Era gasolinazo o fin de programas sociales, justifica líder del PRI en San Lázaro

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- De no aumentar el precio a la gasolina, los programas sociales como Prospera, campañas de vacunación, pensión para adultos mayores, Seguro Popular y apoyos a productores agrícolas habrían desaparecido este año, afirmó César Camacho Quiroz, coordinador del PRI en la Cámara de Diputados.

Para justificar su voto a favor del gasolinazo, y ante el descontento popular por el incremento que ha llevado al bloqueo de carreteras y manifestaciones alrededor de gasolineras, los priistas ofrecieron una conferencia de prensa en San Lázaro, donde advirteron que la decisión “no variará”.

Camacho Quiroz dijo que mantener “el precio artificial” de las gasolina, es decir sin aumento, el gobierno hubiera tenido que desembolsar o subsidiarla con 200 mil millones de pesos por un año, lo cual tendría varias implicaciones, entre ellas la elevación de impuestos y el aumento de la deuda.

“O bien la desaparición (del programa social) Prospera, todas las campañas de vacunación, no habría cómo sufragar la pensión para adultos mayores, el Seguro Popular y los apoyos a productores agrícolas; tampoco habría recursos para mantenimiento de caminos”, alegó Camacho Quiroz, quien estuvo acompañado de senadores y diputados que forman parte de la Comisión Permanente.

Los siete diputados y ocho senadores priistas respaldaron los números ofrecidos por Camacho Quiroz, quien inició su mensaje a los medios intentando justificar el aumento a las gasolinas.

El líder priista en San Lázaro dijo que la gasolina se importa y que por lo tanto el precio internacional del barril impacta, además de que México ha tenido una “progresiva disminución” de gasolinas a la par que el consumo se ha incrementado. “Somos el cuarto país consumidor en el mundo.

“Y más de la mitad de la gasolina es importada y más cara justo por el encarecimiento del dólar. Hasta la semana pasada (antes de que aumentaran los precios de los combustibles), el precio que pagábamos no correspondía con el costo que implicaba producirla e importarla”.

El líder de la fracción priista continuó justificando la acción que, dijo, fue “dolorosa”:

“Recortar el gasto público (por los 200 mil millones de pesos que costaba mantener el precio de los combustibles sin aumento, según sus cifras), sería equivalente al doble del presupuesto de la Sedesol”.

Y en total sintonía con el mensaje presidencial de Enrique Peña Nieto del miércoles 4, el coordinador de los priistas dijo que la medida fue para “preservar la estabilidad económica, y no sólo la macroeconomía, sino al final la microeconomía, la economía doméstica de los mexicanos, por eso en el PRI asumimos con responsabilidad esta medida y expresamos nuestra completa solidaridad con Enrique Peña Nieto”.

Luego, Camacho Quiroz recordó que la medida beneficia a todos los partidos que son gobierno, pues parte del Impuesto Especial de Productos y Servicios (IEPS), que se aplica a los combustibles, y del que derivará una bolsa del orden de 75 mil millones de pesos adicionales por el gasolinazo, se reparte entre gobiernos estatales, municipales y también el federal.

Finalmente, dijo que su partido entiende las expresiones de descontento popular, pero “no puede permitirse que la libertad de expresión sea secuestrada por quienes actúan con violencia y desde la ilegalidad. Por eso reprobamos las expresiones de violencia que afectan el suministro de combustibles, pues al final se perjudica a todos los consumidores, y se vulnera la propiedad privada con el pretexto de enarbolar una causa aparentemente justa.”

Atentan contra la integridad de los mexicanos, aseguró el diputado federal del PRI.

Comentarios