LMB: El diamante se fracturó

La pugna en el beisbol llegó a un nivel que hace tiempo no se veía: grupos de gran poder están enfrentados, y sus desacuerdos son muy hondos. Una facción desconoció al presidente de la liga y los acuerdos que se han tomado. La otra, amenaza con ir a los tribunales. El detonante de la pugna actual es la cantidad de mexicoestadunidenses que pueden competir por equipo, pero ese problema es sólo la superficie. A niveles más profundos está la lucha por la hegemonía económica y la influencia…

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- La división entre los dueños y presidentes de los clubes de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) se recrudeció en la última asamblea, realizada el miércoles 11: el grupo de ocho equipos que tiene la mayoría destituyó del cargo de presidente a Plinio Escalante y restringió a tres el número de peloteros mexicanos nacidos fuera de territorio nacional que pueden jugar.

El grupo opositor (el de “los siete”) amenazó con recurrir a los tribunales y, si es necesario, solicitará amparos para que ese tipo de peloteros pueda ser contratado libremente. Para Leones de Yucatán, Pericos de Puebla, Toros de Tijuana, Rojos del Águila de Veracruz, Acereros de Monclova, Vaqueros Laguna y Rieleros de Aguascalientes, Escalante sigue siendo el presidente y todo lo ocurrido en la asamblea no tiene validez.

En medio de los señalamientos y acusaciones afloraron dos temas: que algunos de los jugadores mexicoestadunidenses participaron con documentación falsa para demostrar la nacionalidad mexicana y que el director de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Alfredo Castillo, solicitó a la LMB y a los dueños de los equipos que para la campaña 2016 permitieran la libre contratación de esos peloteros, pues son tan mexicanos como quienes sí nacieron en México.

Al término de la asamblea, el grupo de los ocho (Diablos Rojos del México, Tigres de Quintana Roo, Guerreros de Oaxaca, Piratas de Campeche, Olmecas de Tabasco, Sultanes de Monterrey, Saraperos de Saltillo y Generales de Durango, antes Delfines de Ciudad del Carmen) hizo estas revelaciones.

En la temporada 2016 jugaron 779 peloteros, de los cuales 88 son mexicanos nacidos en Estados Unidos (11.2%); 11 son naturalizados (1.41%), y 173 extranjeros (22.2%).
Según dijo el presidente ejecutivo de Tigres de Quintana Roo, Cuauhtémoc Rodríguez, “un porcentaje alto” acreditó la nacionalidad mexicana con actas de nacimiento falsas, todas ellas obtenidas en una población llamada Castaños, en Coahuila.

“No son mexicanos, son ilegales. Es algo que la presidencia de la Liga no checó. El acta de nacimiento del papá o la mamá que los acredita como mexicanos de ahí la sacaron. Se violaron muchas cosas. Plinio debió tener a alguien revisando eso. Nosotros actuamos de buena fe. Los pasaportes se consiguen fácilmente en México, por desgracia”, aseguró el directivo, que fue respaldado por otros presidentes.

Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2098, ya en circulación

Acerca del autor

Estudió Ciencias de la Comunicación y Letras y Literatura Hispánica en la UNAM. Fue reportera de información general en los noticieros Monitor de InfoRed. Desde 2000 ha sido reportera y conductora de deportes en distintos medios radiofónicos y televisivos. Estudió la Maestría en Periodismo y Asuntos Públicos en el CIDE.

Comentarios