“Los Constituyentes”, teatro multimedia en Querétaro

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Conmemorando los 100 años de la Carta Magna de 1917, el productor Edgar Federico Pulido Macías estrena el espectáculo de teatro y multimedia Los Constituyentes, de Juan Carlos Zerecero, con diseño sonoro de Juan Carlos Díaz y dirección de Luis Martín Solís, del 5 al 8 de febrero en el Teatro Metropolitano del Centro de Congresos de Querétaro.

Desde San Juan del Río, donde es profesor de actuación, el dramaturgo Zerecero expresó:

“Para mí es todo un honor ver este montaje tan lleno de vida que en una hora y media ha cristalizado, gracias al trabajo de 36 artistas en escena, muchos con una notable trayectoria y otros bastante jóvenes, pero buenos… Ellos van de la mano de un espléndido productor y de un director magnífico, ofreciendo una corta temporada de esta puesta dramática, la cual servirá de enseñanza para dar a conocer la apasionante historia de cómo se gestó nuestra Constitución Política en Querétaro hace una centuria”.

A su vez, poco antes del debut este domingo con Los Constituyentes, Homenaje al Congreso Constituyente de 1917, el productor Edgar F. Pulido dijo:

“Por fin presentamos un espectáculo teatral y multimedia que era el objetivo inicial del proyecto surgido hace diez años con la investigación y el texto dramático de Juan Carlos Zerecero. La obra editorial apareció en 2009 y al año siguiente pudimos rodar un mediometraje con Alexis P. Montero, que narra la vida cotidiana del Constituyente; pero aunque armamos unas cuantas escenas de la obra y de la película en el Teatro Iturbide, donde se promulgó la Constitución del 17, el montaje había quedado pendiente.

“Felizmente ahora en el marco del centenario de nuestra constitución lo estrenamos y sinceramente pienso que este un montaje podría simbolizar un hito en el teatro queretano, en razón de lo que representa a la comunidad escénica, cobijada por un texto que retoma un texto importantísimo en la historia nacional y brinda una reflexión necesaria en un momento difícil para México”.

Los Constituyentes preestrenó el sábado 4 con asistencia de unas 500 personas, y continuará con dos funciones los días lunes 6, martes 7 y miércoles 8 en el Metropolitano, al término de las cuales caerá el telón para proyectarse la cinta homónima que obtuvo los premios Mejor Dirección de Arte, Mejor Casting y Mejor Actor en el Festival Pantalla de Cristal.

“Son ocho funciones gratuitas. El director Luis Martín Solís es miembro del Sistema Nacional de Creadores, creador especializado en ópera y teatro; su mirada ha permitido que nuestro espectáculo tenga ese tono operístico con diseño sonoro de Juan Ernesto Díaz. Hay referencias a la música de esa época; pero también ciertas fragmentos de ópera en el montaje con la excelsa soprano Zaira Soria, quien aporta momentos de enorme emotividad, además de la participación de bailarines y bailarinas, un conjunto que permite la posibilidad de reflexión y momentos gozosos”.

Los constituyentes, insiste, es “un montaje inédito en la historia del teatro queretano en un espacio harto especial como es el Teatro Metropolitano, inaugurado apenas hace cuatro años, enmarcando un espectáculo impresionante en un teatro con todas las posibilidades tecnológicas, con cuatro pantallas multimedia y apoyos de la Secretaría de Cultura del Estado… una labor dictaminada además por la Comisión Organizadora de los Actos Conmemorativos de Querétaro que preside el gobernador y representantes de los poderes legislativo y judicial”.

Posteriormente, la película se llevará a los 18 municipios queretanos Añade Pulido:

“Todo el reto de plasmar las acciones de los legisladores para promulgar nuestra Carta Magna está resuelto en la escena y corre con muy buen ritmo; lo principal es que capta un registro de esos personajes históricos pero como si fueran de carne y hueso, no como monumentos de bronce.”

El montaje es un tributo a Giancarlo Pulido Macías, director de teatro, escenógrafo y hermano de Edgar, ya fallecido, quien impulsó el naciente proyecto y quiso representarlo infructuosamente en el mismo escenario donde los constituyentes del 17 debatieron.

Giancarlo lamentaba:

“El Teatro de la República en Querétaro (antes Teatro Iturbide) es un espacio en cierta forma limitado y difícil (para la ambiciosa puesta escénica) por tener a las espaldas del escenario esa enorme pared de madera que bloquea las posibilidades escénicas y sin una mecánica para colgar luces. A pesar de ello, es un edificio bastante bello e interesante con una gran carga histórica. Un reto creativo será resolver la movilidad del espectador y sus actores. Las entradas y salidas de los pasillos son alternativas para dicha movilidad. Exteriormente es muy rico en sus posibilidades”.

