Cuelgan dos cuerpos y narcomanta en puente peatonal de Reynosa

NUEVO LAREDO, Tamps. (apro).- Los cuerpos de dos personas fueron colgadas esta mañana en un puente peatonal de Reynosa, con una narcomanta que reza “Les entrego estas lacras que escudándose en nosotros (Cartel de Golfo) se dedicaban a robar”.

El aviso fue colocado entre los dos cuerpos sobre el puentes de la colonia las Granjas y está firmado por el Comandante Toro, Juan Manuel Loaiza Salinas, jefe del Cartel del Golfo (CDG) en Reynosa.

El texto del Comandante Toro advierte: “ya estoy cansado de que todo las cosas que pasan me echen la culpa a mi y a la empresa. Que si roban, que si secuestran todo no me lo adjudican a mi persona o a la empresa”.

Agrega que “cada rata, secuestrador y violador que detengan lo va a ser entregando de la misma manera”.

La manta, impresa en letras negras y rojas y con faltas de ortografía, concluye señalando que el CDG quiere una ciudad en paz y demostrar que las “lacras” que roban o secuestran no son parte de su “empresa”.

El Comandante Toro forma parte de la corriente del crimen organizado que proponen regresar a la “Vieja Escuela”, la cual enfatiza que los cárteles dejen de meterse con la población, que terminen con extorsiones y secuestros y regresen a su negocio original: el narcotráfico.

Sin embargo, otro motivo de que la violencia se recrudeció en varias regiones como la Frontera Chica y otras ciudades de Tamaulipas se debe a que el “Comandante Toro” enfrenta una insurrección entre sus filas.

Las pugnas internas del CDG han sido la constante desde que fue detenido en Tampico el expolicía Jorge Eduardo Costilla, El Coss.

En los últimos meses las traiciones y delaciones por el “Trono” del CDG en Reynosa han provocado la caída de capos como Mario Armando Ramírez, alias Mario Pelón o X10; Juan Manuel Rodríguez, Juan Perros, y José Tiburcio Hernández, El Gafe, así como sus comandantes y lugartenientes.

Comentarios