Otra vez, PRI y PAN en el Congreso traban dictamen de pastilla abortiva por violación

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por segunda ocasión en menos de una semana, PRI y PAN en el Congreso de la Unión decidieron postergar la aprobación del dictamen que obliga a todos los centros de salud a entregar la pastilla abortiva a las mujeres que se embarazaron tras una agresión sexual, además de que modificaron el texto original, hecho que impedirá dicha práctica en algunos estados del país.

El dictamen aprobado por todos los partidos políticos en la Comisión de Género, excepto el PAN, se refería de manera explícita a la aplicación en todo “el Sistema Nacional de Salud” de la Norma Oficial Mexicana (NOM 046) que permite la entrega de la pastilla abortiva en el caso mencionado.

El tema molestó al PAN quien, avalado por el PRI, eliminó su aprobación del orden del día de la sesión del jueves 9. Ese acto llevó a la toma de tribuna por parte de legisladoras de los otros partidos y la  posterior suspensión de la sesión ordinaria.

Aquel día, los coordinadores parlamentarios acordaron que el tema se aprobaría este martes 14. Sin embargo, de nueva cuenta el tema fue “sacado” de la lista de dictámenes a discutir. Pero no sólo eso, sino que fue modificado sin el conocimiento de PRD y Morena.

Del nuevo documento se eliminaron dos contenidos:

Se sustituyó “Sistema Nacional de Salud”, que incluye a todos los centros de salud privados o públicos, por el de “Secretaría de Salud”. Ello implica que, de aprobarse, los cambios sólo serían obligatorios para los centros de salud públicos. El segundo elemento eliminado de todo el dictamen fue la referencia a la NOM 046.

Además, los diputados hicieron un añadido: “En el caso de embarazo como consecuencia de una violación, las autoridades garantizarán la atención inmediata de servicios médicos para la víctima, en consideración a su propia voluntad, a su estado de salud y a lo que disponga la ley”.

Lo anterior implicaría que sólo en los estados donde se permita el aborto por violación se podría aplicar la NOM 046; es decir, en las entidades donde se considera el derecho a la vida “desde la concepción”, no podría aplicar.

Cambios de última hora

Los cambios fueron realizados de última hora la mañana de este martes. En ellos participaron sólo los integrantes de la Mesa Directiva de la Comisión de Género, nunca la Comisión en pleno. Las convocatorias fueron enviadas a las 11 de la noche del lunes, lo que hizo imposible que, por ejemplo, diputados del PRD pudieran llegar a la sesión de la mañana.

El tema generó malestar no sólo en el PAN, sino también en el Partido Encuentro Social (PES) el cual, desde temprano, colocó en las curules de los 500 diputados una cartilla que establecía seis puntos por los cuales se debe “rechazar” el dictamen y lo “inaceptable” de la NOM 046.

Al reverso de la cartilla, aparecía un bebé sobre las dos manos de un hombre con las leyendas: #NiUNAmenos y #PESesVida #PESesFamilia”.

A su vez, el PAN convocó a organizaciones como la Asociación Pasos por la Vida, de corte conservador, para exponer en conferencia de prensa su rechazo a la inclusión de la NOM 046 en el dictamen de la Ley General de Acceso delas Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

El añadido de última hora al dictamen ya aprobado en la Comisión de Género no lo conocían todos los integrantes de dicha comisión, por lo que a la hora de votarlo, diputadas de PRD, MC y Morena denunciaron el “albazo” y exigieron retirarlo de la votación hasta que se estudiaran los alcances de la modificación.

Y mientras la oposición denunciaba el desconocimiento de los cambios, la panista Cecilia Romero dio a conocer en conferencia de prensa una parte de lo ya negociado con el PRI y anunció que tales cambios serían defendidos a la hora de la discusión.

Benévolo, el vicecoordinador del PRI, Jorge Carlos Ramírez Marín, aceptó trasladar la votación para el próximo jueves 16 y dar así tiempo para que se conozcan los cambios y evitar acusaciones de “negociaciones en lo oscurito” o generar “suspicacias”.

La propuesta fue aprobada por el pleno y, de nueva cuenta, los cambios a la ley fueron pospuestos a una nueva sesión ordinaria, aunque ahora se presentará un nuevo dictamen traducido en “añadido” o adendum que da un paso atrás en los derechos de las mujeres.

Luego del acuerdo para votar en la sesión del jueves, la vocera del PRD, Cristina Gaytán, advirtió en conferencia de prensa que “los derechos de las mujeres no se negocian”, sino que se respetan.

Denunció que PRI y PAN podrían estar negociando tales modificaciones como una “moneda de cambio” para que el PAN le avale al PRI la nueva Ley de Seguridad Interior.

Comentarios