Convocatoria binacional

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Ante la situación de tensión e incertidumbre producida por la llegada de Donald Trump al poder, propongo la elaboración de una convocatoria para organizar un gran simposio binacional acerca de los temas centrales de la relación México-Estados Unidos. Se trata de una iniciativa de la sociedad civil, sin fines de lucro y ajena a cualquier interés político, partidario o económico.

Esta iniciativa convoca a la participación de instituciones académicas, organismos no gubernamentales, organizaciones empresariales, medios de comunicación de los dos países y organismos internacionales (Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo, Organización Mundial de Comercio, Organización de los Estados Americanos), a fin de congregar a los más destacados y reconocidos especialistas, intelectuales, escritores, artistas, empresarios, exfuncionarios y periodistas vinculados con las diversas materias de la agenda bilateral.

Uno de los propósitos centrales es analizar, discutir y difundir –desde una perspectiva multidisciplinaria, plural e independiente– los asuntos de mayor relevancia de la compleja y dinámica relación entre los dos países en la nueva etapa que acaba de comenzar, cuyos efectos, aunque inciertos, no son halagüeños.

Nos proponemos hacer prevalecer el análisis sobre el exabrupto, el respeto sobre el insulto, el diálogo sobre la imposición; sustituir la diplomacia del tuit por la del razonamiento y la comprensión.

La convocatoria está concebida como un encuentro académico y como un acontecimiento mediático. Se aspira a lograr la mayor penetración posible a través de las nuevas tecnologías de la información, así como de los medios de comunicación tradicionales: prensa, radio y televisión. Buscamos lograr un impacto importante no sólo en el ámbito académico, intelectual y empresarial, sino también en la opinión pública, la comunidad estudiantil y en los tomadores de decisiones en ambos lados de la frontera. Para ello es necesario sumar esfuerzos y crear sinergia.

Para dar viabilidad a este proyecto se requiere, en primer lugar, conseguir el interés de una o más de las instituciones académicas de mayor importancia en el país: la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), El Colegio de México (Colmex), el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), El Colegio de la Frontera Norte (Colef) y el Tecnológico de Monterrey, entre otras.

Basta con que un representante de alguno de esos centros de educación superior muestre su interés en el proyecto para poder elaborar la convocatoria formal que permita reunir al resto de las organizaciones no gubernamentales e instituciones del país, así como a decenas de universidades y centros de investigación de Estados Unidos consagrados al estudio de la relación bilateral o con facultades de relaciones internacionales o de estudios latinoamericanos interesadas en el tema.

Se formará un comité directivo formado por 10 personajes de reconocido prestigio en representación de las instituciones académicas participantes, que decidirá el temario, los ponentes y la sede del encuentro. La idea es que el coloquio se realice en alguna sede de la ciudad de Washington D.C., en recuerdo del seminario México Hoy, inaugurado en el edificio de la OEA con una conferencia magistral de Octavio Paz hace casi cuatro décadas.

Una iniciativa que ilustra la preocupación respecto al tema es, por ejemplo, el foro de discusión que ha organizado el Centro de Estudios México-Estados Unidos de la Universidad de California en San Diego bajo el título “Conversaciones en torno al futuro de la cooperación económica de América del Norte”, con la participación de reconocidos especialistas: Rafael Fernández de Castro (ITAM), Gerardo Esquivel (Colmex), Luis Rubio, del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi), Gordon Hanson (UC San Diego), Jeffrey Davidow (The Cohen Group y exembajador de Estados Unidos en México) y Jana Remes (McKinsey Global Institute), entre muchos otros. El encuentro se realizará en la sede de ese Centro el 27 de febrero de 9:00 a 17:00 horas.

Hace un par de semanas, el Instituto de México del Wilson Center dio a conocer el estudio La evolución de la Iniciativa Mérida y la política de responsabilidad compartida en las relaciones en materia de seguridad entre México y Estados Unidos, escrito por Eric L. Olson. Recientemente, el mismo instituto publicó la investigación de Christopher Wilson y Duncan Wood Creciendo juntos: Los vínculos económicos entre los Estados Unidos y México, que ofrece amplia evidencia acerca del mutuo beneficio económico y laboral derivado de la relación bilateral.

El proyecto se propone sumar esfuerzos de diversas instituciones a fin de dar una mayor proyección e impacto a las investigaciones sobre la relación bilateral. El simposio podría transmitirse en vivo mediante teleconferencia, utilizando los servicios tecnológicos de las instituciones involucradas. También se producirían síntesis informativas para medios impresos y audiovisuales, las cuales se subirían a un portal en la red creado para ese propósito, y se emprendería una intensa campaña para que los medios más importantes de las ciudades y países participantes den amplia cobertura al encuentro.

Para dar permanencia al simposio se editaría una publicación bilingüe con todas las ponencias presentadas, así como una memoria audiovisual que se subiría al portal del simposio.

El congreso académico podrá complementarse con la participación de artistas–músicos, cantantes, actores y actrices, directores de cine, grupos de danza– para dar un mayor atractivo y lucimiento al foro.

Los recursos financieros que harían posible este gran congreso sobre las relaciones México-Estados Unidos serían aportados por las instituciones participantes y por empresas patrocinadoras. La administración de dichos fondos estaría a cargo de un despacho de contadores públicos de reconocido prestigio para dar total transparencia a la utilización de los mismos recursos.

El propósito es poner sobre la mesa una idea de la sociedad para enfrentar la difícil e incierta situación actual de las relaciones entre las dos naciones. Mucho agradeceré cualquier comentario o sugerencia al correo electrónico: [email protected]

Este análisis se publicó en la edición 2102 de la revista Proceso del 12 de febrero de 2017.

Comentarios