Niega Trump que Rusia tenga información confidencial suya

WASHINGTON (apro).- El presidente electo Donald Trump descalificó los reportes de prensa filtrados por las agencias de inteligencia de Estados Unidos, donde se señala que Rusia posee información confidencial y delicada sobre sus transacciones financieras y asuntos personales.

“Es una desgracia que se filtre información, todo es falso”, dijo Trump en una conferencia de prensa celebrada esta mañana en el edificio de su propiedad, Tower Trump, en Manhattan, Nueva York.

Molesto y agresivo con los representantes de los medios de comunicación que acudieron al evento, el presidente electo aseguró que “fue gente enferma” que se opone a él, quien filtró a medios de comunicación –como la cadena de televisión CNN– el reporte de inteligencia presuntamente en manos del gobierno de Vladimir Putin.

Los despachos noticiosos que se han dado a conocer al respecto sostienen que las agencias de inteligencia de Estados Unidos entregaron un informe en el que se da cuenta de la información confidencial que tiene Rusia sobre Trump.

De acuerdo con los reportes noticiosos, si esa información sobre la vida personal y transacciones financieras del presidente electo se hubiese dado a conocer durante la campaña presidencial, es posible que el resultado de los comicios del pasado 8 de noviembre hubiese sido otro.

En la conferencia de prensa, Trump fue continuamente cuestionado sobre el tema de la injerencia cibernética de Rusia en las elecciones presidenciales. Y admitió que posiblemente fue esa nación la que hackeó al Comité Nacional Demócrata (DNC), pero lo culpó de que eso ocurriera porque, dijo, no cuentan con sistemas efectivos para contener el espionaje cibernético.

Pese a la insistencia y reiteración de la prensa, el presidente electo se abstuvo de acusar directamente a Vladimir Putin, presidente de Rusia, de ser el responsable del hackeo a los demócratas durante la campaña presidencial.

Luego acotó que su relación con Putin, que aún no se formaliza de presidente a presidente, debería ser vista como algo positivo para Estados Unidos.

“Lo considero un activo, no lo contrario. Si a Putin le gusta Donald Trump, eso es un activo”, afirmó.

El presidente electo también negó tener acuerdos con Rusia, y aclaró que no existe ningún negocio ni deuda con ese país.

Por encima de su desdén a las agencias de inteligencia de Estados Unidos, Trump afirmó que éstas son vitales para los intereses de su país, pero advirtió que bajo su presidencia tendrán que someterse a ciertos ajustes de los cuales no dio detalles.

La conferencia de prensa fue aprovechada por el magnate para anunciar que al asumir el poder, el próximo viernes 20, renunciará a sus inversiones y cargos dentro de sus negocios.

Y aunque presumió que está capacitado “para manejar mis negocios y al gobierno al mismo tiempo”, sostuvo que su empresa, Organización Trump, será dirigida por sus hijos Donald y Eric. Su hija Ivanka y su yerno Jared Kushner, apuntó, se deslindarán del emporio familiar.

Sheri Dillon, abogada del presidente electo, intervino en la conferencia de prensa para explicar que su cliente renunció a sus inversiones, acciones e intereses de la Organización Trump.

“Todo lo que le pertenece se depositará en un fideicomiso”, puntualizó la representante legal del presidente electo. Y explicó que bajo la presidencia de Trump, la empresa familiar que estará a cargo de Donald Jr. y Eric “no hará negocios a nivel internacional, solo de carácter nacional”.

Anunció, asimismo, que los hoteles Trump, cuando reciban pagos por sus servicios de parte de gobiernos extranjeros, transferirán ese dinero a las arcas del Departamento del Tesoro.

Los reporteros cuestionaron a Donald Trump sobre su negativa a dar a conocer sus declaraciones tributarias, a lo que éste respondió que solo son los periodistas y no la sociedad estadunidense la que está interesada en saber cuánto paga de impuestos, antes de ser candidato presidencial.

Al iniciar la sesión de preguntas y respuestas con los reporteros, el magnate afirmó que tenía un gran respeto por la prensa y la libertad de expresión.

Sin embargo, cuando Jim Acosta, representante de CNN y encargado de la cobertura del presidente electo, pidió la palabra e incluso gritó para hacerse escuchar, Trump no sólo le negó la oportunidad de que lo cuestionara, sino que visiblemente molesto le dijo que se “comportara” y se callara, y que no permitiría que le hiciera preguntas por pertenecer a una organización que difunde noticias falsas.

Trump se refería a la información que divulgó CNN respecto del presunto informe de inteligencia que tiene Rusia sobre sus presuntas transacciones financieras y temas personales.

Comentarios