PANAMA PAPERS GANA PULITZER

Avanza la Ley de Seguridad Interior en la Cámara de Diputados pese a quejas de PRD y Morena

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Como un regalo por el Día de la Lealtad, la Ley de Seguridad Interior avanzó otro paso en su aprobación en la Cámara de Diputados, luego que la Comisión de Seguridad Pública emitió una opinión a favor de la propuesta de César Camacho Quiroz.

Sólo el PRD y Morena votaron en contra, con el argumento de que la iniciativa presentada en noviembre pasado por el coordinador del PRI no zanja posibles abusos y violaciones a los derechos humanos por parte de las Fuerzas Armadas al participar en acciones de seguridad pública.

Durante la sesión de este jueves, los diputados del Revolucionario Institucional evidenciaron su interés de que el tema no fuera discutido de manera amplia. Y tanto Francisco Escobedo como la experredista Marcela González Salas (hoy priista) se pronunciaron abiertamente contra el debate, incluso dijeron que por tratarse de “una opinión” de la Comisión de Seguridad Pública, era mejor no disponer de tantas horas de discusión, que al final “no se tomarán en cuenta” por la comisión dictaminadora –Gobernación– que preside el PRI.

El perredista Rafael Hernández Soriano contra argumentó y sostuvo que por ser un tema tan importante y porque no se puede negar la realidad de inseguridad, así como las consecuencias de otorgar más facultades a las Fuerzas Armadas, “se tiene que dar todo el tiempo que sea necesario para su discusión”.

Hernández, miembro de la comisión de Gobernación, fue secundado por el integrante de Morena y miembro de la Comisión de Derechos Humanos, Cuitláhuac García, quien manifestó que no podía respaldar la iniciativa del PRI porque deja abierta la puerta para la militarización y violación a los derechos humanos.

Abel Murrieta, también del PRI, le respondió que no sólo el Ejército viola los derechos humanos, sino también las policías y el crimen organizado. Su argumento generó murmullo entre los asistentes en señal de reprobación, pero no hubo más intervenciones.

Morena, a través de García, calificó la iniciativa que avaló la Comisión de Seguridad Pública como “retrógrada y permisiva”, que sólo sirve para justificar al Ejército en las calles.

Destacó que se parte de una lógica equivocada, pues mientras se reconoce que el Ejército ha cometido violaciones a los derechos humanos y ejecuciones sumarias como las de Tlatlaya, Estado de México, el 1 de julio de 2014, pretenden que continúe en las calles.

“Es como decir: Ejército, síguelo haciendo. Ahora va a ser legal. Va a ser legal el fusilamiento, va a ser legal el tiro de gracia y van a ser legales las violaciones a los derechos humanos, porque así de permisiva es la ley”, acusó García.

Su declaración generó reclamos y negativas, incluso se escuchó decir que “era una exageración”.

El pasado martes 7, en un encuentro privado con legisladores y senadores, los titulares de las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y de la Marina, general Salvador Cienfuegos y almirante Vidal Soberón, respectivamente, demandaron la aprobación inmediata de una ley que les brinde el respaldo jurídico para combatir el crimen organizado.

Incluso cuando algunos legisladores comentaron a los secretarios que el planteamiento inicial era aprobar en paquete la Ley de Seguridad Interior, el Mando Mixto de Policías y el reglamento del artículo 29 de la Constitución, Soberón les respondió: “Llámenle como quieran, pero hagan la ley que nos otorgue el respaldo jurídico”.

La reunión de este jueves duró poco más de hora y media y forma parte del primer paso para avalar, antes de que concluya el periodo ordinario de sesiones, la Ley de Seguridad Interior. Como segundo paso se espera la opinión de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública que preside el PRI, y luego deberá ser dictaminada por Gobernación, a cargo de la priista Mercedes Guillén Vicente.

Comentarios