Abren al público el legado del antropólogo Arturo Romano Pacheco

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El acervo bibliográfico y documental del antropólogo Arturo Romano Pacheco, quien entre 1974 y 1981 dirigió las excavaciones en el extemplo de San Jerónimo, en el Centro Histórico, y como resultado de éstas identificó los restos de sor Juana Inés de la Cruz, fue abierto a la consulta pública en la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia (BNAH).

El legado del antropólogo físico, quien nació el 29 de septiembre de 1921 y falleció el 16 de marzo de 2015, a la edad de 93 años, consta de más de 3 mil 327 libros, 2 mil 318 revistas y mil 694 documentos, entre los que destaca correspondencia con algunos de sus colegas como Alfonso Caso, descubridor de la Tumba 7 en Monte Albán, y Alberto Ruz Lhuillier, con el cual trabajó el estudio de los restos óseos del gobernante maya Pakal.

En un comunicado, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) precisó que la suma de 7 mil 339 volúmenes, que desde finales de 2015 se depositaron en la BNAH, abordan temas tan diversos como las técnicas de excavación, prácticas funerarias, deformación craneal, zonas arqueológicas y la fotografía antropológica, que cultivó el mismo Romano Pacheco desde su época de estudiante.

Miembro fundador de la Academia Mexicana de Criminalística y exjefe del Departamento de Antropología Física del INAH, así como del Departamento de Prehistoria e investigador emérito de dicho instituto hasta su fallecimiento, el antropólogo sostuvo correspondencia con Fernando Cámara Barbachano, con quien colaboró en la investigación en la Isla de Jaina, en Campeche.

En su intercambio epistolar con Alfonso Caso abordan temas como la tumba de Cuahtémoc en Ixcateopan, Guerrero.
También se resguardan ahora y pueden consultarse los borradores de sus investigaciones en el Tamuín, San Luis Potosí, y Tlatilco, Estado de México.

En su acervo hemerográfico hay revistas de Estados Unidos, Europa, América Latina y México, entre ellas los títulos Historia Mexicana, Antropología e Historia de Guatemala, Anales de Antropología, American Journal of Physical Anthropology, Acta Antropológica, Revue Anthropologique, American Museum Novitates, Boletín de Antropología Americana y Revista Mexicana de Estudios Antropológicos.

En cuanto a la colección bibliográfica, el subdirector de archivos de la BNAH, José Guadalupe Martínez García, señaló que no es extensa pero tiene el gran valor de ser especializada:

“Él seleccionaba las publicaciones que le interesaban y que le ayudaban a construir el contexto de sus investigaciones; yo no tuve la oportunidad de conocerlo, pero al adentrarme en su biblioteca de inmediato me imagino al personaje que identificó los restos óseos de Francisco Javier Clavijero, en Bolonia, Italia; de la Reina Roja en Palenque, Chiapas, y los atribuidos a Sor Juana Inés de la Cruz, entre otros”.

Describió que la biblioteca ocupaba tres habitaciones de la casa del investigador en la colonia Roma. En su sala resguardaba los documentos de mayor interés, entre ellos 23 libros del siglo XVIII sobre historia, regiones y botánica de México. Sobresale una segunda edición de La Historia Antigua de México, de Francisco Javier Clavijero.

Tras destacar que Romano Pacheco fue un pilar de la antropología en México y exploró sitios como Palenque, Chiapas; Cerro Guacamaya, Yolox, Yagul y Zaachila, Oaxaca; e Isla de Jaina, Campeche, Martínez García se refirió también a un acervo de más de 50 mil imágenes antropológicas y forenses, en soportes negativos, positivos y diapositivas, donadas por la familia del investigador emérito a la Dirección de Antropología Física del INAH.

Aunque el acervo ya está inventariado y a disposición de investigadores y público en general, se trabajará en breve con las fichas catalográficas y se marcará cada uno de los volúmenes con un ex libris diseñado por la BNAH, donde aparece el acróbata de Tlatilco, encontrada en la última temporada de trabajo en este sitio.

Comentarios