Televisa y SDP Noticias

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Televisa adquirirá el 50% de las acciones de SDP Noticias, un sitio web de noticias y opinión que consolidó el periodista Federico Arreola.

Como agente económico preponderante, la firma de Emilio Azcárraga está impedida por ley de comprar periódicos diarios, pero no hay obstáculos para que posea medios digitales.

La operación ha generado un debate, en ocasiones muy acalorados, por sus implicaciones políticas, periodísticas y tecnológicas. Quiero sumarme al debate con las siguientes consideraciones:

1. Es obvio decirlo, pero en este tipo de convenios hay una intención comercial o política. Ambas empresas desean generar más flujos de visitantes al robustecer el servicio con los aportes de cada una y lograr mejores ingresos. Es lógico. No hay altruismo en acuerdos así. También podría existir una lógica política en vísperas del proceso electoral. Antes y durante los procesos electorales hay flujo mayor de recursos en medios de comunicación, particularmente en internet, y estas firmas lo saben. Ahora Televisa cuenta con una plataforma adicional para incorporarla en sus paquetes publicitarios.

2. Si bien se ha dicho que SDP Noticias seguirá con su línea editorial independiente y crítica porque esa es su fortaleza y en eso radica su valor, nadie puede asegurar que así continúe, salvo que así esté establecido en el contrato ¿lo está? Por lo tanto, hay una pregunta obligada: ¿quién definirá la agenda informativa del medio digital? ¿Televisa, Federico Arreola o será un trabajo conjunto? Saberlo es interesante porque los intereses de Televisa pesan mucho en el momento de elegir determinadas coberturas periodísticas y su tratamiento. Y esto podría incidir en la aceptación y credibilidad de SDP Noticias.

3. Ligado al hecho anterior, la experiencia ha demostrado, en muchas ocasiones, que en este tipo de alianzas pueden desaparecer o marginarse ciertos temas para su tratamiento periodístico. Así ocurrió en El Universal, donde se desarrolló en los años 2005 y 2006 un inusual combate a la denominada “ley Televisa”. Después vendría un periodo de “paz”, producto de un acuerdo entre las partes involucradas, que aligeró el tratamiento crítico hacia la televisora, mientras se abrían espacios a columnistas afines a sus intereses. Si esto pudo hacerse sin adquisición de participaciones accionarias, la lógica nos lleva a considerar que los compromisos son mayores cuando hay dinero de por medio.

4. SDP Noticias forjó su reconocimiento y aceptación inicial en la figura de Andrés Manuel López Obrador, así como en su postura política en torno de los monopolios mediáticos y su fuerte cuestionamiento a las inequidades en los procesos electorales. De hecho, muchos seguimos identificando al portal como el Sendero del Peje. Por eso, a muchos no gusta su alianza con Televisa porque sería ir en contra de los factores que le dieron origen y dar entrada a una empresa que durante décadas ha utilizado los noticiarios como espacios de persuasión política en beneficio de algunos partidos políticos o candidatos.
Habrá quienes por esta razón se alejen del sitio, pero también quienes consideren que le viene bien un aliado como Televisa para impulsar nuevos temas en la agenda informativa, más contenidos y abrir una cantidad mayor de espacios para la opinión, lo que a la larga robustece al medio periodístico.

5. Por mi especialidad, yo consulto los videocomentarios de la doctora Clara Luz Álvarez y leo la columna del doctor Ernesto Villanueva en SDP Noticias; ella y él son dos de los mayores expertos en derecho de la información y telecomunicaciones, respectivamente. Sus colaboraciones son siempre de lectura obligada. Supongo que ambos continuarán grabando y escribiendo para el medio digital, incluso cuando se refieran a Televisa y sus intereses. Además de esta estabilidad, uno desea para ellos y en general para todos los reporteros, redactores y columnistas del portal que mejoren sus condiciones laborales. Las operaciones entre empresas debiesen repercutir en condiciones más dignas para sus trabajadores, más aún en un gremio tan castigado económicamente como el de los periodistas. Si esta alianza es para mantener y crear nuevas fuentes de empleo, bajo un clima de ejercicio pleno de libertad de expresión y mayores prestaciones laborales, mis felicitaciones. Si no, entonces es una transición que no será benéfica para todos.

6. Lo que no es buena noticia es que, independientemente de las “bondades” convergentes o de nuevos servicios de este tipo de concentraciones, los medios independientes disminuyen y aumenta la concentración. Cierto, puede haber muchos más medios digitales como el creado por SDP Noticias, pero su construcción y fortalecimiento no es un proceso que se logre de la noche a la mañana. En eso radica el atractivo de este portal, ya que pudo, sin los grandes capitales provenientes de los empresarios mediáticos, convertirse en una opción periodística en internet con recursos audiovisuales e informativos que no se encuentran en otros medios. Ahora ya comparte su propiedad con una de las empresas que más poseen infraestructura en televisión abierta y de paga, así como telecomunicaciones. Como dice Tim Wu, profesor de la Universidad de Columbia, quien controla las redes tiene el interruptor principal y más poder sobre la información.

7. Para ganar credibilidad, estas operaciones deben ir acompañadas con más acciones contundentes a favor del periodismo de calidad, el respeto a los usuarios y los lectores. Con el mismo entusiasmo con el que se anuncian los beneficios de los nuevos servicios convergentes, uno esperaría que se instalaran consejos editoriales, defensorías de los lectores o un Código de Ética. Nada de eso hemos visto. ¿Por qué tanta resistencia a estos y otros mecanismos de autorregulación? ¿no sería una iniciativa que podría marcar una diferencia y dar una mayor confianza a los visitantes de este sitio que ven con escepticismo su alianza con Televisa, tan reacia a autorregularse?

Mucho espacio se ha dedicado a esta concentración. En una de esas, es totalmente irrelevante y anodina. Es una opción. En la historia hay innumerables alianzas sin resultados. En las manos de quienes encabezan las firmas está marcar una diferencia y demostrar que se puede hacer periodismo independiente, de calidad y plural sin la presión de una empresa con poderosos intereses económicos y políticos en juego. (Publicado en Sin Embargo)

@telecomymedios

Comentarios