Accidentada vive siete años de acoso laboral en Aduana de Lázaro Cárdenas

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Después de responsabilizar a las autoridades del Servicio de Administración Tributaria (SAT) de la Aduana de Lázaro Cárdenas, Michoacán, por un accidente automovilístico en el que perdió la mitad del cráneo, Magdelin Guzmán denunció que desde el 2010 ha sufrido acoso laboral en su área de trabajo.

En entrevista con Apro detalló su caso, el cual se ha recrudecido en siete años por las denuncias que presentó, dijo, ante la Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de la Función Pública (SFP) respecto de “intereses no muy gratos y decisiones mal tomadas por parte de la general de Aduanas”.

El 2 de marzo pasado, Magdelin Guzmán dio a conocer su caso en la Cámara de Diputados, en el marco del Consejo Federal Ejecutivo Nacional e Internacional del Frente Mexicano Pro Derechos Humanos AC. Mensajero de Paz de las Naciones Unidas. Expuso el tema: La honestidad y transparencia te hacen vulnerable como empleada del SAT.

“Es mi caso en particular, aunque no es limitativo de un sola dependencia gubernamental, pero para el caso en concreto expondré exclusivamente de mi experiencia como empleada del SAT sobre las violaciones a mis derechos humanos, laborales, abuso de poder, violencia política, acoso y hostigamiento laboral, amenazas, difamaciones y calumnias, señaló en ese momento.

Relató que ingresó al SAT el 1 de marzo de 2010, en la Aduana de Lázaro Cárdenas Michoacán. El 24 de julio de ese año sufrió un accidente en el que perdió la mitad del cráneo. “Desde ahí empecé a sufrir, básicamente desde el accidente, mi situación laboral en el SAT se volvió discriminatoria y hostil”, se quejó.

“Saliendo de la Aduana de Lázaro Cárdenas, Michoacán, iba a mi domicilio y una llanta del coche tronó y tuve el accidente donde perdí básicamente la mitad del cráneo y prácticamente me dejaron abandonada ahí. Me rescató la Cruz Roja, me regresó a Lázaro Cárdenas, Michoacán, donde no hay aparatos para tomar tomografías, no hay neurocirujanos, no hay unidad de cuidados intensivos y yo tenía un traumatismo craneoencefálico severo”, recordó.

Relató que estuvo en coma y el SAT no la apoyó “en nada”. En ese momento estaba como administrador general de aduanas Gerardo Perdomo Sanciprián y tampoco tuvo apoyo, denunció.

“Como tenía que terminar mis tratamientos médicos, me dirigí a la Dirección Central Aduanera para entablar una conversación y me pudiesen apoyar, decían que si quería un cambio a la Ciudad de México tenía que firmar el perdón a la persona que venía manejando, y yo simplemente contesté que cómo iba a perdonar a alguien que me había abandonado ahí y ni siquiera me había reportado como lesionada ante el Ministerio Público”, agregó.

Guzmán pedía apoyo de la Dirección Central Aduanera pero hasta la fecha no lo ha recibido. Destacó que si no hubiera recibido apoyo de algunos compañeros le pasaría como a la mayoría de los trabajadores “que ya están muertos o renuncian” a seguir pidiendo ayuda. “Fue lo peor que pude haber visto, que a pesar de todo, no te apoyan”.

La discriminación que sufrió era que le decían que “no era su responsabilidad” o que ya estaban hartos de su caso. Le impactó la muerte de Celia Catalina, en 2011, quien murió de tres disparos en la Aduana de Piedras Negras; pidió apoyo, se la negaron y falleció. “Era la subadministradora, ella hacía decomisos de droga y desafortunadamente murió”, lamentó.

En su caso, destacó que ni siquiera le dieron la documentación necesaria para pedir la indemnización al Instituto de Seguridad Social y Servicios para los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

“Nunca me dieron nada, jamás me dieron nada y muchas ocasiones intentaron mandarme al polígrafo. Muchas veces. El polígrafo es una herramienta que no es confiable dentro de la institución porque es un elemento que utilizan para despedir a los empleados y es anticonstitucional”, indicó.

Magdelin Guzmán García es licenciada en Comercialización Internacional. El 1 de marzo de 2010 ingresó al Servicio de Administración Tributaria a la Administración General de Aduanas, integrante de la Coordinación de Aduanas Fronterizas/Administración de Operación Aduanera “4” y asesora en el Poder Legislativo en temas fiscales, aduaneros, agrícolas.

Realizó un proyecto de Nueva Ley Aduanera integral, apegada al Convenio de Kyotto y al Marco Safe, en la Comisión de Fomento Económico de la Cámara de Senadores, conjuntamente con Maria Elena Carrillo Pretalia. Es exdirectora General Adjunta de Legislación Aduanera y Comercio Exterior de la Subsecretaria de Ingresos de la SHCP y participó en proyectos de reformas en 2015.

Es analista de la Zonas Económicas Especiales, mujer filantrópica, activista social en pro de la Mujer y de los derechos de los empleados del SAT. Promotora de Inversión para la Agroindustria y desarrollo Turístico.

Las últimas iniciativas de reforma las realizó en conjunto con la Maria Elena Carrillo Pretalia, y las encabezó el senador Juan Alejandro Sanchez Navarro y otros.

Comentarios