PANAMA PAPERS GANA PULITZER

Policías sí fueron armados al operativo en Nochixtlán: CNDH

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los policías estatales que participaron en el operativo del 19 de junio en Nochixtlán sí iban armados y no sólo con equipo antimotines como detalló el notario público número 69 de Oaxaca, concluyó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Al reunirse en forma pública con los diputados de la comisión legislativa que da seguimiento a esos acontecimientos, el presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez dijo:

“Previo al operativo de las 4 de la mañana, en el destacamento de la Policía Federal ubicado en San Pablo Etla, el notario número 65 solo hizo un recorrido visual sin verificar a detalle a los integrantes de las corporaciones policiacas y dijo, ‘sólo portan equipo policiaco antimotines y no armas de fuego ni punzocortantes, solo lanzadores simples de agentes químicos’, asimismo, inspeccionó los vehículos terrestres certificando que, ‘en su interior no existían armas de fuego, ni punzocortantes’. Sin embargo, se ha documentado que hubo elementos de las policías estatales que acudieron armados al inicio del operativo”, reveló.

Previo al informe, que solo constató lo que diversos medios de comunicación mostraron con imágenes fotográficas días después del ataque a los pobladores, Raúl González mencionó que en la investigación han contado con varias dificultades. “En estos ocho meses no ha sido fácil que nos proporcionen toda la información”, añadió.

A su vez, el presidente de la comisión Legislativa, el perredista Omar Ortega Álvarez, reclamó que aún no exista claridad en lo ocurrido.

En su informe, el titular de la CNDH sostuvo que solo en cinco de los siete fallecidos ese día en Nochixtlán, –el octavo murió al día siguiente por el estallamiento de un cohetón–, se pudieron recuperar pruebas de balísticas, determinándose que fueron agredidos con armas largas de calibre223 y cortas calibre 9 milímetros.

Recordó que se conformó un grupo interinstitucional donde participaron policías federales y locales, que la ayuda se realizó a petición del entonces gobernador, Gabino Cue, y que a las 8:50 horas del 19 de junio se dieron los reportes de disparos, mientras que pasadas las 9:00 horas se mandó a la Gendarmería de la Policía Federal para que acudieran en apoyo “algunos elementos fueron armados”.

Hubo 190 heridos, 122 civiles y el resto policías, así como 27 detenidos, de los que solo 23 se pusieron a disposición del ministerio públicos y los cuatro restantes, tres mujeres y un hombre, “relatan que recibieron malos tratos, amenazas por parte de elementos femeninos de la policía de seguridad pública del estado, lo que está en investigación”, dijo el presidente de la CNDH.

Las policías, concluyó la CNDH, no cumplieron con los protocolos y aún está por determinarse el uso de la fuerza.

González Pérez señaló que los policías que resultaron lesionados fueron llevados al Hospital Regional del Instituto Mexicano del Seguro Social, y se tiene “copia del oficio del director del IMSS que recibió a policías federales quienes les solicitaron atender a sus elementos por decisiones de seguridad no recibieran población civil lesionada” a lo que el director se negó pues dijo que es una institución de atención pública y era su deber hacerlo. “Esto aún se investiga”, aseguró.

Comentarios