PANAMA PAPERS GANA PULITZER

Gobierno de la Cuauhtémoc da contratos por 27 mdp a amigos de la hija de Monreal: MCCI

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La jefatura delegacional en Cuauhtémoc, a cargo de Ricardo Monreal, ha otorgado 27 millones de pesos en 16 contratos –11 de ellos por adjudicación directa–, a dos amigos de Catalina Monreal, hija del exgobernador de Zacatecas y aspirante a la jefatura de gobierno en 2018.

De acuerdo con una investigación de la asociación civil Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), firmada por la periodista Dulce Ramos y publicada este lunes en su sitio de internet, los arquitectos zacatecanos Rubén Ledezma Somohano y Flavio Mayorga Hernández, amigos desde la preparatoria en el Tecnológico de Monterrey, campus Zacatecas de la hija de Monreal Ávila, obtuvieron más contratos de los que se hicieron públicos el pasado 15 de febrero.

Ese día, MCCI reveló que amigos de la hija del experredista y hoy morenista recibieron seis contratos por 20.2 millones de pesos, incluido uno de 14.9 millones de pesos por adjudicación directa para abastecer a la delegación Cuauhtémoc de diversos materiales, incluido equipamiento para oficinas.

No obstante, luego de esa publicación la administración de Monreal hizo públicos contratos que lanzó en junio de 2016, pero que retiró de su plataforma de la transparencia.

Cuando MCCI revisó los contratos disponibles, detectó que la delegación ha dado por lo menos, otros 10 contratos a Ledezma Somohano y Mayorga Hernández. Éstos fueron por adjudicación directa para proveer a la delegación de materiales como papelería y lonas, o insumos de plomería y ferretería.

De acuerdo con la investigación periodística, hasta ahora “no hay evidencia” de que ambos “tuvieran experiencia como contratistas en la Ciudad de México” antes de que Monreal, gobernador de Zacatecas entre 1998 y 2004, asumiera la jefatura de la Cuauhtémoc.

La revisión de los documentos halló que los 10 contratos fueron firmados por el director de Administración de la delegación, Salvador Loyo Arechandieta, quien también es conocido de Catalina Monreal, pues estudió con ella y le dedicó su tesis de licenciatura en Economía del ITAM, así como al mismo Ricardo Monreal.

Según el análisis de MCCI, los amigos de la hija de Monreal “han ganado 11 de las 18 adjudicaciones directas en las que participa uno u otro, ya sea como persona física o a través de la empresa para la cual Mayorga firma como representante legal, Inko Impresores”.

La organización detectó un patrón: “los amigos –y socios en un despacho zacatecano llamado Boceto Arquitectos– compiten uno contra el otro. En tres ocasiones ha ganado Flavio Mayorga y en dos Rubén Ledezma”.

Y lanzó un ejemplo: “La delegación pagó a un amigo de la hija del delegado chalecos (bordados) a casi el doble de precio del que particulares u otras entidades públicas consiguen en el mercado”.

“Todo es legal”

Tras la publicación del primer reportaje, Ricardo Monreal, jefe delegacional en la Cuauhtémoc, defendió la legalidad de los contratos. El 17 de febrero, en entrevista con Radio Fórmula, aclaró que él no asigna los contratos de obra pública, sino que en esas decisiones intervienen “cuerpos colegiados”.

Luego, arremetió contra la investigación de MCCI al decir que es “tergiversada”, “parcial” y hasta “discriminatoria”. Incluso, emitió una carta y un video publicados en sus redes sociales con su réplica.

Este lunes, luego de la publicación del segundo reportaje, el director general de Administración de la delegación Cuauhtémoc, Salvador Loyo, negó que en la demarcación haya sobreprecios en la venta de chalecos.

En entrevista con Radio Fórmula, añadió que “más allá de eso, lo que queremos precisar que es falso que compitan entre dos personas nada más, compiten todos y está en el portal de transparencia, todo está apegado con contraloría interna y con contraloría ciudadana”.

El funcionario recordó que el delegado Ricardo Monreal pidió una auditoría externa y una nueva revisión a Contraloría interna “de todos estos contratos porque en realidad no hay nada que esconder”.

Luego, culpó a Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad de tener una “intencionalidad política” y “fines particulares” para difundir estos reportajes. Acusó que usan la imagen de Catalina Montreal “como si ella fuera socia de alguna de estas empresas o algo por el estilo”.

Loyo explicó que en la adjudicación de contratos, la administración de la Cuahutémoc privilegia calidad y precios. “Compiten todos y que gane el mejor y al final la calidad de los productos y está todo controlado a través de almacén y la calidad de las obras que ganaron, también está”.

Reiteró que las operaciones están fundamentadas en estudios de mercado. “La ley es muy clara en que sin importar la experiencia es el proveedor que oferte mejor y compiten todos, no compiten entre todo el padrón de proveedores y todo está documentado”.

Por último, insistió en que la administración a su cargo pidió una nueva revisión interna “porque el que nada debe nada teme; aquí no hay corrupción, no hay tráfico de influencias, lo que sí hay es un fin político de una empresa, de una asociación, buscando un tema de corrupción en donde no lo hay y presentaremos todas las pruebas para avalar que no lo hay”.

Comentarios