“La dirigencia del PRD quiere aliarse con el PAN”: Miguel Barbosa

En plena disputa con la dirigencia del PRD por la coordinación de los senadores, Miguel Barbosa explica a Proceso por qué manifestó su apoyo a la aspiración presidencial de Andrés Manuel López Obrador y los escenarios políticos en que se inscribe. Entre éstos, revela que desde hace tiempo “la alta burocracia” perredista se prepara para sumarse al PAN en los comicios por la Presidencia y por la jefatura de gobierno de la Ciudad de México.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El último día de febrero, el coordinador de la bancada del PRD en el Senado, Miguel Barbosa Huerta, anunció en conferencia de prensa su apoyo a la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador para 2018 y anunció que parte de los 19 integrantes del grupo parlamentario seguirían su camino en marzo.

Una semana antes se reunieron representantes del gobierno de Miguel Ángel Mancera, encabezados por su polémico secretario de Movilidad, Héctor Serrano, y acordaron remover al legislador poblano que coordina la bancada desde 2012.

Esto aceleró la decisión de Barbosa, que provocó una nueva y severa crisis interna del PRD, además de confrontar a su dirigencia, encabezada por Alejandra Barrales, con la Mesa Directiva del Senado, presidida por Pablo Escudero, del PVEM.

“Lo que hice fue detonar un debate que tiene la base militante del PRD desde hace años: apoyar o no a López Obrador. El debate es de fondo: qué papel debe jugar el PRD para 2018. Lo de menos es si soy o no coordinador. El problema es que la alta burocracia del partido no quería que este debate se ventilara públicamente”, afirma Barbosa en entrevista con Proceso.

–¿Por qué se la quieren cobrar con la coordinación?

–Porque provoqué la reacción de los enemigos de López Obrador que controlan el partido, quienes pretenden llevarnos a ser aliados del PAN en 2018 o tener un candidato débil, pero que le quite algunos puntos a López Obrador.

“Me voy a ir de la coordinación, pero no cuando ellos quieran. Y hasta ahora ni todo su poder les ha alcanzado para sacarme. Las presiones han sido muy fuertes: sacaron a todos los gobernadores del PRD como Silvano Aureoles, Graco Ramírez y el jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera a desconocerme”.

El lunes 7, por 15 votos a favor y cinco en contra, el CEN perredista decidió suspender los derechos partidistas de Barbosa “por conductas graves” y removerlo de la coordinación de la bancada. La dirigencia nacional designó para sustituirlo a Dolores Padierna, hasta entonces vicecoordinadora de la bancada.

A su vez, Barbosa interpuso ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación un juicio de protección de sus derechos. Argumentó que no se le dio el derecho de audiencia y que los estatutos vigentes del PRD no son retroactivos, y él fue ratificado por unanimidad como coordinador en agosto de 2015, mientras que los estatutos entraron en vigencia en septiembre del mismo año.

De los 19 legisladores del PRD, 15 expresaron su apoyo a Barbosa el jueves 9, en un documento enviado a la Mesa Directiva del Senado, en tanto que sólo cuatro respaldan la designación de Padierna. La dirigencia del PRD argumenta que de los 15 que apoyaron a Barbosa, nueve ya no militan en el PRD.

(Fragmento del reportaje que se publica en la revista Proceso 2106, ya en circulación)

Comentarios