“Rostros en la Oscuridad”, de Vargas Sepúlveda

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Una visión generacional de la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos, es la que ofrece Carlos Vargas Sepúlveda en su obra Rostros en la oscuridad. El caso Ayotzinapa (Ediciones Buuk, septiembre 2016).

Diseñado originalmente como tesis de licenciatura en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el reportaje de Vargas Sepúlveda transmutó a libro una vez cumplida su misión académica.

El caso más grave de violaciones a derechos humanos dirigidas a un grupo de jóvenes estudiantes en México, desde la matanza de Tlatelolco en 1968 y el “halconazo” de 1971, es analizado bajo la advertencia del autor de que la consabida “objetividad periodística”, proclamada en las aulas, “no existe”.

En el prólogo, el autor se revela como una víctima más de la “guerra contra el crimen organizado”, al narrar un episodio de violencia ocurrido en abril de 2011 en Miacatlán, Morelos, que marcó la vida de Vargas Sepúlveda y de algunos colegas universitarios.

“No sufrimos lesiones físicas esa noche, sin embargo, sí psicológicas. No era seguro estar en la calle y tampoco detrás de los muros. La violencia esperaba o entraba. La violencia aquí y allá. El miedo y la pregunta: ¿Qué ocurre en México?”, plantea el autor.

Bajo la percepción de la vulnerabilidad en la que se encuentra la sociedad, y de manera particular los jóvenes de este país –como también lo eran los 22 ejecutados por el Ejército en Tlatlaya, en junio de 2014, recuerda Vargas Sepúlveda– Rostros en la oscuridad presenta testimonios de sobrevivientes de la tragedia, así como las historias de los estudiantes desaparecidos José Ángel Campos Cantor y Adán Abraham de la Cruz, y de los fallecidos Julio César Mondragón y Julio César Nava Ramírez.

Vargas Sepúlveda incursiona en la crónica, como testigo privilegiado de la irrupción de padres y madres de familia de los 43 desaparecidos y de los normalistas en las instalaciones del 27 Batallón de Infantería de Iguala, así como del proceso electoral en Tixtla, ambos hechos ocurridos en junio de 2015.

Concluido el texto el 27 de junio de 2016, en el que incluye un análisis de “la verdad histórica”, pontificada por el exprocurador Jesús Murillo Karam, el autor advierte en los cabos sueltos y en la falta de voluntad de las autoridades para atarlos, manteniendo el caso de los 43 en la impunidad.

Comentarios