Magistrados posponen resolución sobre la siembra de maíz transgénico

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los magistrados del Primer Tribunal Colegiado en materia Civil del Primer Circuito de la Ciudad de México aplazaron el proyecto de sentencia relativo a las impugnaciones de los gigantes de la industria transgénica –entre ellos Monsanto– contra la suspensión de siembra de maíz genéticamente modificado, vigente en México desde septiembre de 2013.

René Sánchez Galindo, el abogado que acompaña la demanda colectiva contra la siembra de maíz transgénico en el país, señaló que la industria cambió su táctica y pasó de la mentira a la presión sobre los jueces.

Destacó que Monsanto presentó ayer un escrito “en el que dice que solicitó que el asunto se vaya a la Suprema Corte de Justicia de la Nación”, y los magistrados tomaron la decisión de posponer la resolución (que podría durar tres meses) “e hicieron referencia al escrito presentado por la trasnacional”, explicó.

Con esa medida, agregó, se mantiene la medida cautelar para no sembrar maíz transgénico.

La batalla legal inició desde septiembre de 2013 mediante 26 juicios de amparo presentados por las secretarías de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), junto con las empresas Syngenta Agro, Dow Agrosciences de México, PHI México (Pioneer-Dupont), Monsanto Comercial, Semillas y Agroproductos Monsanto, para que se permita la siembra de maíz transgénico.

De esos juicios, 22 han resultado favorables a la colectividad demandante y los restantes cuatro se resolverían este jueves.

De acuerdo con la colectividad demandante, la razón principal por la que se mantiene la suspensión de siembra de maíz transgénico en todo el país es que ha quedado demostrado que esos organismos modificados genéticamente han sido liberados sin autorización legal, lo que pone de manifiesto la existencia de un peligro inminente.

Por su parte, la industria agroalimetaria trasnacional argumenta que los tribunales no están facultados para suspender los permisos de siembra de maíz transgénico, y que la demanda colectiva ciudadana es improcedente.

En respuesta, la colectividad ha dicho que ambas cuestiones ya son cosa juzgada, porque 17 tribunales federales en 22 juicios de amparo ya admitieron que debe llevarse a cabo el juicio colectivo y ordenaron que sí pueden suspender la siembra de transgénicos, por lo que en los restantes cuatro amparos por resolverse, únicamente decidirán si la prohibición se mantiene hasta el final del juicio.

Comentarios