PANAMA PAPERS GANA PULITZER

Iggy Pop y Metallica encienden el Foro Sol

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Una poderosa descarga de heavy metal derrochó anoche la banda estadunidense Metallica en el Foro Sol, ante 65 mil fans, durante su primer concierto como parte de su gira Hardwired… To Self-Destruct.

Con una monumental producción de alta tecnología y dosis duras de su peculiar sonido trash metal, la banda angelina tuvo previamente como invitado a su compatriota Iggy Pop, quien apareció a las 19:30 horas.

Enseñando su marcado torso desnudo y arrojándose desde el entarimado hacia el público, el también actor Iggy demostró a sus casi 70 años de edad que su energía sigue latente como en los viejos tiempos, otorgando cerca de una hora de intenso rock con sus clásicos I Wanna Be Your Dog y The Passenger.

Pero fue hasta en punto de las 21:27 horas cuando emergieron el vocalista James Hetfield, el requinto Kirk Hammett, el bajista Robert Trujillo y el bataquero danés Lars Ulrich, para encender al Foro como parte de la presentación de su nuevo disco Hardwired… To Self-Destruct que da nombre a su tour.

La apertura llegó con The Ecstasy of Gold, tributo al compositor y director de orquesta italiano Ennio Morricone (Roma, 1928) y teniendo como fondo un extracto del filme El bueno, el malo y el feo (1966), para irse con todo en Hardwired y Atlas, Rise!

La estructura para dar cabida a los músicos contaba con cinco pantallas fragmentadas y de extrañas figuras que se extendían de un extremo a otro, iniciando por las afiladas letras “M” del lado izquierdo y la “A” en el derecho, síntesis del nombre “Metallica”.

El carismático líder Hetfield se abrió desde el inicio amablemente con su audiencia metalera mexicana tras declararse “como en casa”, donde todos los congregados forman parte de la “familia Metallica”. Los presentes le correspondieron coreando cada uno de los temas por poco más de dos horas de espectáculo y armando el baile del slam en distintos sectores de la plancha.

Sin lugar a dudas, la primera que enardeció a las almas fue For Whom the Bell Tolls, título de la canción tomada de la novela de Ernest Hemingway del mismo nombre (en castellano, Por quién doblan las campanas) acerca de la Guerra Civil Española, con introducción de campanadas y una gala de riffs en las que se lució Hammett, para continuar con The Memory Remains.

La selección sonora constó de Welcome Home (Sanitarium), Moth Into Flame, Confusion y The Four Horsemen, en una entrega total del cuarteto sobre escena, teniendo un montaje que se alargaba unos metros hacia el frente y donde las personas podían tener en la cercanía especialmente a Hetfield.

Los clásicos Sad but True, One y Master of Puppets, reventaron la velada de música dura para acercarse el fin pasando las 23:00 horas, cuando resonó Seek and Destroy, con la que parecía que cerrarían.

Pero para complacer a las miles de almas regalaron Fight Fire With Fire, con tremendo slam de enfurecidos seguidores, para dar cerrojazo con Nothing Else Matters y Enter Sandman, ya cerca de la media noche.

James Hetfield, Kirk Hammett, Robert Trujillo y Lars Ulrich se postraron frente al Foro Sol admirando la pirotecnia y, a su vez, agradeciendo incansablemente a sus entregados adoradores, quienes también los podrán ver los próximos 3 y 5 de marzo.

La presente crónica fue solicitada a César Muñoz Valdez para nuestros lectores de la agencia de noticias Apro.

Comentarios