“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

El judo, un fracaso, y los directivos como si nada

Una de las federaciones deportivas más improductivas del país es la de judo. Jamás ha dado una medalla olímpica y sólo tiene 2 mil 500 afiliados en el país, pese a que su director, Manuel Larrañaga, ha operado con toda libertad desde hace años. Además, él desacató una orden expresa del máximo tribunal deportivo de México. Pese a ello, es protegido por Alfredo Castillo, titular de la Conade, y está a un paso de volver a reelegirse.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El director de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Alfredo Castillo, hace la vista gorda con las fallas de un federativo que es su amigo, y, en contraparte, ataca a aquellos con quienes no simpatiza.

Entre los perseguidos están los directivos de atletismo, tiro con arco, boxeo y el fallecido Alonso Pérez (beisbol). Contra algunos, de hecho, existen averiguaciones previas. Contra todos, amenazas de auditorías, demandas penales o estrangulamiento financiero.

Pero un directivo que le cae bien –el titular de la Federación Mexicana de Judo (FMJ), Manuel Larrañaga– incurrió en desa­cato ante la Comisión de Apelación y Arbitraje del Deporte (CAAD) y no ha sido sancionado.

Larrañaga destituyó al entonces tesorero de la FMJ Cesáreo Raúl Emilio Foullón el 27 de mayo de 2014, y el 16 de junio de ese año el agraviado presentó un recurso de apelación ante la CAAD, que el 13 de noviembre de ese año emitió una resolución definitiva que ordenaba revocar “de forma inmediata” el despido. Pero Larrañaga desobedeció el ordenamiento.

Según la Ley General de Cultura Física y Deporte, corresponde al responsable de la Conade aplicar las sanciones que emanen de los fallos del máximo tribunal de justicia deportiva.

El 8 de junio de 2015, la CAAD declaró el desacato de todo el consejo directivo de la FMJ como parte del recurso de apelación CAAD-RA-82/2014, por lo cual solicitó a la Conade iniciar el procedimiento sancionatorio.

Supuestamente, Larrañaga fue amonestado públicamente por la Conade el 2 de septiembre de 2016. Así lo acordó y firmó el coordinador de Normatividad y Asuntos Jurídicos del organismo, José Ramón Ávila. Sin embargo, el correctivo nunca fue divulgado por la Conade. Es decir, el organismo aplicó el supuesto castigo en la total opacidad y se limitó a girar oficios informativos al presidente y director del Sistema Nacional de Cultura Física y Deporte (Sinade), al pleno de la CAAD y al consejo directivo de la FMJ.

La amistad

El director de la Conade asistió a los Juegos Olímpicos Río 2016 en compañía de su novia, Jacqueline Tostado Madrid, quien además vistió la misma indumentaria oficial de la delegación mexicana en la inauguración. Este hecho –aunado a su mala gestión– le significó a Castillo el rechazo público y comparecencias ante la Cámara de Diputados y el Senado.

En Brasil, el funcionario se paseó con su novia, y, en lo que puede significar un conflicto de interés, aceptaron la invitación de la Federación Internacional de Judo (FIJ) para hospedarse en el hotel asignado a la FMJ.

El 23 de agosto pasado, Castillo, contrito, reconoció en una entrevista con Televisa que fue una “enorme imprudencia” y una “frivolidad” pasearse así con su pareja: “Públicamente ofrezco una disculpa”.

Antes, en una entrevista realizada en Río de Janeiro, Castillo aseveró que él pagó de su bolsillo el viaje de su enamorada. “Nosotros íbamos a representar a México junto con el Comité Olímpico Mexicano. (…) Queríamos estar vestidos igual que los atletas en un tema de identidad, somos un equipo”.

Durante su gestión al frente de la Conade, Castillo ha fustigado a los responsables de las federaciones deportivas nacionales, a las que ha acusado de lucrar con los certámenes y de excederse en el cobro de cuotas. Incluso ha señalado a las federaciones internacionales como nidos de corrupción.

Según presidentes de asociaciones estatales de judo y miembros del consejo directivo de la FMJ –quienes solicitan permanecer en el anonimato– Larrañaga se ufana de ser “gran amigo” de Castillo, quien le habla coloquialmente de “cabrón”. Además, abundan, presume que comieron y cenaron juntos en Río de Janeiro.

En el marco del torneo nacional Prof. Daniel H. Hernández, realizado en la Ciudad de México del 1 al 4 de septiembre pasado, el titular de la FMJ volvió a referirse a su amistad con Castillo. Alardeó ante sus agremiados de que la FIJ le facilitó a Castillo las habitaciones del hotel destinadas por el Comité Olímpico Internacional al organismo nacional.

El pasado 17 de marzo, el director de la Conade y el presidente de la FIJ, Marius Vizer, cortaron el listón del Centro de Entrenamiento de la FIJ en Villas Tlalpan (centro a cargo de la Conade). Ahí comenzó la amistad entre Larrañaga y Castillo.

Durante los Olímpicos, al titular de la Conade se le preguntó si en realidad la FIJ le entregó una acreditación para acceder al certamen: “La Federación Internacional de Judo me ofreció una acreditación, la cual quedó sin efecto al momento que me dieron la mía como ministro del deporte”, aceptó el dirigente el 12 de agosto pasado.

El funcionario también se refirió a su vínculo con la FMJ: “Las buenas relaciones que tenemos con esa federación devienen porque ambos combatimos los abusos que se llegan a dar por parte de algunas instancias internacionales. Más allá de eso, no hay otro vínculo” (sic).

