PANAMA PAPERS GANA PULITZER

Celebra AI liberación de tres mexicanas que fueron violadas por marinos

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Amnistía Internacional (AI) celebró la excarcelación de tres mujeres que fueron violentadas sexualmente por integrantes de la Secretaría de Marina para obligarlas a autoincriminarse en delitos que no cometieron.

De acuerdo con un comunicado de la organización, este jueves un juez federal adscrito al estado de Morelos ordenó la puesta en libertad de Denise Lovato, Korina Urtrera y Wendy Díaz, al absolverlas de los delitos de narcotráfico y delincuencia organizada, por los que fueron sometidas a proceso desde 2011.

Las mujeres formaron parte de la lista de cien entrevistadas en diferentes cárceles de alta seguridad por el equipo de investigación de AI para la elaboración del informe “Sobrevivir a la Muerte. Tortura de mujeres por policías y fuerzas armadas en México”, presentado en julio pasado.

En el comunicado, Ericka Guevara Rosas, directora regional de Amnistía Internacional, destacó que “Denise, Korina y Wendy no debieron haber sido encarceladas”. Y, más aún, “sus estremecedoras historias muestran el trágico estado de los derechos humanos en México, donde las fuerzas de seguridad someten habitualmente a las mujeres a abusos sexuales para obtener sus ‘confesiones’, en un intento de demostrar que están haciendo frente al desenfrenado crimen organizado”.

La defensora puntualizó que una vez demostrada la inocencia de las tres mujeres, “debería investigarse la tortura infligida a Denise, Korina y Wendy, y los responsables deberían comparecer ante la justicia”.

En el reporte realizado por AI se describen los testimonios de Korina y Denise, quienes dijeron al personal de la organización que el 27 de agosto de 2011, “marinos armados y vestidos con uniformes de camuflaje irrumpieron en la casa (de la primera en Tabasco) y empezaron a golpearlas”.

Tras gritarles que estaban buscando drogas, se las llevaron sin orden de aprehensión y las condujeron a un cuartel naval, donde “las violaron a ambas y las sometieron a semiasfixia y a descargas eléctricas”.

En el informe se describe de forma cruda cómo fueron agredidas las mujeres –una de las cuales jamás había tenido relaciones con hombres– por los marinos, hechos que se desarrollaron durante 30 horas, antes de que fueran puestas a disposición del Ministerio Público del estado de Veracruz, donde fueron obligadas a aceptar su participación en delitos de delincuencia organizada y narcotráfico.

Ambas denunciaron la tortura sexual ante un médico de la Marina y ante el juez de la causa, pero en su momento fueron desoídas sus quejas, hasta que la Procuraduría General de la República abrió una querella. Cuatro años después las mujeres fueron analizadas por un médico legista, pero no se ha acusado a ningún marino por esos hechos.

Guevara Rosas puntualizó que este caso debería alentar a que los jueces pongan en libertad a otras mujeres que han sufrido lo mismo que las jóvenes recientemente liberadas.

Uno de esos casos es el de Verónica Razo, madre de dos hijos, por quien AI emprendió una campaña internacional para pedir su liberación.

Verónica ha pasado cinco años en prisión, luego de que la Policía Federal la sometió a 24 horas de tortura para confesarse culpable del delito de secuestro. La mujer está encarcelada en el penal de alta seguridad de Tepic, Nayarit.

El estudio realizado por AI destaca que las cien mujeres entrevistadas “contaron que habían sufrido algún tipo de abuso sexual o psicológico durante su arresto e interrogatorio por parte de policías municipales, estatales o federales o por miembros del Ejército o la Marina”.

Del total de las encuestadas, apunta el documento, “72 afirmaron haber sufrido agresiones sexuales durante su arresto o en las horas posteriores”, en tanto que 33 “afirmaron haber sido violadas”.

Comentarios