Remedios para Leonora, ahora en el Foro de las Artes

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Aunque provenientes de dos naciones, pero unidas por el surrealismo y los sueños, las pintoras Leonora Carrington y Remedios Varo se encontrarán una vez más a través de la ficción en la obra Remedios para Leonora, de Estela Leñero Franco que se reestrena este jueves a las 20 horas en el Foro de las Artes.

Resultado de un trabajo que incluyó una investigación documental de las artistas e íconos del movimiento pictórico surrealista, la pieza es dirigida por Gema Aparicio.

El parteaguas de la puesta es la Carrington (1917-2011), quien en su lecho de muerte busca entre sueños a su amiga Remedios Varo (1908-1963).

Y es que aunque aquella, nacida en Inglaterra y nueve años menor que ésta, originaria de Cataluña, compartieron una amistad que iba desde las experiencias del exilio –que las hizo llegar a México– al surrealismo, e incluso el estudio de doctrinas esotéricas como la alquimia, el tarot y la cábala.

A decir de Leñero, quien es crítica teatral de este semanario, su acercamiento de la historia fue desde un punto de vista más lírico que biográfico:

“Conocía las obras de ambas, pero cuando me adentré en el estudio de sus vidas y la amistad que tuvieron me inquietó la forma en que vivieron estas mujeres: en total libertad creativa y personal, que rompieron con convencionalismos sociales para dar espacio a la imaginación y plasmarlo, porque pienso que sólo con esa libertad fueron capaces de hacerlo pictóricamente, eso fue lo que me llamó la atención.

“Sus trabajos en la pintura, sus experiencias de vida, y sus gustos esotéricos las unió mucho, esa amistad y unión creativa fue lo que me llamó y alentó a hablar de ellas con una visión lírica, esa fue mi búsqueda.”

Leñero Franco explicó que Remedios para Leonora la realizó en 2015 con apoyo del Fonca (Fondo Nacional para la Cultura y las Artes), y además de la investigación se inspiró en algunos cuadros como Sastre de señoras (1957), El Encuentro (1959) y Bordando el manto terrestre (1961), de Varo. Para Gema Aparicio, quien ha dirigido las últimas cuatro creaciones de Leñero a través del proyecto “Este lado del teatro” –Agua sangre, Lejos del corazón, Paisaje interior norte/sur, y Antes de la caída–, la actual es un juego constante entre los sueños:

“No es una biografía ni teatro documental, no hablamos de sus vidas, es más cercana a una cierta ficción e hipótesis que te hace preguntarte: Si fuera posible encontrarnos con gente que ya murió o que ya no vemos, ¿qué le diríamos? Es mi lectura del texto de Estela e independientemente a la travesía sobre la amistad, pues las amistades perduran más allá de los años y los tiempos.

“De esta manera el escenario se convierte en un espacio delimitado por un suelo que semeja un octágono, una especie de isla dentro del escenario, y a partir de ahí todo alrededor son los pasajes de la historia, donde todo es posible, y el teatro es eso, justamente un lugar donde todo es posible.”

La puesta de poco más de una hora (del jueves 16 al domingo 5 de marzo)cuenta con las actuaciones de Gabriela Betancourt y Bertha Vega.

Acerca del autor

Licenciada en Ciencias de la Comunicación (2005) con Diplomado en Relaciones Públicas (2014), habla inglés y francés, amante del cine y los idiomas. Se inició como reportera de deportes en su natal Veracruz, y luego en publicaciones de la Editorial Vía Satélite de la Ciudad de México. Forma parte de la Sección de Cultura y Espectáculos de Proceso desde 2007.

Comentarios