Trump exhibirá a autoridades locales que no cooperen en la detención de indocumentados

WASHINGTON (apro).- El Departamento de Seguridad Interior (DHS) anunció que exhibirá en un reporte semanal a las jurisdicciones estatales y locales que no cooperen con la ubicación y detención de inmigrantes indocumentados, criminales y extranjeros con antecedentes penales, para que sean deportados a sus países de origen.

“Este reporte que se emitirá semanalmente mostrará a las jurisdicciones que decidan cooperar con el Buró de Inmigración y Aduanas (ICE) respecto de las peticiones de detención o notificación de personas bajo su custodia que potencialmente pongan en peligro a los estadunidenses”, informó el DHS en un comunicado de prensa.

El informe semanal que será entregado a Trump (con el título: “Declined Detainer Outcome Report”) contendrá el listado de las jurisdicciones locales y estatales que no entreguen la información de las personas extranjeras que han arrestado por cargos “criminales locales”, o que se encuentran bajo su custodia local por otros motivos, “pero que sean sujetos de una causa probable en poder de ICE (inmigrantes indocumentados) para que puedan ser removidos de Estados Unidos”.

El Departamento de Seguridad Interior anotó en el comunicado que la cooperación de ICE con las autoridades locales y estatales permite al gobierno federal hacerse cargo de la custodia de un extranjero con causa probable para ser deportado.

“Cuando las agencias de la aplicación de la ley eluden el cumplimiento de las leyes de inmigración y ponen en libertad a criminales peligrosos, socavan la habilidad y cumplimiento de la misión de ICE para proteger a la ciudadanía”, precisó Thomas Homan, director interino de ICE.

El DHS publicó el primer reporte que cubre el periodo del 28 de enero al 3 de febrero pasado, en el que se informa que diez condados (municipios) de diez diferentes estados y que sí colaboran con ICE detuvieron a 157 personas sujetas a su deportación de Estados Unidos. Más del 80% de los detenidos y que serán entregados a los agentes de ICE para su proceso de deportación son mexicanos.

De las 157 personas que el gobierno de Trump sacará de territorio estadunidense, la gran mayoría fueron detenidas por faltas civiles y judiciales menores, como violaciones a las leyes de tránsito, por ebriedad o por peleas con otras personas.

“Seguiremos colaborando con nuestros colegas de las agencias de la aplicación de la ley para garantizar que los inmigrantes indocumentados que poseen una amenaza a nuestras comunidades, no sean puestos en libertad y potencialmente hacerle daño a las personas que viven en nuestras comunidades”, subrayó Homan.

Bajo la orden ejecutiva que Trump firmó el pasado 25 de enero, con el objeto de robustecer las políticas migratorias, se pidió a los gobiernos locales y estatales su cooperación voluntaria para ubicar, detener y eventualmente deportar a los inmigrantes indocumentados y extranjeros que haya cometido delitos o que tengan antecedentes penales.

El Departamento de Seguridad Interior ha advertido a las autoridades locales y estatales que el gobierno federal podría negarles o reducirles los fondos que reciben anualmente de las arcas del gobierno de la Unión Americana.

“Este reporte tiene la intención de proveer al público la información en referencia a las acciones criminales cometidas por extranjeros, en cualquier jurisdicción que ignore o que no cumpla con las peticiones o notificaciones de detención de dichos individuos”, enfatizó la dependencia.

Comentarios