PANAMA PAPERS GANA PULITZER

Interrupción del embarazo y muerte asistida son derechos ganados en tribunales, responde Mancera a la Iglesia

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego de que la Iglesia Católica calificó la Constitución de la Ciudad de México como un “documento ilegítimo, atropellado, recetario de ideologías y de absurdos jurídicos” y de paso, “asesina”, el jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, dijo que la muerte asistida y la interrupción del embarazo son derechos que ya se habían ganado en tribunales.

Y es que en su editorial del semanario Desde la Fe, la Arquidiócesis Primada de México criticó el trabajo de la Asamblea Constituyente:

“Ha nacido una constitución asesina que no reconoce lo más valioso para cualquier ser humano aun desde el vientre materno, la dignidad de la vida”, dijo en referencia a las disposiciones que permiten la interrupción legal del embarazo.

“Las fracciones mayoritarias en la constituyente evadieron la durísima realidad de sangre y crueldad en la Ciudad de México. Realidad que esconde la inmoral figura de la eutanasia y el lucrativo y abominable negocio del aborto, que es peor que el del narcotráfico”, agregó.

Hoy, en respuesta a esas opiniones, Mancera mencionó, en entrevista con Ciro Gómez Leyva, que esos temas han quedado reafirmados en la nueva Constitución.

“Son derechos que ya se tenían en la Ciudad de México, que ahora se han reafirmado en su Constitución y yo respeto la opinión de diferentes partes de la ciudad, de la ciudadanía, en donde se expresan, pero en el caso concreto había un principio contra el que no se podía ir en contra”, destacó.

El jefe de gobierno aseguró que fue todo un reto lograr una Constitución para la Ciudad de México, “desde la reforma política misma, es decir, la reforma que implicó las modificaciones a la Constitución federal, una tarea que se había venido intentando desde hacía ya mucho tiempo, calculo casi unos 30 años, donde a veces se quedaba en la Cámara de Diputados, otras ocasiones tuvo el mismo fin en la Cámara de Senadores, finalmente se logra”.

Asimismo, sostuvo que hay una exigencia ciudadana que no se puede ocultar, una exigencia de participación cada vez más activa y la propia ciudadanía irá realizando los ajustes necesarios a lo que se esté planteando, “no me parece que sea malo el ejercicio que viene, hay esta figura de la revocación de mandato, tiene sus puntos, sus ciertos candados que requerirán de una voluntad popular bien definida, pero tiene cosas interesantes, por ejemplo, esta participación de los concejales en las alcaldías”.

Por otro lado, indicó que el Tribunal Superior de Justicia de la ciudad seguirá teniendo una voz muy importante, a pesar de que la presidencia del tribunal durará sólo un año.

“Sí, uno de los puntos que más debatieron, que más se insistió, fue este que tiene que ver con el Tribunal Superior de Justicia, en las formas en que personas que están estudiando y analizando mucho sistemas judiciales en el mundo, plantearon que la participación requería o exigía que tuviera esta nueva forma. Tuvimos también nuestra opinión, pero bueno, se ha planteado que se maneje de manera separada”, precisó.

Comentarios