Inhabilitan dos años a Artur Mas por consulta soberanista de Cataluña

MADRID (apro).— El Tribunal Supremo de Justicia de Cataluña condenó este lunes al expresidente de la Generalitat Artur Mas a dos años de inhabilitación por desobedecer al Tribunal Constitucional y celebrar la consulta sobre la independencia del 9 de noviembre de 2014.

La sentencia también condenó a la entonces vicepresidenta Joana Ortega, a un año y nueve meses, y a la exconsejera de Enseñanza, por el uso de los colegios catalanes para dicha consulta, en calidad de cooperadoras necesarias del delito de desobediencia.

La sentencia no es firme, por tanto, las defensas de los tres sentenciados anunciaron que piensan impugnar la decisión ante el Tribunal Supremo.

Los tres fueron absueltos por el delito de prevaricación, que implicaba una mayor pena de inhabilitación.

Esta decisión les impediría presentarse como candidatos a algún cargo público en próximas elecciones. La única de las tres que actualmente ejerce cargo público es Irene Rigau, quien es diputada de Junts pel Sí en el parlamento Catalán.

Esta sentencia de inhabilitación incluye el pago de una multa de 36 mil 500 euros para Artur Mas, por ser un “autor material del delito de desobediencia”

Según el tribunal, Artur Mas convocó el “proceso de participación” que fue suspendido el 4 de noviembre por el Tribunal Constitucional, ya que era el “destinatario directo” de la resolución del Constitucional

En la sentencia, de 98 páginas, se advierte que Artur Mas tenía “un perfecto conocimiento del contenido y efectos” de esa resolución, Más “nada hizo”.

Señala que el exejecutivo catalán “omitió toda decisión o actividad encaminada a suspender o paralizar las actuaciones que conocía ya emprendidas”, para poner en marcha la consulta.

Comentarios