Gobierno de Durango gastó 30 mdp en remodelar estadio de beisbol que no será utilizado este año

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobierno de Durango ha invertido más de 30 millones de pesos en la remodelación del estadio de beisbol de Generales de Durango, sin embargo, el equipo no jugará la temporada 2017 de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB).

Apro dio a conocer el domingo pasado que la campaña se jugaría con 15 equipos porque el inmueble aún no está listo y su dueño, Virgilio Ruiz, pasa por problemas financieros y no tiene la capacidad económica para encarar el calendario de más de 100 partidos.

A 16 días del inicio de la campaña, el estadio sigue en obra negra, ni siquiera se ha colocado el pasto, la directiva del equipo no ha dado a conocer el roster de jugadores, los peloteros no están haciendo pretemporada y no ha iniciado la venta de abonos.

Sin embargo, el director del Instituto Estatal del Deporte del estado de Durango, Alejandro Álvarez, asegura que el gobierno del panista José Rosas Aispuro sí ha cumplido con el cuaderno de cargos de la LMB y que incluso las supera pues el pasto –en el cual se invirtió más de 8 millones de pesos- es del “tipo de los estadios de Grandes Ligas”.

El sábado pasado, en Guadalajara, previo a la jornada del Clásico Mundial de Beisbol, Virgilio Ruiz se reunió en el hotel Quinta Real con el presidente de la LMB, Plinio Escalante, y con un grupo de dueños y presidentes de los clubes de la Liga, ante quienes expuso los retrasos de las obras.

La LMB ya había enviado a su gerente operativo, Néstor Alva Brito, a verificar el avance y el reporte que presentó indica que concluirlas tomará entre 80 y 90 días más, lo cual hace imposible que Durango juegue esta campaña. La simple colocación del pasto natural, por ejemplo, necesita de entre mes y medio y dos meses para que quede perfectamente enraizado.

En entrevista con Apro, Alejandro Álvarez insiste en que el estadio estará listo para el 30 de marzo y que el primer juego como local de Generales de Durango será el 18 de abril, justamente para que mientras el equipo está de gira jugando en otras plazas concluyan las obras.

Álvarez informó que las obras comenzaron a principios de enero, es decir dos meses después de lo programado. Cuando en noviembre de 2016 Virgilio Ruiz anunció que se llevaría a los Delfines de Ciudad del Carmen a Durango, dijo también que los trabajos de remodelación comenzarían de inmediato.

En la asamblea de la LMB, que se realizó el 1 de noviembre de 2016 en Monterrey, se aprobó el cambio de sede. Ahí, Virgilio Ruiz Isassi dio a conocer que seguiría siendo el dueño del equipo con el apoyo del gobierno del estado de Durango, que encabeza el panista José Rosas Aispuro, quien incluso mandó una carta a la LMB en la que se comprometió a otorgar su respaldo.

El director del deporte dijo que el gobierno de José Rosas Aispuro se comprometió a remodelar el estadio y a hablar con empresarios locales para que patrocinen el equipo, pero no a inyectar recursos para su operación y mantenimiento.

“El gobierno no tiene para pagar el equipo. En ningún momento dijimos que nos encargaríamos de la manutención. El gobierno cumplirá con su parte que es remodelar el estadio y la ayuda de acercarle a los patrocinadores. El gobernador está en un plan de austeridad por el desfalco de más de 15 mil millones de pesos de la administración pasada, y apenas estamos pagando las deudas de proveedores de más de 3 mil millones de pesos”.

Álvarez leyó a la reportera la carta enviada en la que Rosas Aispuro planteó a la LMB que en virtud de que desde hace 37 años no hay un equipo profesional de beisbol, los Delfines de Ciudad del Carmen se mudarán a Durango para jugar en el estadio Francisco Villa.

“Cabe mencionar que, en la medida de lo posible, y siguiendo los protocolos establecidos parta tal efecto, solicitaré que la representación del Instituto Estatal del Deporte gestione con los distintos actores, tanto sociales como empresariales, los fondos necesarios que incentiven los patrocinios y demás estrategias de apoyo para hacer sostenible y sustentable que un equipo como Delfines de Ciudad del Carmen tengan su sede en Durango. Para ello, reiteramos los siguientes apoyos: la remodelación del estadio Francisco Villa con capacidad para 9 mil espectadores para desarrollar la temporada 2017 de la LMB”.

