PANAMA PAPERS GANA PULITZER

Artistas homenajean a Jesús Urbieta (1959-1997) con muestra en Oaxaca

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Espacio Escultórico La Telaraña, en Oaxaca, es sede de una exposición dedicada al artista Jorge Urbieta (1959-1997) con motivo de los 20 años de su deceso, ya que su prolífica obra inspiró a artistas de ese estado para rendirle homenaje con la muestra Es mi vida ¿es bonita o no? Homenaje a Jesús Urbieta.

Así el Dr. Lakra, Chu Huiini (hijo del homenajeado), Sabino Guisu, José Ángel Santiago, Yuma Díaz, Rodrigo Vásquez, Óscar de las Flores, Lucio Santiago y Sabino López exponen en el lugar desde este sábado 25 con instalaciones y esculturas.

Urbieta, quien nació el 27 de marzo de 1959 en Juchitán, en el Istmo de Tehuantepec, se formó en la Casa de la Cultura de Juchitán y, una vez que se mudó la Ciudad de México, asistió a la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda”.

Destacó en las artes plásticas y entre los reconocimientos que obtuvo se encuentran la Gran Paleta de Oro en el XXVI Festival Internacional de Pintura del Castillo-Museo Grimaldi en Cagnes-Sur Mer, Francia (1994); el Premio de Adquisición en el noveno Encuentro Nacional de Arte Joven en Aguascalientes, y el Premio Marco de Monterrey.

Trabajó con las galerías Rodríguez Caramazana y Óscar Román, este último indicó en un texto que si bien Jesús Urbieta tuvo una vida corta, fue muy productivo dejando un legado que incluye pintura, escultura, acuarela, grabado, gráfica e incluso poesía, la novela y la música. Además creó la Fundación Guiée Xhúuba dedicada a promover la cultura en la región.

Según detallo Román:

“En su pintura, Jesús Urbieta muestra una fuerza de expresión que echa mano de sus vivencias ricas en narración de su mundo lleno de mitos y sueños, los cuales fortalece con una delicada línea de su dibujo que suele marcar en una silueta donde el cuerpo y el paisaje retoman una parte fantasiosa que se remonta a personajes como el tlacuache, de aves con plumajes de colores y donde siempre aparece un personaje que resulta inquietante por ser mitad hombre y mitad animal, bien podría ser brujo y filósofo, o chamán y protector de la naturaleza”, detalló Román.

Urbieta falleció el 21 de marzo de 1997 en esta ciudad.

Es mi vida ¿es bonita o no? Homenaje a Jesús Urbieta se encuentra en el Espacio Escultórico La Telaraña, en Venustiano Carranza 214, colonia Miguel Alemán, Oaxaca.

Acerca del autor

Licenciada en Ciencias de la Comunicación (2005) con Diplomado en Relaciones Públicas (2014), habla inglés y francés, amante del cine y los idiomas. Se inició como reportera de deportes en su natal Veracruz, y luego en publicaciones de la Editorial Vía Satélite de la Ciudad de México. Forma parte de la Sección de Cultura y Espectáculos de Proceso desde 2007.

Comentarios