Constitución de la CDMX se tambalea: Presidencia y CNDH la impugnan

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A un mes de su aprobación, la Constitución de la Ciudad de México impulsada por el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, se tambalea al confirmarse que a las impugnaciones promovidas en un principio por los partidos Morena y Nueva Alianza se suman ahora las de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), el Tribunal de Justicia capitalino y, por si fuera poco, la Presidencia de la República.

Ante la embestida legal contra el naciente ordenamiento jurídico de la capital, una parte del cual entrará en vigor a fines de este año, Mancera Espinosa respingó de inmediato. Aseguró que la “Constitución no se la quita nadie a la Ciudad de México”.

El senador Alejandro Encinas, exdiputado constituyente, también alzó la voz y calificó como una “puñalada trapera” la intentona del gobierno federal por echar atrás la Constitución de la CDMX.

Tales acciones se suman a la impugnación que la semana pasada interpuso Morena, así como el amparo promovido por el abogado morenista y diputado constituyente Javier Quijano desde septiembre de 2015, cuando iniciaron los trabajos para elaborar la primera constitución de la Ciudad de México.

En suma, el texto promovido por Mancera Espinosa y aprobado por la Asamblea Constituyente ya arrastra dos controversias constitucionales, cuatro acciones de inconstitucionalidad y un amparo.

Como lo advirtieron algunos de los propios constituyentes, luego de las sesiones de elaboración del texto constitucional de los capitalinos, esta semana distintas autoridades y organismos nacionales y locales pidieron a los magistrados de la Corte revisar la legalidad de distintos artículos contenidos en el texto.

La Presidencia de la República, por conducto de su consejero jurídico, Humberto Castillejos, asistió este viernes a la SCJN para promover una controversia constitucional relacionada con más de 10 artículos por considerar que provocan “invasión de atribuciones”.

En declaraciones a Radio Fórmula, Castillejos sostuvo que la Constitución capitalina invade la esfera de competencia de la Federación. “Se metieron con temas que son exclusivamente federales o que corresponden a leyes generales que deben expedir”, aclaró.

El martes pasado, la PGR interpuso una acción de inconstitucionalidad contra 39 conceptos de la Constitución capitalina, según publicó hoy el diario Reforma. Entre ellos contó la regulación en materia de derechos humanos, pues consideró que altera el sistema constitucional y convencional al que está sujeto el Estado mexicano.

La dependencia encabezada por Raúl Cervantes consideró también que se debe invalidar lo relacionado con las garantías de asociación, identidad, no discriminación e igualdad, libertad religiosa y secreto profesional, según la nota publicada.

Otro punto cuestionado por la PGR, en materia judicial, acusa que el texto invade facultades del Congreso de la Unión sobre procuración de justicia, justicia para adolescentes y ejecución de sanciones, aguas nacionales, salubridad, política exterior y laboral.

Incluso, la Procuraduría pidió la revisión para eliminar la revocación de mandato, bajo el argumento de que no tiene sustento constitucional; además de invalidar los requisitos para declarar la nulidad de una elección, por no coincidir con lo que dice la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Según la nota mencionada, la controversia fue presentada el pasado martes, pero aún no se informa si la Corte la admitió.

Por su parte, el presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, interpuso otra acción de inconstitucionalidad contra 33 artículos de la carta magna capitalina relacionados con derechos humanos con el argumento de que “no es clara en cuanto a cómo la autoridad va a cumplir con sus obligaciones. La impugnación fue turnada al ministro Javier Láynez.

TSJ se suma a la pugna

Como adelantó el ahora expresidente de la Mesa Directiva de la Asamblea Constituyente, Alejandro Encinas, a Proceso en su edición 2101 del 5 de febrero, el Poder Judicial también impugnó la carta magna de los capitalinos.

Este viernes, algunos magistrados presentaron una controversia constitucional para reclamar los preceptos 35 y 37 con el argumento de que violan la autonomía e independencia del Poder Judicial, actualmente presidido por Edgar Elías Azar quien, por cierto, lleva más de 12 años en el la presidencia del Tribunal.

Los inconformes justificaron que tales ordenamientos merman la capacidad de autodeterminación del organismo al permitir la intervención de particulares y personas ajenas al órgano regulador. Y es que la Constitución ordena la creación de un Consejo Judicial Ciudadano que haga propuestas a los magistrados.

El pasado lunes 6, militantes, funcionarios, así como diputados locales, federales y constituyentes de Morena presentaron ante la SCJN dos acciones de inconstitucionalidad relacionadas con temas electorales de la Constitución capitalina. Firmadas por el líder nacional del partido, Andrés Manuel López Obrador, la primera demanda se refiere a que la nueva carta magna no ha sido sometida al referéndum de la ciudadanía, explicó Martí Batres, líder de Morena en la capital.

La segunda, impugna la designación de los integrantes del Congreso local, que en el texto quedó 50% electos por mayoría relativa y 50% por la vía plurinominal, es decir, imposiciones políticas.

Los ministros de la Primera Sala de la Corte tienen para su estudio un amparo promovido por el abogado morenista Julio Quijano, quien alegó que era inconstitucional que legisladores federales –propuestos por Mancera y el presidente Enrique peña Nieto– fungieran también como diputados constituyentes.

“Nadie quitará la Constitución”: Mancera        

Ante la ola de impugnaciones a la Constitución –que podría considerarse como un logro en su administración–, el jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera aseguró que los cuestionamientos no tirarán la primera carta magna de los capitalinos.

“Está impugnación de la PGR (…) no tiene razón en todo, lo que se tenga que revisar que se revise, qué bueno que sea un procedimiento que lo va a revisar la Suprema Corte (pero) el logro de la Constitución, por más que el gobierno federal se empeñe atacando y haciendo, la Constitución no se la quita nadie a la Ciudad de México”, dijo.

Luego de inaugurar el Laboratorio de Revisión de Obras, Mancera Espinosa adelantó que su gobierno será respetuoso de la resolución de la Corte, pues confió en que le dará la razón porque la Carta Magna contiene temas avanzados. Incluso, comentó que podría pedir que se adecue primero la Constitución federal.

Por su parte, Alejandro Encinas, calificó como “una puñalada trapera” las impugnaciones promovidas por el gobierno federal. Agregó que se trata de acciones políticas, no jurídicas promovidas por las “enormes resistencias que hay a los cambios. Aquí, efectivamente,  se afectan intereses”.

Aseguró que, como el PRI y otros diputados perdieron el debate en el pleno de la Constituyente, ahora quieren retirar los avances por otras vías. “Es inadmisible ver a la Procuraduría erigida como en el Torquemada, en la Santa Inquisición de la Ciudad de México, contra los avances que implica el reconocimiento amplio de derechos humanos,  su exigibilidad, su justiciabilidad”.

El senador negó que la Constitución capitalina contravenga a la Constitución General de la República; pues “están claramente limitadas las facultades, competencias y concurrencias de los órdenes federal y local”.

 

Comentarios