Operativo Nochixtlán: Cronología del fracaso

Los testimonios de oficiales y policías que forman parte de la investigación sobre la matanza del 19 de junio del año pasado en Nochixtlán, Oaxaca, desmienten a los funcionarios de los dos niveles que en un principio negaron haber enviado efectivos armados a “liberar” la autopista de manifestantes. Las declaraciones confirman que un grupo de uniformados portaba armas cortas y largas, y las dispararon al sentirse en riesgo, cuando falló el operativo planeado por mandos superiores del Cisen, Gobernación y la Policía Federal.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), la Secretaría de Gobernación (Segob) y la Policía Federal (PF) encabezaron la Mesa de Mando que ordenó el operativo en Nochixtlán el domingo 19 de junio de 2016. Al frente iban 174 elementos de la División de Gendarmería Nacional, 32 de ellos con armas largas y cortas. Éstos fueron quienes dispararon contra los civiles, de los cuales ocho murieron y casi un centenar quedaron heridos.

El comisionado de la Policía Estatal de Oaxaca, Froylán Carlos Cruz (cuya declaración está en el concentrado de las carpetas de investigación 1694/A.N./2016, 1695/A.N./2016, 1696/A.N./2016, 1697/A.N./2016, 1698/A.N./2016, 1701/A.N./2016 y 1703/A.N./2016 a las que este semanario tuvo acceso) es contundente al describir la participación de las instancias federales:

“Hubo varias reuniones previas, entre ellas el día sábado 18 de junio de 2016, como a las 10 de la mañana, en las oficinas de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Oaxaca, a la que asistí en atención a la instrucción que me dio el secretario de Seguridad Pública del Estado, Jorge Alberto Ruiz Martínez. Llegando a la junta el secretario general de Gobierno, Carlos Santiago Carrasco, el delegado de Gobernación (Segob) Germán Garciamoreno Ávila, el delegado del Cisen Ernesto Salcedo, el inspector jefe de la Policía Federal Jorge Isaac Trujillo Morales, Jaciel Vázquez Castro, coordinador de la Agencia Estatal de Investigaciones.

“El delegado del Cisen expuso a todos los asistentes el tema de Nochixtlán, de los bloqueos, de la gente enfadada por el bloqueo a esta carretera tan importante, porque ya había muchas filas de vehículos parados. El delegado del Cisen y el secretario de Gobierno comentaron que tenían la preocupación de solicitar el apoyo del gobierno federal y le preguntaron al inspector jefe Trujillo si tenía alguna instrucción, pero respondió que no.”

Una vez que concluyó la exposición del delegado del Cisen, Trujillo Morales informó que ya se encontraba en Oaxaca el comisario jefe Luis Enrique Cobián López y Cobián, quien proponía que todos los que estaban en la junta se trasladaran al puesto de mando de la PF, ubicado en el hotel Misión Oaxaca. Llegaron ahí aproximadamente a las 15:30 horas.

Salcedo, el delegado del Cisen, expuso la problemática y el secretario de Gobierno, Santiago Carrasco, dijo que se requería el apoyo de la federación porque las instituciones locales “no podían con el problema”.

Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2105, ya en circulación

Comentarios