Cae “El Big Mama”, acusado del homicidio de 6 en Tlaquepaque

GUADALAJARA, Jal. (apro).- El fiscal de Jalisco, Eduardo Almaguer, confirmó la detención Johnny “N”, conocido como El Big Mama, cabecilla de una banda de criminales de Veracruz, detenido la madrugada del domingo cuando, con nueve cómplices, estaba a punto de tirar seis cuerpos de personas asesinadas en una casa de seguridad en la colonia Toluquilla, de Tlaquepaque.

El funcionario informó que los detenidos fueron capturados en el marco de una operación mixta entre fuerzas federales y locales, luego de recibir un reporte anónimo la madrugada del domingo. El mensaje les advirtió del desplazamiento de dos vehículos con hombres armados en un camino que une a San Martín de las Flores, Tlaquepaque y El Verde, de El Salto, a la altura de la colonia El Zalate.

De forma extraoficial, se informó que El Big Mama y sus cómplices desataron un pleito interno entre integrantes del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) por el control de la plaza en el suroriente del área metropolitana.

Johnny “N” es investigado por los delitos de secuestro, extorsiones, trasiego de drogas y homicidios en el municipio de Coatzacoalcos, aclaró Eduardo Almaguer.

Dijo que ese mismo sujeto realizaba actividades similares en Quintana Roo y que llegó a Jalisco desde hace varias semanas para adueñarse de la plaza en lo que corresponde a los municipios de Tlaquepaque, El Salto e Ixtlahuacán de los Membrillos.

“La instrucción que tenían estos sujetos era la de dejar los cuerpos a la vista exactamente en los límites de El Salto y Tlaquepaque para dejar un mensaje muy claro para la célula opositora”, mencionó el fiscal.

De los 10 detenidos, aclaró, cuatro también son oriundos de Veracruz, uno más de Tepatitlán de Morelos y cinco, de la zona metropolitana.

A esa misma banda se le relaciona con otros seis asesinatos ocurridos en fechas diferentes en la zona metropolitana, entre ellos el de tres personas en la colonia San Carlos, de Guadalajara. Ocurrido la madrugada del 9 de diciembre, en este caso se descubrió el cuerpo sin vida de Alejandro González, La Cobrita Jr., campeón mundial de boxeo.

Después de 24 horas de guardar silencio, el fiscal Eduardo Almaguer reconoció que entre los detenidos se identificó a un sujeto que se desempeñaba como policía investigador de nombre Yurko Alejandro Fraustro. Entre los presuntos sicarios también fue reconocido otro expolicía de una corporación municipal del estado de Jalisco.

El funcionario estatal aclaró que cuatro de los seis asesinados ya fueron identificados y reconocidos por su familia, pero declinó dar los detalles de los nombres de las personas ejecutadas pues dijo que se les relacionan con trasiego de drogas y robo.

Comentarios