En la última asamblea de LMB, realizada el 24 de febrero, Ruiz Isaasi explicó a los medios de comunicación que la inversión en el proyecto Generales de Durango sería mixta, es decir, con dinero del empresario y del gobierno. Lo cual, no concuerda con la versión de Alejandro Álvarez.

-¿El gobierno del estado tiene la certeza de que el señor Virgilio Ruiz tiene la capacidad financiera para que el equipo opere?

-El tema financiero del Ingeniero Virgilio Ruiz es de él, no mío. Nunca le he preguntado cuánto dinero tiene en empresas, carros o bienes.

-¿No es riesgoso para el gobierno no verificar si el empresario tiene recursos para operar e invertir más de 30 millones de pesos en remodelar un estadio que no saben si usarán? ¿Qué pasa si no tiene suficiente dinero?

-Es una persona de palabra y no creo que va a poner su prestigio como empresario. Estuve en su oficina de la empresa Grupo Hegemonía, en Ciudad del Carmen; estuve con el gobernador del estado, Alejandro Moreno, y se expresó muy bien de Virgilio Ruiz. Yo no voy a dudar de él. No me meto en su historial económico. Yo digo que es una falta de respeto meterme en sus finanzas. No creo que tenga un problema económico y no veo ningún problema.

“El año pasado tenía un equipo en Ciudad del Carmen y no tenía problemas económicos. Yo no sé si tiene (dinero) para Generales; deja que pase (que no cuente con recursos). Se le da el voto de confianza”.

Según Álvarez, hasta ahora él ha sentado al presidente ejecutivo, Julio César Galera, con Coca Cola, Comex, Heineken, Corona, Telcel y con los dueños de tres grupos hoteleros de la región, pero no sabe si ya se cerró algún patrocinio.

“Yo soy como su bróker. Le presento a la gente y que ellos hagan los amarres. Yo no le voy a preguntar cuánto te van a dar o con cuánto te van a patrocinar. En Durango hace años no hay deporte profesional y creo que muchos empresarios tienen la visión de que debe haber deporte profesional para crear ídolos”, aseguró el funcionario.

Como no está listo el estadio, tampoco se firmó el convenio de comodato mediante el cual el gobierno del estado cedería de forma gratuita durante cinco meses el uso del Francisco Villa. Álvarez dijo que el convenio se renovará cada año.

-¿El gobierno no está dispuesto a ayudar a pagar salarios de jugadores, viajes, hospedaje, alimentación?

-No, ¿cómo crees? Sería una falta de respeto para la misma ciudadanía duranguense. Nosotros nos comprometemos a tener un estadio como lo marca la LMB y en aptas condiciones. Lo que haga Virgilio Ruiz con su presidente es cosa de ellos. Lo que quiero dejar claro es que el gobierno nunca le ha quitado el apoyo. Bueno, no sé de dónde salió que el gobierno iba a mantener al equipo.

Cuando Virgilio Ruiz anunció que Delfines de Ciudad del Carmen se marchaban a Durango, confesó que la situación económica lo empujó. Detalló que la incertidumbre económica que impera en la región, no dejó exento de sus estragos a Grupo Hegemonía que hizo todo esfuerzo posible para mantener al equipo ahí –había dicho que se quedaría 100 años- pero que se tornó insostenible seguir operando.

“Necesitábamos cerca de 85 millones de pesos en una temporada, y no es posible alcanzar esa cifra. No quisimos arriesgarnos y mejor buscamos otra plaza. Así es el beisbol, si no es negocio qué le hacemos. No puedo arriesgar el patrimonio familiar”, declaró.

El próximo 25 de marzo, la LMB realizará una última inspección al estadio.

Hasta ahora, ni la LMB ni Virgilio Ruiz han informado al gobierno del estado que Generales de Durango no jugará la campaña 2017.

Acerca del autor

Estudió Ciencias de la Comunicación y Letras y Literatura Hispánica en la UNAM. Fue reportera de información general en los noticieros Monitor de InfoRed. Desde 2000 ha sido reportera y conductora de deportes en distintos medios radiofónicos y televisivos. Actualmente estudia la Maestría en Periodismo y Asuntos Públicos en el CIDE.

Comentarios