasqueño tenía 50% de derecho a una herencia, la heredó y posteriormente cedió los derechos, lo cual forma parte de un juicio, no sólo de ese departamento, sino de otras propiedades que quedaron para sus hijos.

“Le expliqué, me dijo: ‘es que no aparecen en el Registro Público de la Propiedad y para mí lo que cuenta es que aparecen en el Registro Público, y a mí los abogados me dicen’. Le dije: allá lo que te digan los abogados, pero la verdad, no hay nada que ocultar y es juicio testamentario”.

Comentarios