PANAMA PAPERS GANA PULITZER

“Paquín”, víctima de secuestro virtual: Procuraduría de Guanajuato

LEÓN, Gto. (apro).- El manager de beisbol Francisco Paquín Estrada, quien sería presentado como nuevo mando del equipo de los Bravos de León en su reaparición en ligas mayores, fue víctima de un secuestro virtual apenas llegó a esta ciudad, cuyos delincuentes lo tuvieron encerrado en la habitación de un hotel por tres noches en donde, vía telefónica, lo mantuvieron despierto y aislado.

Directivos del equipo de los Bravos dieron a conocer ayer que no habían localizado a Paquín, cuya presentación estaba prevista para ese día ante los medios de comunicación en un evento especial, dada la amplia y reconocida trayectoria del sonorense, premiado como Manager del Año en cuatro ocasiones por la Liga Mexicana de Béisbol.

Hoy al mediodía el procurador Carlos Zamarripa Aguirre confirmó que se había solicitado el apoyo de la dependencia para localizar a Estrada, quien había arribado a la ciudad y se hospedó en un hotel.

Esto fue corroborado por personal de la Procuraduría luego de que directivos del equipo se comunicaron con él para pedir la intervención oficial, dijo el procurador, entrevistado en el evento de la presentación del informe del gobernador Miguel Márquez Márquez.

Zamarripa precisó que el manager salió del inmueble y ya no se supo su paradero.

En ese momento, el procurador pidió el apoyo de los medios y ciudadanía para difundir la fotografía de Estrada, a fin de obtener pistas para localizarlo.

A las tres de la tarde, desde su cuenta de Twitter, el propio Zamarripa publicó: “El señor Francisco Estrada Soto ha sido localizado por las autoridades estatales y se encuentra ileso”.

Finalmente, en una conferencia de prensa ofrecida cerca de las siete de la noche, Paquín Estrada apareció junto a directiva y jugadores de los Bravos de León, y allí narró el secuestro virtual del que fue víctima, mediante una llamada por la que fue amenazado para encerrarse en un hotel sin hablar ni ver a nadie.

Paquín nunca vio a sus presuntos secuestradores.

Según narró el sonorense miembro del Salón de la Fama del Beisbol mexicano ante los medios, vestido con el uniforme de los Bravos, en la llamada que recibió en su hotel le dijeron: “Ten cuidado, hay unos señores que traen metralletas. Nosotros venimos a limpiar esto, pueden pasar muchas cosas; si escuchas balas o algo tírate al suelo”, luego de lo cual lo hicieron salir y quedarse en otro hotel, un Holiday Inn, con el argumento de que allí estaría seguro.

“Todo (fue) por teléfono. Yo nunca conocí a nadie… afortunadamente supe manejar la situación, nunca me lastimaron, hablaron mucho conmigo. Lo único malo fue lo económico, ¿no? Pero hay tiempo. Sí me desvelaron, fueron tres noches sin dormir, allí me tuvieron: no te acuestes, no te duermas, allí está la tele, qué estás viendo”, contó.

No se precisó qué cantidad pidieron los delincuentes que lo mantuvieron encerrado en un hotel, vía la extorsión.

Luego aseguró que por ahora tratará de olvidar lo que sucedió. “Yo vengo a otra cosa”.

Comentarios