Ingreso extra por 300 mil mdp del gobierno se destinará a pensiones en Pemex y CFE, acusa Morena

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobierno federal obtuvo ingresos adicionales por 620 mil millones de pesos el año pasado, y al menos 300 mil millones se destinarán al pago de pensiones de Pemex y la CFE, denunció la fracción de Morena en la Cámara de Diputados.

Al recibir el cuarto reporte trimestral de la Cuenta Pública del año pasado, y que finalmente es un consolidado de cuánto se obtuvo y en qué se gastó el dinero, Vidal Llerenas, especialista en economía y diputado federal por Morena, denunció que ese recurso extra se debe a que el propio gobierno federal “subestima” los ingresos, es decir, miente al Congreso sobre lo que realmente espera obtener por diversos conceptos.

“Llama poderosamente la atención que hay 620 mil millones de pesos más de lo programado, es decir, el gobierno tuvo toda esta cantidad de más… el gobierno sistemáticamente tiene alrededor de 250 mil millones más año con año, y en esta ocasión se alcanzan los 620 mil millones porque se siguen subestimando los ingresos, pero además porque se tuvo un remanente de operación del Banco de México el año pasado por 240 mil millones”, explicó Vidal Llerenas.

“Volvemos a ver que hay una gran discrecionalidad del gobierno en virtud de que tiene ingresos mucho mayores a los que estima, y además está el tema de que tiene un remanente de operación del Banco de México”, consideró el legislador de Morena, único partido de los siete que hay en el Congreso que ha analizado el informe de Hacienda.

Llerenas dijo que del informe cuatrimestral se desprende que, con la reforma energética, de esos 620 mil millones, al menos 300 mil millones de pesos serán destinados al pago de pensiones de Pemex y CFE.

“El propio informe trimestral establece que como resultado de la reforma energética se van a destinar alrededor de 300 mil mdp para los fondos de pensiones de Pemex y de CFE, este es un fenómenos que hemos visto en los últimos años, pero a raíz de la reforma hemos tenido que destinar esto, ahí también se está destinando parte del ingreso extra. Hay también 70 mil mdp más del impuesto a las gasolinas, más o menos eso obtuvo en exceso de lo que se había programado el año pasado, eso llama la atención, pues es más o menos un punto de PIB más en el tema de ISR y a grandes rasgos es lo que uno puede determinar del informe”, detalló.

Luego explicó que al no reportar el gobierno federal lo que realmente espera recibir de ingresos, entonces se deja una especie de “caja chica” para manejar discrecionalmente los recursos que obtiene y de los que el Congreso no tiene control total.

“Siguieron subestimando los ingresos para durante el año tener discrecionalidad a la hora de asignarlos, pero este año también reconocen remanente de operación del Banco de México por 240 mil millones, una cantidad muy importante.

“Esto genera problemas, el primero es que sin intervención del Congreso, Hacienda puede asignar 640 mil mdp; segundo, parte de eso, unos 300 mil millones, se van a los fondos de pensiones de Pemex y de CFE, como resultado de la reforma energética; otra parte se usa para otros rubros del gobierno y en parte, también, para reducir ligeramente el endeudamiento”, reveló.

En años anteriores la discrecionalidad ha sido sobre 200 mil millones de pesos o 250 mil millones, pero ahora es sobre 600 mil millones, alertó. “Una cantidad así tendría que ser discutida con el Congreso para saber qué se hace”.

El diputado por Morena llamó la atención de que en el reporte se revele que llegaron a las arcas del gobierno 600 mil millones de pesos más y, aun así, se recortó el gasto en educación e infraestructura en 8%.

“La inversión física del gobierno cae en 8% respecto del año pasado, es un dato importante que habría que tomarse en cuenta, es decir, se tienen recursos adicionales, pero aun así baja la inversión, baja el gasto en educación y básicamente lo extra se usa para asumir compromisos de la reforma energética relacionados con pensiones y no en inversión”, acusó.

Comentarios