Fastidio nacional

Cuando el actor Juan Carlos Zerecero, nacido hacia 1975 en San Juan del Río, Querétaro, publicó la primera edición de Los Constituyentes (Instituto Politécnico Nacional, 2009. 148 páginas), escribió en torno a aquel drama histórico que originó nuestra Carta Magna hace una centuria:

“Más que un homenaje como tal, el texto tiene un tratamiento reivindicatorio a los personajes del Constituyente, porque la idea que se tiene del suceso es que un grupo de constituyentes se reunieron en un teatro e hicieron una constitución y ya. Pero se desconoce a fondo el tema y cuál fue la función de cada uno de los diputados en el congreso”.

Ahora, Zerecero reitera:

“El montaje, la lectura o la cinta de Los Constituyentes enseñan hechos y artículos que sirven como referencia para entender el momento que se dio tras la Revolución Mexicana y el contenido de la Constitución Mexicana. Particularmente, pienso que la visión que ha tenido el director en la obra llevada a escena ha sido reflexionar qué ha sucedido en estos cien años con aquellos nobles ideales que se tenían de manera prístina en su redacción, comprender en qué momento se han perdido o modificado para a partir de ahí reflexionar qué ha pasado con el ordenamiento legal del presente.

“Con el texto es imposible llevar al teatro en su completa extensión lo acontecido en Querétaro hace un siglo, aunque conoceremos aquellos debates de manera más digerible centrándonos en las discusiones de artículos como el 27, 123 o el 3° constitucional. Creo que hay desconocimiento de todos nosotros de aquella historia y para elaborar leyes, no tenemos acercamiento a los diputados locales en todo el país y si los conocemos, es por sus escándalos en la prensa… O los casos de altos políticos y gobernadores que han cometido errores y actos de corrupción; eso nos ha cansado y nos debilita la credibilidad en nuestros líderes. Estamos fastidiados cansados y enfermos de indiferencia”.

Según Pulido, “Zerecero es un artista de talento, hombre que no mira su bolsillo, cree en el arte, de generosidad inmensa y le debemos volver a editar su obra en un bello libro; espero que la Universidad Autónoma de Querétaro lo haga porque hace ocho años el estado de Querétaro no lo supo apreciar”.

¿Qué opina Juan Carlo Zerecero de que los diputados suspendieron el Homenaje Conmemorativo Nacional en Querétaro por los 100 años de la Constitución Política este 5 de febrero?

“Fue una decisión muy triste, es una pena, ¡qué mal que no hubiera celebraciones! Es consecuencia de la situación social que atravesamos, así la Constitución del 17 fue producto de la Revolución Mexicana, o sea, una crisis política y social ¡pero con armas!…Una respuesta a las demandas de educación a los ciudadanos de la república, salarios a los obreros, tierra a los campesinos, que siguen siendo temas urgentes por resolver”.

Para él, México necesita una nueva constitución “pero con hombres idealistas y de acción que no miren los colores de sus partidos políticos”, sino que se propongan sacrificar sus metas y hasta su vida por México “tal como lo hicieron los valientes próceres del Constituyente en 1917”.

Nacido en 1975, Juan Carlos Zerecero se autodefine en tercera persona como “espectador boquiabierto al paso del Halley, sabe lo que es vivir un eclipse de Sol, algunos de Luna, un cambio de siglo y muchas devaluaciones… pintor –de pincel y brocha gorda–, guionista para radio y cortometrajes, pésimo violinista y aprendiz de danza contemporánea, guía de turistas, profesor –desde primaria hasta licenciatura–, estudiante de Derecho y fotógrafo en carpas de feria”.

Un discípulo de Zerecero, el productor cultural, periodista, actor, cuentista y cineasta Felipe Cabello Zúñiga, declaró asimismo a este reportero:

“La celebración que se efectuará en la Ciudad de México por el centenario de la constitución es por conveniencia; el festejo debió ser en capital de Querétaro ya que ahí hace un siglo se debatió y promulgó nuestra Carta Magna, no tienen razón de ser los pretextos de no gastar pesos en derroche de los diputados pues 100 años sólo son una vez. Espero que pronto emergan hombres nuevos con los ideales para nuestros tiempos de crisis como un Carranza, un Obregón y un Francisco Mújica Velázquez, quien estuvo a punto de ser presidente de México después de Cárdenas”.

Y concluyó:

“Creo que lo único que valdrá la pena en este centenario es la obra de teatro Los Constituyentes; me hubiera gustado que se estrenara en el Teatro de la República, pero bueno, al menos será en las conmemoraciones en el Metropolitano de Querétaro”.

A las 19 horas, Canal 22 proyectará el docudrama Los Constituyentes, que podrá ser visto en el Metropolitano al terminar la función este domingo 5. La película (“primera filmada por completo en escenarios y talento escénico de Querétaro por noviembre de 2010”) es coprodución de Pulido y Estudios Churubusco Azteca, con apoyos del Instituto Queretano de Cultura y las Artes (IQCA), Asociación Mexicana de Cine Digital, y el Conaculta.

Comentarios