Aparece muerta otra vaquita marina en BC

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó del hallazgo de una vaquita marina (Phocoena sinus) muerta, especie endémica de la que ya quedan pocos ejemplares.

A través de un comunicado, la Profepa detalló que la especie se encontraba en el mar, a 26 kilómetros al norte de San Felipe, Baja California, al interior de la zona de amortiguamiento de la ANP Reserva de la Biosfera Alto Golfo de California y Delta del Rio Colorado (RBAGCDRC).

“En atención al reporte de la ONG SEA SHEPHERD, el ejemplar fue localizado en el punto de las coordenadas geográficas 31º 15.689′ LN y 114º 50.382’LW, en la zona de amortiguamiento de la ANP, lugar donde observaron el cuerpo sin vida del ejemplar de Vaquita Marina”.

Profepa explicó que especialistas inspeccionaron a la especie marina y “constataron que se trata de un ejemplar de vaquita marina de la especie Phocoena sinus, de 145 cm. de longitud, exhibe un avanzado estado de descomposición Nivel 3, presenta desprendimiento de piel y tejidos blando casi disueltos”.

Al parecer se trata de un ejemplar hembra adulta, toda vez que no exhibe genitales y tampoco se logró palpar los mismos al realizar una exploración corporal.

“Se identifica como un cetáceo, perteneciente a la familia de las marsopas, el cual presenta cuerpo completo fácilmente identificable, aun presenta forma de cabeza redondeada y hocico corto, todas ellas características de un ejemplar de este género”.

Añadió que pese a que el organismo encontrado presenta estado avanzado de descomposición nivel 3, sobre su piel se puede apreciar claramente una serie de laceraciones y múltiples heridas punzocortantes profundas y pequeños cortes superficiales, generados por actividad antropogénica.

“Presenta huellas típicas que nos sugieren lo siguiente: las heridas profundas punzocortantes poseen la huella similar a las provocadas por el apuñalamiento con herramienta punzocortante (cuchillo), los pequeños cortes superficiales son similares a los dejados cuando se cortan las redes sobre el cetáceo para desenmallar el monofilamento o cuerda”.

Además, dijo, se pudo apreciar sobre el costado izquierdo largos cortes transversales seriados, similares a las provocadas por la colisión de una hélice de propela, sin embargo, la forma de ellos y su localización pueden sugerir que este mamífero marino se encontraba muerto al momento de ser colisionado.

Profepa indicó que el cadáver será conservado y resguardado en el cuarto refrigerado que posee en Mexicali, Baja California, y a la brevedad se valorará su canalización a algún centro de investigación y estudio científico para que se apliquen los protocolos de análisis correspondientes.

Comentarios