Jesús Agustín Buendía, comisionado en derechos humanos y quien da seguimiento al proceso Foullón-FMJ, expresa: “No ha sido tan complicado conocer que la FIJ pagó algunas noches los gastos de alimentación y hospedaje de Castillo y su acompañante. El mismo presidente de la federación nacional, Manuel Larrañaga, se ha encargado de exponerlo como una manera de querer atemorizar a sus afiliados y decirles: ‘Cuento con el apoyo del director de la Conade para que nadie se nos ponga al brinco’. En cada oportunidad, Larrañaga reitera que es gran amigo de Castillo. Y a sabiendas de que Larrañaga tiene ese respaldo, hemos decidido ir por la vía jurídica”.

Por el poder

Todo esto ocurre a días de la celebración de elecciones en la FMJ, programadas para el 23 de febrero, en la que Larrañaga, ya con 12 años en el cargo, pretende reelegirse por tercer periodo consecutivo, aun y cuando está impedido de hacerlo por la sanción impuesta por la Conade.

Como sea, Larrañaga publicó el pasado 17 de enero la convocatoria a la asamblea general ordinaria 2017, sin tomar en cuenta los estatutos de su propia federación, que en su artículo 34, fracción II, establecen que para ser miembro del consejo directivo se requiere:

“No estar sancionado ni haber sido expulsado en forma justificada y ratificada por la asamblea de que se trate, por alguna asociación afiliada a la federación, por la federación, por la Codeme (Confederación Deportiva Mexicana, hoy excluida del Sistema Nacional de Cultura Física y Deporte, Sinade), o autoridad deportiva gubernamental, integrantes del Sinade, ni haber incurrido en desacato de una resolución firme de la CAAD”.

De acuerdo con la mencionada resolución de la CAAD, los 10 integrantes del consejo directivo de la FMJ actualmente están en desacato. Por lo anterior, la referida convocatoria es un procedimiento irregular.

Por esto, el pasado 30 de enero Arturo Fernández López, Alejandro González Calzada, Alberto Castillo Medina, José Juan Manuel Chávez y Arturo Torres Jiménez impugnaron la convocatoria ante la CAAD.

Este grupo, encabezado por Fernández, advierte que dicha citación no cumple ni con los estatutos ni con el reglamento que emana de ellos, ya que se pretende celebrar la asamblea en un domicilio distinto (en Guadalajara, Jalisco) a la dirección social de la FMJ, registrada en la Ciudad de México.

Pero, sobre todo, los opositores repudian que el consejo directivo ya cumplió dos periodos de cuatro años, por lo que no puede ser reelegido..

Una más: el actual consejo directivo concluyó su periodo el pasado 31 de diciembre, por lo que ya no está en facultades de seguir dirigiendo al organismo ni emitir convocatorias.

“A excepción de Vanessa Zambotti y Nabor Castillo, dígame: ¿qué yudocas ha impulsado Larrañaga en 26 años que lleva involucrado en la federación, entre ellos 12 años como presidente?, ¿considera justo que después de tantos años de Larrañaga en el judo sólo existan 2 mil 500 practicantes en todo el país?”, cuestiona Foullón.

La mentira

Cesáreo Raúl Emilio Foullón, el destituido tesorero de la FMJ, relata que fue víctima de una mascarada. Cuenta que la FMJ convocó a una asamblea extraordinaria en la que uno de los primeros puntos del día fue su reinstalación… y uno de los últimos, su restitución.

Por ese motivo, Foullón promovió un incidente de inejecución ante la CAAD, que el 8 de junio de 2015 determinó el desa­cato del comité directivo de la FMJ por incumplimiento del fallo definitivo.

El 2 de septiembre de 2016 la Conade consideró procedente imponer a Larrañaga el castigo consistente en amonestación pública, y cuatro días después el pleno de la CAAD sopesó que la FMJ no acreditó dar cabal cumplimiento a la restitución del agraviado. Además, la CAAD también pidió a la Conade remitir copia certificada del referido recurso de apelación. Pero el organismo ha sido omiso.

Foullón inició un juicio en la Procuraduría General de la República por el delito de desobediencia al fallo de la CAAD.

El Ministerio Público deberá agotar las medidas de apremio, que iniciaron con la amonestación pública de la Conade. Los siguientes pasos son la reducción al presupuesto de la asociación civil y el desconocimiento ante el Sinade.

El comisionado en derechos humanos Jesús Agustín Buendía reitera que, sólo por el desacato, Larrañaga no es elegible al comité directivo de la federación, y acusa a Castillo de proteger a su amigo: “¿Cuáles son los intereses que hay en esa relación?”, se pregunta.

Arturo Fernández López, quien confirma a Proceso que registrará su planilla para las elecciones del 23 de febrero, se dice molesto porque –a diferencia de Larrañaga– Castillo se niega a recibirlos. “Recientemente ingresamos una solicitud a la Presidencia de la República para tener acceso al señor Castillo. En consecuencia, nos citaron en las instalaciones de la Conade. Pero nos atendieron funcionarios de mandos medios”.

Este semanario solicitó el pronunciamiento del director de la Conade sobre las acusaciones que pesan en su contra relacionadas con el pago y el alojamiento que le brindó la FIJ.

La respuesta fue: “Hacemos de su conocimiento que no se dispuso de recursos públicos ni de recursos de ninguna federación de México para el pago del hospedaje”.

Este reportaje se publicó en la edición 2102 de la revista Proceso del 12 de febrero de 2017.

Acerca del autor

Reportero con 30 años de experiencia en temas deportivos, egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha cubierto Copas del Mundo de Futbol, Gran Premio de Fórmula Uno, peleas de boxeo de título mundial, mundiales de ciclismo, Juegos Panamericanos y Juegos Centroamericanos.

Comentarios