Sedena revira a AMLO: “Infundios”, los señalamientos sobre violaciones a derechos humanos

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En una inusitada respuesta a las críticas del líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) rechazó los “infundios” de que las Fuerzas Armadas cometan violaciones a los derechos humanos en México.

En una conferencia de prensa convocada esta noche, la Sedena salió al paso de las recientes críticas que López Obrador ha hecho al Ejército y a la Marina en relación con graves violaciones a los derechos humanos, como la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa o la ejecución de civiles, presuntos miembros de la delincuencia organizada.

Cuando han existido pruebas de militares como responsables, “se ha investigado, y así queremos que sea antes de levantar infundios”, declaró el general José Carlos Beltrán, director de Derechos Humanos de la Defensa Nacional.

“En la Sedena, ante estas descalificaciones, rechazamos enfática y contundentemente estos señalamientos de diversos orígenes”, enfatizó Beltrán.

El jefe militar en ningún momento se refirió a López Obrador, pero la inesperada conferencia tuvo lugar luego de que el pasado domingo el dirigente opositor aseguró que en su eventual gobierno “no se utilizará al Ejército para reprimir al pueblo”.

“Es momento de que nuestra tolerancia sea mostrada”, declaró el mando encargado de los derechos humanos en la Defensa Nacional.

“Es palpable que las quejas por violaciones a los derechos humanos vienen disminuyendo por la capacitación y sensibilización de los derechos humanos a todos los miembros de las Fuerzas Armadas”, afirmó.

Luego mencionó que en lo que va del actual sexenio, del 2012 a 2016, se ha presentado un 68% menos de quejas. Según el jefe militar, cada queja es investigada y se le da seguimiento.

El general negó que exista reticencia entre los efectivos castrenses para no cometer excesos y cumplir con el respeto a los derechos humanos de acuerdo con los estándares internacionales en la materia.

A mediados de febrero pasado, López Obrador señaló que la Marina había masacrado a jóvenes en Tepic, Nayarit, durante un operativo para detener a un jefe narcotraficante, y la semana pasada, en Nueva York, al ser impugnado por el padre de uno de los normalistas, el tabasqueño aseguró que las preguntas sobre el destino de los 43 estudiantes deben ser hechas al presidente Enrique Peña Nieto y al Ejército.

Comentarios